Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-18, 10:59 pm

La sensación del viento jugar con las telas de mi ropa me ataban a la nueva realidad que vivíamos, por gusto o no casi la mayoría del centro se encontraba de “vacaciones” en esta isla, disfrutando y de alguna forma haciéndolos olvidar todo el daño que se causo un par de meses atrás. Era la manera que tenía el director de pagar su error o al menos eso daba a entender, la verdad que poco importaba si algo bueno podía sacarse era el estar alejada de toda esa mierda, el recuerdo palpante en cada rincón del centro, manteniéndote atento a cada movimiento, cuidando aun mas las espaldas antes de que otro idiota quisiera usarte como un conejillo de indias. Horas de viaje y la ansiedad podía sentirse en el ambiente, cada interno esperaba emocionado que lugar donde pasaríamos los siguientes días realmente fueran tranquilos. Y tan equivocados no estaban, el paisaje que teníamos ante nuestros ojos y el lugar en sí donde nos quedábamos eran atractivos.

No podía esperar a que nos autorizaran para recorrer el lugar, luego del encuentro con Zano y Nemo terminé de arreglar las cosas en el cuarto del hotel y sin pensarlo dos veces mis pies se dirigieron hacia el exterior del edificio, necesitaba observar donde estaba, sentir que estábamos en libertad y que nuevamente las ganas de divertirse estarían presentes bajo cualquier concepto. Abrí la lata de red bull que traía conmigo mientras me dirigía hacia una zona rocosa a un costado del hotel, hasta ahora era la única zona que estaba libre de alguna enfermera o de los guardias que habían acompañado; la idea de lanzarlos por las rocas hasta que desaparecieran en el mar se hacía cada vez mas presentes en este lugar cualquier accidente sería entendible y las sospechas no recaerían en ninguna persona. Punto a favor.

Camine un par de minutos entre las rocas dando ligeros sorbo a la lata antes de dejarme caer prácticamente sobre una roca, el océano en frente y el silencio acompañando, no podía pedir más, ya la gente en si comenzaba a molestarme a la primera provocación terminaba puteando o incluso lanzando golpes sin importar la persona que fuera. Sacudí ligeramente la cabeza, debía apartar todo recuerdo con aquellos días, iba a disfrutar de este lugar sin que nada más importara además todo iba a correr por cuenta del centro así que con mayor razón se debía aprovechar cualquier oportunidad sin que las consecuencias hicieran dudar. Levanté la vista dejando la lata vacía a un costado para observar mi alrededor, entre todas las risas que ocurrieron al momento de llegar no recordaba si le había dicho a Dei de encontrarnos en este lugar, creía que si, sino esperaría un rato antes de ir a buscarlo, si había una persona con la cual las palabras sobraran y aún así la comunicación no se perdía era él y ahora con mayor razón al tenerlo junto a mí.



Última edición por Raven M. Rothstein el 2012-11-08, 9:20 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-19, 6:51 pm

Cuando entre al hotel después de la carrera, moleste a algunos de los empleados y algunos internos lanzándoles golpes en la cabeza como lo había hecho anteriormente cuando me acerque a hablar con dos muchachos del centro. La libertad que teníamos ahora, era algo un tanto especial para los que habíamos pasado encerrados en aquel lugar; de alguna forma nos los debían y esta era una manera de pagar todo el sufrimiento y daño –tanto físico como mental- que nos causaron pero, ahora ya no había que pensar en aquello, si bien tendrían que pagar verdaderamente por aquello pues yo no pensaba quedarme de brazos cruzados, ahora era el momento de disfrutar de los días de relajo que nos habían otorgado. SI he de reconocer que en un principio pensé que era una de sus trampas para traernos a todos y asi torturarnos nuevamente, a medida que pasaron las horas me di cuenta de que realmente era un viaje en el cual nosotros podíamos gozar del ambiente y de la compañía de los demás y eso era bueno, en cierto punto.

Observe el panorama que tenia ante mis ojos detalladamente para grabar en mi memoria cada mínima cosa, hasta la mas pequeña tenia relevancia para mi, era un hermoso lugar, al menos se esforzaron en buscar un buen pasaje para el viaje y eso era bueno. Era la primera vez que me encontraba en este continente; me gustaba viajar pero Africa no habia estado dentro de mis planes por decirlo de alguna manera, pero ahora tenia motivos como para querer visitar otros lugares del continente en el cual ahora me encontraba disfrutando de la tranquilidad que nos daba. Caminando con las manos dentro del bolsillo del pantalón, busque a Raven con la mirada hasta que finalmente la encontré, estaba totalmente relajada sobre una de las tantas rocas del lugar. Camine hasta a ella sin dejar de apreciar el paisaje que tenia frente a mi con una ligera sonrisa en los labios — Hey… — dije antes de acercarme a ella por completo. Me mantuve y extendí mis manos a cada lado sintiendo el viento golpeando contra mi cara, era una sensación fascinante.

Me deje caer a su lado fijando mi mirada en ella. Pase una de mis manos tras la nuca de la chica para atraerla hacia mi y rozar mis labios con los de ella para luego besarla por un momento antes de separarme — Estuve queriendo esto desde hace rato — sonreí de lado mirándola y lleve la vista al frente — Tenemos que reconocer que se tomaron la tarea de buscar un buen lugar — comente tomando una pequeña piedra y lanzarla al agua, vi como dio unos ligeros saltos sobre estas antes de hundirse finalmente. Coloque uno de mis dedos sobre el hombro de la chica para comenzar a picarla tratando de molestarla un poco con eso — ¿Cómo va todo hasta ahora? — pregunte

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-19, 8:01 pm

El silencio del lugar no podía ser más gratificante, el ruido de las olas chocar con las rocas, los murmullos lejanos que cada vez se hacían menos intensos simplemente ayudaban a que me terminara relajando por completo. Cerré los ojos un momento, asimilando que todo lo que ocurría a mi alrededor era cierto, estaba pasando y no se detendría sin poder disfrutar de todo; apoye ambas manos sobre la superficie rocosa inclinando mi cuerpo hacia atrás, dejando que mis piernas terminaran de estirarse lo suficiente para tocar el borde de las rocas que se encontraban algo alejadas. El silencio del lugar se vio interrumpido por una voz que ya conocía a la perfección, sonreí de lado antes de girar mi rostro en su dirección, observe sus movimientos el cómo disfrutaba también del lugar grabando cada momento de la misma manera en que lo hacía yo.

No tuve necesidad de moverme cuando el chico se situó a mi lado, mi vista se poso en la suya dejando que el silencio reinara unos segundos, como siempre sucedía con nosotros, podíamos estar en completo silencio y ninguno le molestaba podíamos entendernos a la perfección con simples miradas. Reprimí una risa cuando acerco mi rostro al suyo rozando nuestros labios para luego juntarlos del todo, volviendo a sentir la calidez de los suyos dejándome deseosa de más dejando que mis manos jugaran con el cuello de su camisa cuando lo tuve pegado a mí. Negué divertida ante sus palabras al momento de separarnos Te tardaste… y me dejas con ganas de más respondí divertida llevando mis manos hacia mi cabello para tomarlo entre ellas y dejarlo caer por mi hombro derecho. Volví la vista al frente desviándola un momento hacia la pequeña piedra que Dei había lanzado, manteniendo mi atención en esta mientras daba pequeños saltos por el agua antes de hundirse por completo Tienes razón, de seguro quieren enmendar las cosas que hicieron antes agregué volviendo a colocar mis manos sobre la roca recogiendo esta vez una de mis piernas. Al menos podremos disfrutar hasta que los pies y los ojos nos exijan descansar. dije riendo por lo bajo recordando los primeros días en Brasil.

Voltee el rostro al sentir sus dedos en mi hombro, sonreí de lado y moví mi cuerpo conforme llegaba el golpe en mi hombro. Hasta ahora bien, viendo quién será la nueva víctima para lanzar al mar esta noche reí al finalizar de hablar. Y ya sabes que Clyde y Bonnie deben dejar su marca agregué levantándome de un salto colocándome frente al chico. Vamos a buscar en que entretenernos, tengo pensado un viaje en lancha para conocer la isla o ir a golpear enfermeras sonreí divertida apoyando mis manos sobre las rodillas del chico para acercarme y atrapar sus labios con mis dientes jalándolos un poco antes de besarlo.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-20, 1:28 am

No me tomo de muchos minutos encontrar a la chica y en cuando la vi, me acerque a ella rápidamente tomando de su nunca para rozar mis labios junto con los de ella. La bese mordiendo su labio inferior con sutileza antes de separarme unos cuantos centímetros de su rostro; sonreí un poco al escuchar sus palabras y asentí ligeramente, tenia cierta razón, me había demorado un poco pero bueno, nada que no se pueda remediar, igual teníamos todo el tiempo que queríamos y sabia que se nos ocurriría alguna idea para pasar los días de relajo entretenidos, siempre encontrábamos la manera de pasarla bien sin importar la circunstancias lo cual era bueno. Observe su rostro por unos segundos antes de volver la vista al mar que tenia frente a mi, las olas iban y venían repetidas veces, acto natural y hasta divise a algunas personas entrando al agua entusiasmados; no reconocí a ninguno de ellos por lo que supuse que los internos del centro aun seguían en el hotel, al menos la gran mayoría. Volví a mirarla prestando atención a lo que decía

Estaba de acuerdo con lo que ella comentaba, aun asi, era algo molesto para mi el que fingieran que nada nos ocurrió durante nuestra estadía en aquel lugar desconocido; nadie podría olvidarlo fácilmente por mas que nos llenaran de viajes todos los días de nuestras vidas — Aun asi, debemos vengarnos por aquello ¿no crees? — dije sin mas, lance unas cuantas piedras mas con fuerza para ver como daban leves saltas, hasta creí ver que una de las piedras impacto contra la cabeza de un tipo, solo me reí por lo bajo al ver que no tenia idea de donde provenía aquella piedra. Asentí repetidas veces ante lo que dijo y levante uno de mis brazos demostrando entusiasmo — ¡Estoy de acuerdo con eso! Beber, tomar pastillas hasta perder la razón. — levante la voz antes de reír un poco mas. De que la diversión no faltaría, eso era un hecho, asi fuera a expensas de otras personas iba a pasar un buen rato en este lugar, consideraba que me lo merecía después de todo lo ocurrido.

Continúe picando su hombro con mayor determinación en cuanto se comenzó a moverse, aun asi no me detuve y proseguí haciéndolo. Volví a mirarla, ¿dejar una marca? Eso ni se tenia que decir, era mas que claro que lo haríamos de todas formas sin importar nada. Lleve una de mis manos sobre mi frente, el calor que hacia era demasiado pero no molestaba del todo — De eso no hay duda, siempre hacemos eso de todos modos, nada se interpone... — le respondí. La observe colocarse frente a mi y pase uno de mis dedos sobre la punta de su nariz para presionarla levemente — O podemos hacer ambos, solo es cuestión de tiempo — sonreí de lado al escucha sus opciones de entretenimiento. Pase mi lengua por la comisura de sus labios cuando tomo mi labio inferior entre sus dientes y me acerque un poco mas a ella para tomar su rostro y besarla con intensidad; introduje mi lengua dentro de su boca para buscar la suya y asi jugar por un momento — Vamos a buscar una lancha y una enfermera — le dije mirándola. Me levante sacudiendo un poco mis prendas y extendí mi mano hacia a ella para comenzar con la búsqueda, cualquiera que encontraramos primero, hasta podiamos pasear a la enfermera antes de lanzarla al mar junto a los peces.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-20, 9:04 am

Asentí enseguida ante sus palabras, claro que debían pagar por todo el daño causado, eso era algo seguro; nadie podía quedarse de brazos cruzados cuando sabías perfectamente quien te había causado dolor sin consideración alguna, haya sido por orden o no las personas que nos mantuvieron encerrados, los malditos que ingresaron a tu mundo de forma violenta iban a sufrir las consecuencias. Nada quedaría al azar, un plan perfectamente armado llevaba a cabo desde el momento en que salí de ese lugar, fingiendo que todo estaba bien, asistiendo a las tediosas terapias con el único fin de conseguir la mayor cantidad de información posible. Luego era cosa de esperar, encontrar el momento adecuado y dar el golpe final, para luego disfrutar de sus gritos de súplica, de sus ojos denotando miedo y su piel sangrando bajo mis manos. Por supuesto y van a sufrir de principio a fin. Eso te lo aseguro. dije fijando mi vista en las siguientes piedras que el chico comenzaba a lanzar terminando en distintos lugares, tanto el mar como la cabeza de un tipo que no tenía la más mínima idea de que era lo que sucedía. Punto para Deimos.

Sonreí de lado a ver el entusiasmo con que apoyaba la idea de divertirse, no esperaba menos, menos de él. Si había alguien con quien podía disfrutar en todo ámbito era Dei, desde el momento en que la amistad se había formado para que después se convirtiera en una atracción mutua llevando la relación a otro nivel del cual no me arrepentía, sino todo lo contrario. Reí divertida ante sus palabras y aquello solo confirmo que nos íbamos a divertir a cualquier costo sin que nada más importara. ¡Entonces que la diversión empiece de una vez! agregué entre risas desviando la vista hacia el hotel. De seguro los internos aún seguían dentro, escuchando a una estúpida tal vez o creyendo que todo era mentira y buscaban alguna explicación. Sonreí ligeramente negando con la cabeza antes de volver mi vista hacia el chico una vez me detuve frente a él quedando a su misma altura.

Sacudí levemente mi rostro cuando pico mi nariz argumentando que la idea de andar en lancha y golpear a una enfermera se llevarían a cabo; ahora solo quedaba conseguir a la enfermera, una de las nuevas ya que sería mas fácil hacer creer que anduvo perdida y sufrió algún accidente. Continúa el beso con la misma intensidad que se había formado, jugando con ambas lenguas para luego morder su labio inferior con fuerza antes de separarnos. Tome su mano para levantarme y entrelazar nuestros dedos. Fije mi vista en el costado del hotel un momento antes de sonreír con malicia ¿Y si jugamos unos días con una enfermera. Atormentarla y luego hacerla dormir para siempre? inquirí llevando mi vista hacia el chico. Podemos invitarla a un lindo paseo y dejarla en medio del mar para que nade si quiere salvarse o hacerla rodar por las rocas y ver si rebota como las piedras que lanzaste anteriormente... no podía evitar reír al imaginar cada una de esas situaciones mientras nuestros pies nos llevaban de regreso al hotel. La sola idea de ver el rostro asustado de aquella mujer aumentaba la adrenalina que mi cuerpo esperaba con ansias, esa droga natural que te hacía seguir con tus ideas sin que nada más importara. Primero Brasil y ahora esta isla... Sin duda la suerte siempre está de nuestro lado añadí adelantándome unos pasos para colocarme frente al chico y rodear su cuello con ambos brazos apegando su cuerpo al mío mientras seguíamos caminando hasta llegar al hotel. Mordí suavemente su mentón dejando cortos besos alrededor antes de besarlo con ansias. Y el show acaba de empezar... dije en sus labios ladeando mi rostro al encontrarnos con varios internos y gente del personal en la entrada del hotel.


Última edición por Raven M. Rothstein el 2012-10-21, 9:15 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-21, 7:38 pm

Espere a las palabras de la chica, sabia que iba a estar de acuerdo con lo que habia comentado anteriormente; de que tenían que pagar todo el dolor que no causaron era un hecho, aun sentía aquel acido descender sobre mi pecho causándome un terrible ardor y fastidio que me dejo inconsciente por unos cuantos minutos. Tenían que pagar por aquello y de eso no cabía duda pero tendría mucho tiempo para planear ello con calma, para cuando regresáramos al centro. Ahora tenia que disfrutar de los días que estuviéramos en la isla, la compañía era buena y eso era lo único que debia importar en estos momentos; asentí ligeramente ante lo que dijo y sacudí mi cabeza un par de veces para quitar cualquier tipo de pensamiento que me llevara a recordar nuevamente esos dias. Si me ponía a meditar sobre eso no iba a ser capaz de poder relajarme durante todo el viaje. Apoye mis manos sobre la roca en la que nos encontrábamos sentados con la vista al mar, incluso salude a la persona que le cayo la piedra que lance, pobre idiota.

Reí por lo bajo por lo que dijo, la diversión comenzaría en cualquier momento solo era cuestion de que encontráramos primero, si bien la lancha o a cualquier enfermera que tratara de darnos alguna orden, de ningún manera haríamos caso por lo que la primera que se cruzara en nuestro camino realmente lo lamentaría y se arrepentiría de haber asistido a este viaje lleno de locos. Me levante de manera rápida y tome la mano de la chica entrelazando nuestros dedos; la atraje un poco mas a mi cuando empezamos a caminar, sin dejar de escuchar lo que decía — Me gustaría ver a una enfermera tratando de nadar de regreso o rebotando — sonríe mirándola, cualquiera de las ideas podrían realizarse, hasta podíamos realizar cada una de ellas si no encontrábamos con que mas entretenernos. Seguí avanzando fijando la vista en el hotel en el que nos alojábamos, era uno lujoso y me pregunte ¿Cómo se vería destrozado por completo? E inmediatamente una sonrisa divertida se dibujo en mis labios — Es porque somos geniales, ya sabes que somos demasiado para el centro — le dije con tono de superioridad, no era mas que la verdad.

Observe su rostro cuando la tuve frente a mi nuevamente, pase mis manos por su cintura acercando mas mi cuerpo al de ella; la mire directamente a los ojos mientras la escuchaba hablar. Sonreí de lado cuando sentí la presión sobre mi mentón antes de buscar sus labios para besarla una vez mas; tome sus labios entre los propios para tirar un poco de los de ella con cierta intensidad, acaricie con la yema de mis dedos su cintura, de la cual aun me mantenía cerca. Dirigí la vista hasta las demás personas tratando de encontrar a una enfermera que estuviera en sus practicas para llevarla con engaños con nosotros — ¿Qué tal esa? — señale con la cabeza a una joven que se encontraba alejada del resto del grupo, no se me hacia familiar por lo que debía ser nueva o algo por el estilo — Yo ya quiero ir en lancha — exprese volviendo la vista a la chica y tome su mano nuevamente para acércanos hasta la joven mujer que había señalado segundos atrás — Hola… — sonreí ampliamente a la otra mujer que tenia frente a mi, o fingiendo una sonrisa.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-21, 10:25 pm

Y sin esperar más ambos nos pusimos en marcha hacia el hotel, pensando las diferentes maneras que tendríamos para disfrutar este día. Reí ante las palabras del chico imaginando a la enfermera rebotando para luego intentar nadar de regreso a la orilla de la playa, su rostro sería algo digno de ver apreciar sus ojos inundados de temor y su desesperación por quedar viva, un show de primera. Sonreí ante mis propios pensamientos dejando que mi mente trajera al presente la primera vez que jugamos con una enfermera, ese día fue decisivo, en tan solo minutos dejamos en claro que no éramos personas de palabra, sino que las acciones hablaban por nosotros; que todo lo que nos propusiéramos se realizaría sin que los demás importara y los días siguientes fueron la prueba cuando buscaban a los culpables interrogando directamente a los más peligrosos obviando por completo a dos simples internos que pasaban el día escapando de terapias. Ilusos.

Rodee su cuello con ambos brazos cuando me situé frente a él manteniendo mi vista fija en la suya en un silencio que pronto se vería interrumpido. Deje que nuestros labios jugaran, ejerciendo presión o jalando con cierta intensidad los del otro, pequeños juegos que eran acompañados por caricias tanto en mi cintura como en su cuello donde mis dedos se movían con total libertad. Pase mi lengua por la comisura de sus labios antes de separar un poco mi rostro para voltear y observar la persona que el chico mencionaba, asentí. Espero que sepa nadar… a quien engaño que no sepa ni mierda que quiero reír dije notando lo apartada que estaba de los demás, mejor todavía, entre menos conociera a la gente del centro más fácil sería divertirse, aunque el peligro y la adrenalina recorrer las venas ponía más emoción creando nuevas ideas para llevar a cabo.

Retomamos el camino manteniendo nuestros dedos entrelazados, no titubeamos en dirigirnos a ella, saludando a algunos internos con simples gestos de cabeza o señales de mano; tenía ya un propósito y nada nos sacaría de aquello. Nos detuvimos frente a la mujer dejando que Dei la saludara mientras dirigía mi vista por los alrededores, buscando algún indicio de las lanchas, fruncí el ceño al no encontrar nada más que internos y guardias tomando posiciones ¿De qué? No tenía idea y tampoco me importaba mientras no se metieran conmigo. Volví la vista a la enfermera sonriendo a modo de saludo apoyando mi cabeza sobre el brazo del chico. ¿Sabe dónde podemos conseguir una lancha o si nos puede acompañar? Queremos conocer el lugar y solos no van a dejarnos agregue poniendo la cara más inocente que podía, tratando de aguantar la risa ante las locuras que se nos ocurrían. Le agradecería mucho que nos acompañara ¿verdad Clyde? añadí dirigiendo mi vista hacia el chico un momento esperando que la mujer accediera a la petición y de paso supiera donde encontrar la bendita lancha.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-22, 7:53 pm

Mordí con sutileza la lengua de la chica cuando la paso sobre mis labios, sonreí de lado mirándola. Reí por lo bajo ante sus palabras y cada comentario que hacia sobre el destino de la joven mujer, si la enfermera sabia nadar o no daba realmente igual, nadie podría aguantar tanto en el agua y fuera de eso, no teníamos conocimiento si en el mar existían otra clase de criaturas que podrían ir arrancándole las extremidades en su intento de regresar al hotel, eso si que seria algo muy gracioso de ver pero, teníamos mucho tiempo antes de realizar aquello, primero a jugar con la mujer y luego dejarla a su suerte, sin suda se arrepentiría de trabajar o hacer turnos en el RX — Mejor para nosotros si ni siquiera habla — dije con cierta malicia, solo quería escuchar sus gritos y nada mas. Avance hasta que por fin nos acercamos a la primera victima de nuestras pequeñas bromas, teníamos que encontrar algo con que entretenernos y desafortunadamente para ella pero genial para nosotros, ella fue la escogida por parecer un poco mas tranquila que el resto de las que estaban en ese momento; era mejor asi, no habría escuchado nada sobre nosotros.

Observe a la enfermera que tenia frente a mi tratando de no reír por todo lo que la chica le decía, tenia que fingir cada gesto de inocencia, algo que no tenia pero al menos intentaba hacerlo para que ella se tragara el cuento; notaba en su rostro cierta duda pero nada que un par de palabras no pudiera arreglar… teníamos que convencerla un poco mas. Asentí ligeramente con la cabeza — Asi es Bonnie, queremos conocer un poco mas la isla y pensamos que en lancha seria la mejor forma de hacerlo — desvié la vista hacia los alrededores por si otra persona se acercaba hacia nosotros, nada por ahora, eso era bueno. Volví la vista a la chica — Entonces… ¿nos acompañara? — puse la mejor sonrisa que me pudiera salir en ese momento. Aun notaba inseguridad en ella pero luego nos sonríe y dijo que le encantaría acompañarnos en aquel paseo sobre el mar, solo tenia que ir a dejar un par de cosas y volvería enseguida con nosotros. Espere a que se fuera para acercarme a la chica y tomarla por la cintura al pasar mis brazos por esta — Comienza todo — le dije antes de juntar sus labios a los míos para besarla una vez mas, succione su labio inferior con entusiasmo.

Me separe un poco de ella cuando la enfermera se hizo presente con ropa mas ligera, buen eso le serviría para algo, supongo — ¿Si sabes donde es ? — vi que asintió un poco y pidió que la siguiéramos pues había visto un par de lanchas al otro lado del hotel, no quedaba tan lejos y podíamos pedirle a uno de los encargaros que nos las prestaran por un rato. Camine a la par que la enfermera mientras le iba preguntando –haciendo que me interesaba su vida– cosas del centro, de como habia llegado y cuantos años tenia ejerciendo la profesión de enfermera, entre otras cosas que no tenian relevancia pero servían para que creyera que era un paseo común y corriente. Sin duda que nos íbamos a divertir mucho, siempre hacia lo que quería y esta vez no seria la excepción de aquello. No tardamos mucho en llegar donde nos indico y me coloque frente a una de las lanchas para ver si funcionaban a la perfección — Genial...

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-22, 11:14 pm

Era bastante difícil mantenerse “serio” cuando hablábamos con aquella mujer, por mas que trataba de poner cara inocente o hacerme la desentendida en muchas cosas por dentro no hacía más que reír, disfrutar como poco a poco lográbamos ganarnos la confianza de la enfermera que si bien en un principio se mostro reacia hacia nuestras palabras no tardo en hacer caso omiso a sus instintos y seguir el protocolo de buena persona ayudando a los demás; sin duda eso nos diferenciaba, mientras ella trataba de ayudar a los demás nosotros simplemente nos queríamos a divertir a costo de la mujer, sin que nada mas importara ni mucho menos sentir algún tipo de remordimiento ni mientras creábamos la broma ni al momento de hacerla, para que hablar después de llevar a cabo todo, solo serían risas y burlas. Goce y emoción total al ver nuestros juegos hechos realidad.

No tardamos más de diez minutos en terminar de convencer a la mujer que sol queríamos conocer el lugar donde pasaríamos los siguientes días, recorrer y disfrutar de tardes en tranquilidad y cosas por estilo. Si nos pagaran por fingir sin duda seríamos millonarios. Asentí en cuanto la mujer nos dijo que la esperáramos, ya que iría a terminar unas cosas y gustosa nos acompañaba. Punto para nosotros. Espere a que la mujer estuviera lo bastante alejada para poder reír con tranquilidad al tiempo que mi cintura se volvia prisionera de aquellas manos que tanto me fascinaban; mis ojos se posaron en los del chico en cuanto gire mi rostro para tenerlo de frente. Asentí a sus palabras con una sonrisa traviesa en el rostro dejando que mis manos fueran despacio por su torso hasta su cuello rodeando este para apegar nuestros rostros juntando nuestros labios en un intenso beso, mi lengua inquieta no se hizo esperar para ingresar en la boca de Deimos recorriendo su interior masajeando y jugando con su lengua antes de morder su labio para separarnos.

La enfermera llego a los minutos y nos pidió que la siguiéramos, como buenos chicos hicimos caso, observé nuestro alrededor con cautela, asegurándome que ninguna otra persona tomaría confianza para unirse a este paseo en donde el único fin sería ver a la mujer luchar por su vida, tal cual la primera vez en la biblioteca. Sonreí complacida cuando llegamos al lugar señalado y solo éramos los tres, la suerte seguía de nuestro lado. Deimos se situó frente a una lancha asegurándose de que esta funcionara bien, así era y no dudamos más para encaminarnos y subir a esta. Reí por lo bajo al escuchar a la mujer diciendo que debíamos ponernos chalecos salvavidas y que mantuviéramos los brazos dentro de la lancha en todo momento, que no quería ningún accidente mientras estuviera a cargo, pobre, si supiera realmente lo que le esperaba. No te preocupes, seremos responsables, ya verás. dije con una falsa sonrisa en el rostro colocándome el chaleco. Alce la vista buscando la mirada del chico y sonreí con complicidad cuando nuestras miradas se cruzaron.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-23, 7:47 pm

La enfermera no tardo mucho en volver y eso era bueno, mas pronto llegaría su final. Camínanos y converse con ella de cosas banales y sin importancia absoluta para mi pero era una forma de ganar su confianza y que no sospechara de nuestro comportamiento; yo si sospecharía de que alguien fuera tan amable conmigo pero dudaba que la mujer tuviera la clase de pensamiento al igual que mi persona. Nos conto las semanas que llevaba trabajando en el psiquiátrico y en que instituto había estudiado para convertirse en enfermera, yo solo me limitaba a sentir a cada cosa que decia porque realmente no la estaba escuchado; bastaba con repetir una de sus ultima palabras para que creyera que mi atención estaba puesta en ella, ingenua. Observe la lancha con detenimiento, estaban perfectas y algunos encargados dijeron de que año eran y el tipo de motor; genial, realmente me interesaba ese tipo de cosas, llamaba mi atención saber eso. Dirigí la vista al hotel que se encontraba a nuestras espaldas extendiendo un poco mis brazos a los lados, el ambiente era muy bueno… era un buen día para dar un pequeño paseo y algo mas.

Sonreí ligeramente cuando escuche las palabras de la chica; nuestras miradas se cruzaron y no había necesidad de hablar pues solo bastaba con mirarnos para saber lo que quería el otro; trate de no reír por el tono que uso para hablar con la enfermera, estaba fingiendo muy bien — Muy responsables, a ver… suban de una vez o ayuden a empujar — dije colocándome frente a una de las lanchas para sacarlas de la orillas y empujarla hasta al mar donde debían estar para poder emprender nuestro viaje; espere a que la lancha estuviera a mar adentro antes de subir por mi propia cuenta colocándome uno de los chalecos como lo había mencionado la mujer minutos atrás — Ponte tu chaleco, no querrás caerte al mar ¿cierto? — dirigí la vista con una sonrisa llena de malicia. Antes de subir, había pedido algunas bebidas a uno de los encargados para hacer el viaje mucho mas ameno, por lo que saque una lata de cerveza para beberla rápidamente; sentir el liquido bajar por mi garganta era algo sublime.

Espere a que estuvieran establecidas en sus asientos antes encender el motor y marcharnos de una buena vez para comenzar con el juego. Encendí el motor y rápidamente comenzábamos a movernos; lleve la vista hacia la chica y la enfermera para asegurarme hacia donde iríamos —
¿A dónde vamos primero? — pregunte dando otro sorbo de la bebida mientras la otra mano la mantenía posada sobre el volante para no chocar contra ninguna de las rocas que se encontraban ahí — Si podemos detenernos a nadar un poco después — sonreí de lado. Podíamos torturarla un poco antes, no había porque apresurar las cosas, mientras hubiera diversión de por medio todo era valido. Dudaba que alguien la recordara pues era nueva, realmente nadie la echaría de menos y ninguno de los empleados recordaría habernos visto con ella por ultima vez o de lo contrario nos encargaríamos de ellos también, no había problema.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-24, 10:47 am

Me mantenía observando como Deimos platicaba con aquella mujer, como fingía poner atención a cada palabra que salía de sus labios solo para terminar dispersas en el aire, pasaba cualquier cosa por la mente del chico menos poner atención a palabras que no tenían ningún significado para él. La brisa del lugar tomaba fuerza, dedicándose a jugar con mis cabellos mientras avanzábamos por caminos llenos de piedras y pequeños arbustos antes de llegar al sector de las lanchas; desvié la vista hacia mis costados simulando que admiraba el paisaje cuando en realidad solo me aseguraba de que nadie más nos siguiera ni nadie haya visto con quien se fue la mujer, necesitábamos mantenernos libres durante todo el viaje y así seguir divirtiéndonos a costa de cualquier persona, me daban exactamente lo mismo los internos como el mismo personal, había excepciones claro, pero la mayoría seguía siendo una molestia que ocupaba el oxigeno. Subimos sin problema a la lancha luego de escuchar a Deimos, reí por lo bajo al verlo empujar la lancha mientras con la enfermera nos dedicábamos a buscar un buen lugar dentro de la lancha ara disfrutar del viaje.

Aproveche que el chico había pedidos latas de cerveza para el viaje para coger una y abrirla en el momento. Le di un gran sobo mientras la mujer negaba ligeramente con la cabeza entendiendo que ahora no hacía falta normas ni nada por el estilo, solo divertirse y pasar un momento grato. Le entregue una lata y mordí mis labios evitando reír al verla beber, parecía un pozo sin fondo, sin duda no tenían mucha diversión aquellas personas, encargándose de cuanto loco, asegurando su estabilidad, simplemente aburrido. Asegure mi chaleco observando al chico, cruzando simples miradas que significaban todo, que dejaban en claro lo que pensábamos sin necesidad de pronunciar sonido alguno. La enfermera se volverá una adicta… agregué entre risas, generando mas confianza con aquella mujer, sería divertido ver su expresión luego cuando estuviera en el mar sin poder escapar, buscando alguna explicación sobre nuestra actitud. ¡Chaleco listo capitán! exclamé poniéndome de pie, fingiendo el saludo típico que se daban en el ejercito antes de avanzar hasta uno de los bordes.

Escuche las palabras del chico y mi vista se centró en el mar, luego la voz de la mujer apoyando su idea de nadar un momento siempre y cuando nadie más supiera lo que ocurriría, ya que podía costarle el trabajo. No te preocupes, te aseguro que nadie sabrá de esto. Será nuestro secreto agregué volviendo mi vista hacia ella para sonreírle ampliamente. Le di otro sorbo a la cerveza antes de dirigir mi vista hacia el chico. Ya oíste a nuestra invitada, vamos mar adentro y que la diversión comience dije con entusiasmo afirmándome de una especie de borde metálico, inclinando mi cuerpo sobre este para relajar en parte el cuerpo mientras mi mente comenzaba a idear alguna tortura antes de llegar a nuestro primer destino. Sabíamos que dejarla en el mar sin chaleco sería la meta, pero antes teníamos que jugar con ella, darle a conocer quienes éramos en verdad y nuestra verdadera intención, eso haría más emocionante el viaje, sentir en su mirada el miedo y la rabia de poder evitar todo para que segundos después la frustración se apoderara de ella y las suplicas salieran de sus labios para poder vivir un poco más. ¿Debe ser agobiante morir ahogado o creen? inquirí con toda naturalidad, como si del clima hablase. Ya saben, esa desesperación de querer salvarse y solo sentir agua bajar por tu garganta… Realmente un fastidio… añadí volviendo mi vista hacia las personas que habitaban la lancha. El show había comenzado.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-24, 8:01 pm

El motor de la lancha no tardo en encender y en cuestión de minutos nos encontrábamos andando sobre el mar sintiendo como el viento golpeaba sutilmente sobre nuestros rostros, dándonos o por lo menos a mi, esa sensación de calidez y tranquilidad que no sentía hace mucho tiempo atrás, aproximadamente desde el encierro por los experimentos que realizaron con nosotros, sin duda este viaje me pervivirá para tratar de relajarme, hace mucho tiempo no lo hacia y tratar de olvidar el mal rato pasado. Independientemente de si lanzábamos o no a la enfermera por la borda, era ya entretenido estar sobre la lancha divisando cada tanto el hermoso paisaje que tenia frente a mis ojos, era sin duda algo realmente admirable y que siempre tendría presente en mi mente. Di otro sorbo a la lata que tenia en una mano mientras seguía conduciendo la lancha sin dirección alguna por el momento, íbamos de frente en busca de algo que llamara nuestra atención para apreciar el lugar — ¿Adicta? El único adicto soy yo, no me puede quitar el papel — dije divertido girando un poco la cabeza para observarla bebe como si no tuviera fondo ¿Quién lo diría? Le gustaba beber tanto o mas que nosotros, eso era bueno, que hiciera lo que le gustaba antes de lo que le pasaría.

Reí por lo bajo ante el gesto que hizo Raven, me causo gracia por las facciones de su rostro. La enfermera estaba de acuerdo en nadar un poco para despejar la mente, sin duda no tenia idea de lo que le esperaba y eso era lo que hacia mas entretenido todo, una verdadera lastima para ella pero ¿Qué carajo importaba? Ya estaba todo decidido. Di el ultimo sorbo a la lata de cerveza antes de lanzarla dentro de la lancha. Asentí ligeramente en cuanto escuche las palabras de la chica y volví a tomar el volante entre mis manos para dirigirnos hasta aguas profundas; donde nadie pudiera escuchar sus gritos de auxilio, perfecto — A la orden! — exprese divertido negando un poco con la cabeza volteando hacia la derecha y seguir de frente. A lo que avanzábamos seguía pendiente de toda la vista, tenia que admitir que escogieron un buen lugar, preciso para divertirnos. Escuche el comentario de la chica con respecto a ahogarse tratando de no reír; metí una de mis manos dentro de mi bolsillo sacando una pastilla de alucinógenos y la lleve a mi boca rápidamente — Debe ser una total mierda ¿no cree enfermera? — comente sin mas.

Apague el motor de la lancha para detenernos; estábamos completamente rodeados por agua para cualquier parte que dirigiéramos la vista, todo marchaba bien. Gire mi cuerpo y me encamine hasta la mujer quien pregunto porque nos detuvimos y tanta cosa ¿no lo había sospechado? Eche una carcajada antes de empujarla para que retrocediera inesperadamente — ¿Por qué fue que nos detuvimos? — sonreí y lleve una de mis manos a mi mentón pensativo — Cierto… para esto — fue lo único que pronuncie antes de golpear en el rostro a la mujer, no fue lo demasiado fuerte ya que no quería que perdiera la conciencia y arruinara todo. Vi el rostro de confusión de la mujer, no entendía nada de lo que pasaba y comenzó a gritarme una serie de cosas que eran inentendibles, tampoco me importaba lo que decía. Desvié mi atención hacia Raven sonriéndole con complicidad, esperaba a que ella se acercara a la mujer e hiciera todo lo que pasara por su mente.


Última edición por Deimos J. Lettieri el 2012-10-25, 6:22 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-25, 1:34 pm

Latas vacías terminaron adornando el suelo de la lancha; un viaje entre risas y palabras sin sentido se llevo a cabo hasta encontrar un lugar tranquilo, silencio y lo mas importante de todo: alejado de cualquier otra persona. Y cuando uno creía que era fanático del alcohol nos encontrábamos con la sorpresa de que la enfermera era la alcohólica de nosotros tres, al menos tres latas vació en el trayecto, mucho mejor para nosotros, sus reflejos se verían involucrados y su muerte seria mucha mas segura. Pobre. Reí ante las palabras del chico respecto al que el adicto era él, negué divertida volteando mi cuerpo para apoyar mi espalda en el borde metálico disfrutando del viento jugar con mi cabello y las telas de mi ropa mientras que el liquido bajaba por mi garganta refrescando todo a su paso; sin duda haber salido en lancha resulto una idea bastante buena, mas sabiendo lo que ocurriría en un par de minutos cuando hiciéramos el intento de lanzarnos a nadar.

El tema de morir ahogado se planteo entre los tres con total naturalidad, como si habláramos de cualquier cosa mientras disfrutábamos de un momento de tranquilidad, cuando en realidad eran pequeños indicios para la mujer, para que inconscientemente supiera el destino que le esperaba. Me arrepentía? Para nada, es más, deseaba verla sufrir, que estuviera en completa agonía el mayor tiempo posible y que nuestras voces y rostros fueran lo único que quedara grabada en su mente y el miedo la abrumara por completo. El motor apagarse fue suficiente para saber que habíamos llegado a nuestro destino. Desvié mi vista al chico quien con una sonrisa maliciosa se acercaba a la mujer, sonreí de lado observando cada uno de sus movimientos, disfrutando de la confusion de la mujer ante la pregunta irónica de Deimos. Me sorprendí y reí con ganas cuando luego de ver la pose pensativa del chico su mano termino en el rostro de la mujer, en un golpe certero que logro hacerle sangrar la nariz. Aplaudí con entusiasmo riendo ante aquella acción mientras que la mujer soltaba palabras de enojo, confusión y de miedo. Eso podía notarse de lejos.

Asentí ligeramente en cuanto nuestras miradas se cruzaron y la sonrisa de complicidad fue una. En el trayecto habia terminado con una de las latas para luego apretarla entre mis manos, logrando que una parte quedara en punta, como una pequeña arma portátil. Me acerque al chico rodeando su cuello con una mano, desvié la vista hacia la mujer unos segundos para sonreírle con inocencia antes de juntar mis labios con los del chico, disfrutando de su contacto para luego morder su labio inferior con ansias antes de separarme y guiñarle un ojo. Relamí mis labios cuando voltee centrando mi atención en la mujer. Debo agradecerte sabes... Porque sin duda nos vamos a divertir hoy añadí dirigiendo mis pies hacia la mujer quien en acto de supervivencia lanzaba manotazos, los cuales eran bastante lentos debido a su ingesta de alcohol. Sonreí de lado con maldad y empuñe la lata que tenía preparada para acercarme lo suficiente y empujarla con fuerza contra la baranda metálica logrando que su cuerpo cediera y terminara de rodillas en el suelo. Me acerque y me situe a su altura para cortar su rostro sintiendo como su garganta comenzaba a soltar quejidos de dolor, no me detuvo. Pase el filo de aquella lata con fuerza por sus mejillas, labios y parte de su frente; aprovechando de golpear su abdomen con mi mano libre. No te preocupes que la cirugía es gratis dije con un tono infantil, divertido y risas que luego acompañaron mi actuar. Lástima que la lata se ensucie con su sangre, no crees Clyde? inquirí ladeando mi rostro para observar al chico manteniendo mi sonrisa en el rostro.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-25, 7:39 pm

Detuve la lancha apagando el motor en cuanto nos encontrábamos mas alejados de lo debido; voltee a mirar a ambas chicas con una ligera sonrisa en el rostro. Observe el rostro tranquilo de la enfermera, no tenia idea de todo lo que le iba a pasar estando bajo nuestra compañía, nadie podía sospechar de aquello y fue algo bueno escoger a una empleada del centro que no tenia mucho tiempo trabajando ahí de lo contrario, hubiera escuchado los rumores acerca de nosotros y todo el problema que se había causado en el psiquiátrico debido a nosotros. Aunque claro, nadie estaba al cien por ciento seguro de que algunos “lamentables” hechos que ocurrieron, se sabia disimular muy bien. No demore en acercar a ella respondiendo de la estúpida pregunta que habia planteado; le dije todo con una sonrisa maliciosa en el rostro antes de empujarla y golpear su rostro al impactarlo con mi puño cerrado. Vi como la sangre brotaba de su nariz y no pude evitar echar una sonora carcajada al verla en esa situación, eso era solo un comienzo de todo lo que en verdad pasaría.

Note como Raven se acercaba a mi posando una de sus manos para rodear mi cuello, rozo sus labios con los míos para vernos envueltos en un beso, mordí su labio inferior cuando hizo lo mismo para luego volver mi atención a la enfermera. Sabía que la chica no tardaría en hacer lo que quisiera con la mujer. Los efectos de la pastilla que habia ingerido minutos atrás comenzaban a surgir y no hacían mas que mejorar la vista que tenia de la situación. Me acomode en el borde de la lancha observando todo fascinado; los golpes a la mujer no tardaron y solo me limitaba a reír divertido — Mierda, lamentablemente no tengo una cámara — resople — Ni modo, una foto mental — sonreí de lado al ver como cortaba su rostro, eso dejaría una marca… pero ni debería importarle ya que no volvería a ver la luz del sol. Asentí un poco ante las palabras de la chica — Ya lo creo — avance hasta ellas nuevamente y me puse de cuclillas frente a la mujer, la contemple detenidamente en silencio, cada facción de su rostro para recordar el momento siempre, la sangre la daba un plus especial. La tome por el cuello para impactar su rostro contra el suelo reiteradas veces, sus gritos me estaban cansando realmente, ya la quería callar para siempre.

Dirigí la mirada hasta la chica — ¿Ya podemos deshacemos de ella? En serio, si quiero nadar — reí por lo bajo divertido. Me levanta lentamente para pisar el cuerpo de la enfermera de manera intencional, soltó otro grito de dolor, que ser tan patético el que tenia bajo mis pies en esos momentos. La levante por un brazo para que se pusiera de pie o que por lo menos lo intentara, camine hasta el borde de la lancha colocándola en una posición en la que, con cualquier toque caería no volveríamos a saber nada de ella. Mire a Raven, no tenia que decir absolutamente nada, era evidente lo que esperaba que ella hiciera. Le di un par de palmadita en la frente a la enfermera para que no perdiera la conciencia, la notaba exhausta y tenia que estar despierta en todo momento — Alguien ira a nadar antes — le susurre al oído.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-26, 9:11 am

La confusión mezclada con el miedo en el rostro de aquella mujer era el mejor momento que se vivía hasta ahora; completa libertad para hacer todo lo que una mente creara y el apoyo ante cualquier locura eran los motores principales que motivaban a seguir disfrutando de cómo aquella mujer pasaba sus últimos minutos. Los quejidos que sus labios dejaron escapar cuando la lata cortaba su piel era un vivo recuerdo de momentos antiguos, una mezcla de sonidos se formaban en mi mente, las voces de todas las personas que se habían cruzado con nosotros se hacían presente aumentando la emoción y las ganas de seguir. Las palabras del chico respecto a tener una cámara me sacaron de todo pensamiento, sonreí divertida sin apartar la vista de la mujer, había golpeado su cuerpo mientras su rostro sufría los cortes la habían dejado ya casi sin fuerza y la guinda de aquella torta fue ver a Dei tomarla por el cuello y golpear su rostro contra el suelo de la lancha.

Sacudí mis manos manteniendo la lata entre ellas, observando como la sangre recorría aún su borde para gotear dejando pequeñas manchas en el suelo. El sonido seco que daba aquel rostro contra el suelo de la lancha era el que predominaba en este momento acallando en gran parte los gritos que daba como una forma de escapar, de causar pena en nosotros para dejarla libre. Lástima. De habernos conocido o haber escuchado algún rumor en el centro sabría de gente que no sentía culpa cuando se divertía a costa de alguien del personal; la misma manera en que quemamos a la enfermera en la biblioteca, simple diversión gracias a un cigarro mal apagado. El cuerpo grasiento de nuestros amigo el guardia que termino durmiendo con los peces por haberse interpuesto en mi escape de enfermeras y el encuentro con el chico; aquello era solo parte de todas las locuras que causábamos en el centro, de las cuales como siempre salíamos invictos, bajo sospecha sí, pero nunca obtenían alguna prueba contundente para decir que éramos los responsables. La pregunta del chico me trajo nuevamente a la realidad, baje la vista hasta la mujer quien se mantenía inmóvil en el suelo, con la sangre tapando gran parte de su rostro, creí que ya estaba inconsciente pero Dei dejo en claro que no cuando se levantó y la piso con toda intención y un grito ahogado de dolor escapo de los labios de aquella mujer. Al menos ha dado más pelea que la enfermera de la biblioteca… mustié encogiéndome de hombros. Lanzando la lata por el borde de la lancha hacia el mar con fuerza, dejando que la masa líquida ocultara la pequeña arma.

Volví mi vista hacia las otras dos personas quienes ya se encontraban de pie. Dejemos que el mar decida su destino, también tengo ganas de bañarme, aunque claro no lo haré con esa cosa merodeando el lugar… dije señalando el cuerpo de la mujer. Me quede en la misma posición apoyando mis manos en la cadera mientras observaba como el chico avanzaba hasta el borde de la lancha ubicando a la mujer para dar el golpe final. Basto una mirada para saber lo que sucedería a continuación. Una sonrisa traviesa y maliciosa apareció en mi rostro y asentí ante eso. Pondremos en práctica la versión Norris agregué con entusiasmo ubicándome un par de metros alejada de la mujer, manteniendo la misma dirección de ella para tomar distancia y empezar a correr hacia ella, esperando tener una distancia prudente para alzar ambas piernas y golpear su espalda con mis pies con total fuerza que su cuerpo se fue directo al mar, parecía que había volado un poco, su cuerpo sin otra fuerza que la retuviera termino de lleno en el mar. Sentí el impacto en cuanto mi cuerpo dio con el suelo de la lancha, pero aquello no se comparaba con la risa que me dio el ver el cuerpo casi inerte de la mujer. Empezaré a cobrar por esas patadas, ¡No me salen tan mal! exclamé con total diversión, la risa no se hizo esperar y mis ojos se mantuvieron fijos en la mujer grabando cada movimiento que trataba de realizar. ¡Fue un gusto conocerte…! ¿Cómo mierda dijo que se llamaba? inquirí desviando mi vista al chico antes de encogerme de hombros y relajar mi cuerpo en el suelo, dejando que el momento siguiera su curso mientras mi cuerpo se relajaba disfrutando de lo que había sucedido.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-26, 8:40 pm

No dude en tomarla por el cuello e impactar su rostro contra el piso de la lancha reiteradas veces, era algo fascinante hacer todo aquello, sus gritos ahogados, tampoco quería escucharla demasiado pues ya me habia aburrido de ver su patético rostro implorando que se le dejara en paz, si bien no lo decia, la expresión que tenia era mas que evidente de todo lo que pasaba por su mente; el miedo en sus ojos era algo que también se podía notar con tan solo verla, era indiscutiblemente divertido. Y en serio, quería una cámara para guardar todo y en un futuro, cuando ya no estuviera en el centro mandar cientos de copias de todo lo ocurrido; seria un fugitivo. Reí ante mis propios pensamientos pero que va, seria una vida llena de riesgos pero sin embargo la diversión nunca faltaría. Escuche las palabras de la chica con referencia a una enfermera que dejamos que se queme en la biblioteca. Lo recordaba a la perfección, incluso cuando ella comenzó a marcarla como si de un cerdo se tratase, si que habia pasado un buen momento cuando paso todo eso. Claro que las sospechabas y rumores comenzaron a difundirse por el centro pero no fui involucrado en nada.

Arrastre a la mujer por el brazo hasta el borde de la lancha para dejarla sobre esta, aun estaba consciente pero no por mucho tiempo, volví la mirada a Raven esperando a que tomara posición para empujarla de una vez por todas al mar, habia sido divertido jugar con ella pero como todo en la vida, tenia que tener un fin definitivo. Asentí levemente por lo que dijo — Opino lo mismo… el mar la tratara muy bien — reí ante mis propia palabras y le di un ultimo golpe a la mujer en la nuca, no quería que pensara que simplemente la iba a sostener. Espere a que la chica tomara una buena distancia para botarla de una vez, ya comenzaba a estorbar. Vi como se preparaba y no podia evitar sonreír por todo lo que hacia. A penas sus pies tocaron la espalda de la enfermera solté su brazo para que terminara de caer sobre el mar salpicando todo a su paso. Incline un poco mi cabeza para observar como la sangre comenzaba esparcirse en el agua lentamente, de a poco; levante una de mis manos para hacer un gesto de despedida
¡Que te vaya bien! — dije sin apartar la vista. Reí por lo bajo al ver como pataleaba por salir a flote pero sus intentos no fueron suficientes, termino por hundirse.

Me encogí de hombros — Ni puta idea ¿importa? — dije sonriendo de lado. Encendí nuevamente la lancha para marcharnos de ahí, no había pasado nada. Tome el volante seguir avanzando, esta vez hacia el otro lado de la isla. Me gustaba todo el panorama, estábamos rodeados de un hermoso paisaje. Nos tomo solo un par de minutos para alejarnos del lugar de los hechos. Voltee a mirar a la chica antes de acercarme a ella. La mire desde donde me encontraba parado y sonreí levemente inclinándome un poco — La hubieras visto luchar — pronuncie sin mas. Me incline un poco para tomar el rostro de la chica y juntas sus labios a los míos para besarla, mordí su labio inferior con suavidad antes de recostarme a su lado con la vista fija en el cielo. Los rayos del solo ya no molestaban tanto como hace minutos atrás, pase uno de mis brazos tras mi nuca suspirando levemente, me gustaba la tranquilidad del lugar — Fue divertido, una victima mas a la colección — reí por lo bajo desviando la vista hacia ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-27, 12:45 am

Deje mi cuerpo en la misma posición con la cual impacte luego de golpear la espalda de aquella mujer. Sus gritos de un momento a otro cesaron por completo dejando que el choque de las olas contra la lancha fuera lo único que se pudiese escuchar. Sonreí divertida al recordar los ultimos minutos, cerrando los ojos un momento para disfrutar de la tranquilidad que nos embargaba ahora. Me preguntaba que estarian haciendo los demas, seguramente muchos estarian en la playa o en algun bar dentro del hotel. Al tener acceso a todo solo se consiguiria problemas extras sobre todo por parte de los alcoholicos. Seria divertido prescenciar alguna de esas peleas, proponer apuestas y obtener algo de dinero extra. Si, aquello sonaba bien y esperaba volver a tierra firme para llevar ese pequeño plan en marcha.

El movimiento de la lancha se hizo notar nuevamente esta vez para alejarnos del lugar de entretención y buscar la completa calma que el mar podia entregarnos y de paso un buen lugar para darnos un baño. Un par de minutos fueron suficientes para escuchar el motor detenerse, supuse que el chico habia encontrado el lugar, apartado y silencioso mientras mis ojos se cerraban un momento. El sol seguia sobre nuestras cabezas pero ya no era tan molesto o al menos eso me hacia creer ahora, luego si la cabeza comenzaba a dolerme tendria a un culpable fijo. Abri los ojos en cuanto la voz del chico se hizo presente y me reincorpore apoyando mis codos en el suelo para obtener una vista diferenet Tuvo que haber sido epica, la proxima solo dare una patada simple y asi observo el final dije asegurando aquello. No importaba quien seria, si un interno por broma o una enfermera; cualquier opcion me parecia valida.

Trate de hacerme una idea de los movimientos desesperados de aquella mujer, de la agonia que sintio mientras se ahogaba y como su mente repasaba el momento una y otra vez buscando alguna explicacion coherente a todo lo que vivio. Rei ante mis pensamientos cuando las manos de Dei tomaron mi rostro para unirnos en un beso con sabor a triunfo. Ese goce de saber que siempre nos saliamos con la nuestra. Pase mi lengua por sus labios antes de separarnos y observar como se recostaba a mi lado llevando su vista al cielo. La paz que se sentia no podia ser descrita, ni mucho menos la sensacion que recorria mi cuerpo; sonrei de lado al escuchar sus palabras y asenti divertida a ellas Ni que lo digas. Hasta le dimos cirugia y gratis! añadí entre risas. El silencio reino entre nosotros unos minutos, dejando que nuestros cuerpos se relajaran y nuestras mentes quedaran en blanco Bien, a lo que vinimos... Mar aquí voy! exclamé con una sonrisa en el rostro antes de levantarme para comenzar a desprenderme de mi ropa.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-28, 6:37 pm

Fui yo quien presencio los últimos segundos con vida de la enfermera, ni siquiera nos habíamos tomado la molestia de aprendernos su nombre, tampoco importaba una mierda saberlo, solo hicimos lo que queríamos logrando una vez mas y poniendo claro que nada nos detenía en lo absoluto. Nos alejamos con la lancha a un lugar distinto a donde habíamos estado momentos atrás, nadie sospechara y si lo hacían ¿importaba? No, no me importaba absolutamente nada si llegaban a decir que nos vieron con ella por ultima vez, eso no implicaría nada. Dirían que se perdió en la isla o que alguien la secuestro porque poco atractiva no era la mujer, en fin. Admire la vista que tenia frente a mis ojos nuevamente, vaya… aun me seguía sorprendiendo de lo bello que podía ser este lugar, sin duda encontraríamos varias formas de divertirnos al igual que hicimos en Brasil, donde fuimos a varios lugares a pasarla bien. Me acerque a ella asistiendo a sus palabras, claro que fue algo digno de ver — Pues guarda tu patada para la próxima persona — dije sonriendo de lado. Roce mis labios con los de la chica para sumergirnos en un beso en el cual mordí su labio inferior por un momento antes de tumbarse a su lado con la vista en el cielo.

Me quede observando el cielo por varios minutos sintiendo como la brisa del mar golpeaba sutilmente mi rostro dándome una calma y tranquilidad única e irrepetible. Cerré los ojos respirando tranquilamente, ahora solo quedaba relajarse como si nada hubiese pasado y seguir disfrutando; reí por lo bajo ante las palabras de la chica ¿cirugía gratis? Pues si, en cierto punto lo era. Pensé sobre ello, su cuerpo saldría a flote eventualmente. Apoye mi cuerpo sobre mis codos cuando escuche la voz de la chica romper el silencio, sonreí un poco, mirándola — Buena vista desde aquí — comente divertido sin dejar de observarla, ir a nadar era el plan que tenia en mente desde que salí del hotel. Me levante de donde me encontraba recostado para acercarme a la chica — ¿Te ayudo? — sonreí un poco pasando mis manos sobre su cintura con suavidad antes de volver a besarla, succione haciendo presión de sus labios sobre los míos para tirar del inferior un poco con una ligera sonrisa en el rostro. Subí mis manos por sus brazos acariciando levemente para terminar con lo que había empezado, quitar la blusa que traía puesta. Separe mi rostro de ella a unos cuantos centímetros para mirarla.

Deslice mis dedos hasta el borde de su prenda inferior para desabrocharla y luego dejar que cayera en sus piernas por la propia gravedad, observe a la chica — Mucho mejor — murmure con cierta picardía. Me separe de ella para quitarme la polera y lanzarla por ahí. Vi como las olas impactaban levemente contra la base de la lancha — Creo que el agua esta perfecta — comente, mas para mi que para ella. Volví la vista a la chica para terminar de quitarme las medias y zapatillas pues el short que llevaba puesto era mas que necesario para lanzarse al mar. Subí sobre el borde de la lancha antes de dar un salto hacia atrás para finalmente caer al mar. Me mantuve bajo el agua por un momento para que mi cuerpo se adaptara a la temperatura del agua; sali a flote buscando a la chica con la mirada.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-29, 1:14 am

No sabía si mantener mis ojos cerrados disfrutando de la tranquilidad o abiertos admirando cada detalle que el paisaje me mostraba; un dilema algo loco pero que podía conmigo. El hecho de poder disfrutar sin importar la manera era algo que me cautivaba completamente y lo ocurrido con aquella mujer solo aumentaba la adrenalina y la emoción de saber que volveríamos a estar entre los “sospechosos” lo cual no era para menos, nuestro comportamiento en el centro estaba lejos de ser un ejemplo, muy por el contrario tenía claro que hasta las enfermeras le decían a los internos nuevos con quienes debían juntarse o no para evitar problemas haciéndoles la estúpida promesa de que saldrían antes de este lugar y los ingenuos simplemente caían. Reí por lo bajo ante las palabras del chico respecto a la patadas antes de responder su beso y terminar los dos con la vista fija en el cielo.

Los minutos pasaron y las ganas de bañarme ya estaban por completas, por lo que sin pensarlo dos veces me levante para comenzar a retirar mi blusa. Estábamos a una buena distancia y con la lancha a nuestra completa disposición por el tiempo que quisiéramos. Observe al chico cuando hablo y sonreí de lado levantando una ceja divertida. De cerca todo mejora… murmure jugando con el borde de mi blusa cuando l vi levantarse y acercarse. Asentí ante sus palabras, dejando que sus manos se fueran directo a mi cintura para hacer lo mismo con las mías, llevándolas al inicio de su cuello; juntando nuevamente nuestros labios con mayor intensidad, dejando que estos fueran jalados o ejerciendo alguna presión que solo lograba hacer sonreír por gusto. Podía mantenerme así un buen rato, no me molestaría para nada y sabía que a él tampoco. Sus manos se movieron con cautela por mis brazos para retirar finalmente la prenda que ya estorbaba para nuestra siguiente aventura.

No hubo necesidad de mas palabras, teníamos todo el tiempo y sin más el chico termino soltando mi pantalón para que este terminara en el suelo por cuenta propia. La brisa se hizo notar al chocar contra la piel desnuda de mi cuerpo, alce la vista encontrándome con la vista de Deimos, sonreí negando divertida ante sus palabras despeinando un poco mi pelo, manteniendo la vista en el chico cuando retiro su polera. Alce una ceja dejando una de mis manos sobre mi cadera Ahora si mucho mejor… agregué observando su torso desnudo relamiendo mis labios antes de girar sobre mis talones ya cercarme al borde de la lancha, irónicamente donde minutos atrás la mujer fue colocada antes de morir. Desvié mi vista en cuanto el chico llego al borde y dando un salto hacia atrás desapareció de todo mi campo de visión. No espere más y dándome un pequeño impulso me lance al mar en un clavado dejando que la masa de agua me cubriera por completa, sintiendo el frío recorrer mi cuerpo por completo moviendo rápidamente mis brazos y piernas para salir a la superficie. No fue difícil encontrar al chico, era lo único que resaltaba del mar y comencé a nadar hasta él colocándome detrás para pasar mis manos bajo sus brazos abrazándolo. Y un nuevo viaje para disfrutar a nuestra manera, el centro resulto ser algo bueno a pesar de todo… mustié besando su cuello bajando por su hombro dejando alguna marca en el camino.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-29, 7:52 pm

Observe el cuerpo de la chica por un momento con total detenimiento, sonreí divertido cuando deje caer su pantalón al suelo sin quitar mi mano de su cintura; bese sus labios mordiendo el inferior con fuerza antes de separarme. Me quite la polera y zapatillas que era lo único que me impedía lanzarme al agua, aunque, podría hacerlo igual con ropa o no pero luego la sensación de que se te pega al cuerpo no era agradable. Coloque mis pies sobre el borde de la lancha no sin antes echarle una ultima mirada a la chica antes de caer al mar, sentía el viento sobre mi rostro, tome el suficiente aire antes de finalmente hundirme bajo el agua. Deje que me cuerpo se sumergiera poco a poco abriendo mis ojos, no me molestaba el agua dentro de mis ojos, al menos no por mucho tiempo. Observe no con total claridad por supuesto pero lo necesario para ver que teníamos bajo nosotros. El oxigeno comenzaba a faltar a mis pulmones por lo que salí a tomar aire sobando un poco mis ojos; sacudí mi cabeza despeinando un poco mi cabello y busque a la chica con la mirada.

No lo logre encontrarla, ella me encontró primero y sentí sus brazos pasar por debajo de los míos, sonreí de lado ante sus palabra y asentí ligeramente — Un buen viaje y si, el centro es algo bueno cuando nosotros queremos — comente llevando la vista hacia el cielo por un momento antes de girar mi cuerpo para tener el rostro de la chica frente al mio. Pase la yema de mis dedos sobre su mejilla acariciando con tersura su piel — Algo me dice que la pasaremos muy bien en este lugar pero muy bien — dije divertido antes de posar mis labios sobre el cuello de Raven, dejando cortos besos llegando hasta su mentón, el cual mordí levemente antes de reír por lo bajo. Pase mis brazos alrededor de la cintura de la chica para afirmarme fuertemente a ella, la mire directamente examinando cada facción de su rostro sin pronunciar palabra alguna por unos segundos — ¿Qué tanto aguantas la respiración? — pregunte con una sonrisa ladina antes de sumergir su cuerpo junto al mio bajo el agua, no espere a que tomara aire ni nada, tal vez luego trataría de vengarse pero no me importaba. Salí del agua y me quede flotando sobre esta extendiendo mis brazos hacia los lados.

Fije la mirada en el cielo nuevamente, el sol iba descendiendo poco a poco, los rayos ya no molestaban tanto como antes pero el leve bochorno continuaba, el estar en el mar hacia mas cálido todo. Levante un poco la cabeza para observar la chica — ¿Crees en el destino Rave? — le pregunte — Ya sabes, ¿de que las cosas que pasan ya están escritas? — sonreí levemente ante la pregunta que le había formulado, no se, después de todo lo que habíamos hecho paso por mi mente aquella palabra que muchas personas creía que era tan cierta. Me reincorpore tomando una de las manos de la chica para acercarla hasta mi cuerpo. Le pique la frente para molestarla antes de morder su mejilla con suavidad — No se, pensé en eso después de lanzar a la mujer esa por la borda — sonrei de lado dejando salir un poco de aire entre mis dientes al resoplar.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-30, 1:31 am

Fue cosa de minutos para sentir el mar directamente en mi piel. Las palabras del chico respecto a la enfermera se hacían presentes mientras me encontraba sumergida en el agua, realmente me hubiese gustado ver sus intentos por salir dela gua, el tratar de nadar para creer en la idea de salir viva, pero no iba a ser ese su destino, desde el momento en que la idea de andar en lancha y jugar con una enfermera sabíamos exactamente el final que obtendrían, no habían excepciones ni mucho menos un trato especial. Si queríamos joder lo hacíamos y no importaba el estado físico o mental de quien sería nuestra victima si con eso lográbamos divertirnos y tener un buen momento donde la diversión y la adrenalina fueran los motores entre nosotros. Sonreí ampliamente cuando tuve el rostro del chico frente a mí, el agua era la única que lograba mantener nuestros cuerpos un poco separados, dejando una distancia mínima que permitía recorrer con la vista la piel del otro disfrutando de caricias tan sencillas como la de sus yemas en mi mejilla.

Asentí ante sus palabras, apoyando cada una de ellas. Eso lo tengo más que claro, no puedo pedir mejor compañía. Locuras y diversión, adoro eso respondí jugando con sus cabellos mojados, enredando mis dedos en el, jalando un poco al sentir el agua descender por estos volviendo a unirse a la masa líquida que nos rodeaba. Una risa escapo de mi boca cuando los labios del chico comenzaron a jugar con la piel de mi cuello y posteriormente la de mi mentón, dejando una que otra marca que se unía a nuestra colección. Era nuestra propia manera de dejar en claro que nos pertenecíamos y que solo eso importaba. Mis manos se posaron en sus ante brazos, juagando a recorrer su piel como si caminantes descubriendo un nuevo terreno se tratase. Mi vista se centró en la suya cuando sus labios pronunciaron una pregunta que me dejo con dudas, la cual no pude ni procesar cuando el agarre de sus manos en mi cintura fue suficiente para hundirnos. Solo cerré los ojos casi por instinto, esperando el primer descuido para soltarme de sus manos y salir a flote rápidamente. Pase mis manos repetidas veces por mi cara tosiendo un par de veces tras haber tragado la porquería de agua salda que teníamos.

Aparte el cabello de mi rostro para juntarlo todo y retirar el exceso de agua. Las voz de Deimos me saco de todo pensamiento levantando la vista para fijarla en él. Escuche su pregunta y levante una ceja curiosa. Creo que tengo un concepto diferente del destino… agregué dejando caer el cabello por mi hombro derecho antes de que el chico tomara mi mano para acercarme a él, lo cual hice sin dudar; sacudí levemente el rostro cuando pico mi frente mientras pasaba mis brazos por su cuello. Más que en el destino creo en saber aprovechar las oportunidades que se presentan añadí acariciando su cuello con mis dedos. Tal cual lo hemos hecho hasta ahora. Sin importar si usamos a la gente o no, mientras nosotros lo disfrutamos dije encogiéndome de hombros. Podían sonar egoístas mis palabras, pero a estas alturas era mucho menor la estimación que sentía por lo demás. ¿Tú crees? inquirí curiosa, observando con atención su rostro y el detalle de este.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-30, 8:43 pm

Tenia que dejar que mi cuerpo se acostumbrara a la temperatura del agua, quizás por los rayos del sol que eran tantos minutos atrás, que el agua no estaba demasiado fría como solía parecer cuando recién entrabas en ella, estaba cálida y refrescante, tal y como me gustaba a mi. Me gustaba nadar, si no hubiese visto un futuro con el motocross probablemente habría escogido la natación como algo serio mas no como un pasatiempo; podía estar horas y horas en el agua y sentirme realmente cómodo y sin esa sensación de que tu piel se arrugaba, para mi no era realmente una molestia como para otras personas. Por esa misma razón estaba entusiasmado con el viaje por mas que no me parecía seguro del todo, sabia que estaríamos rodeados de agua – mas que evidente – por ser una isla. Escuche las palabras de Raven y sonreí de lado por todo lo que dijo, locura y diversión mas que asegurada, de eso no cabía duda. Acaricie su mejilla con suavidad — Eso esta mas que claro, ya lo dije — comente casi en susurro lo suficiente como para que ella escuchara. Sacudí un poco mi cabeza para salpicarle un poco de agua de mi propio cabello y resople entre dientes.

Salí a tomar aire después de hundirme junto a su cuerpo; reí un poco sobando mis propios y la escuche toser levemente, tal vez un poco de agua le entro mientras nos hundíamos, debí haberle avisado de lo que iba hacer pero eso le hubiese quitado toda la diversión, era gracioso por la misma razón de que ella estuviera distraída, no tendría gracia de cualquier otra forma. Tome su mano apegándola a mi cuerpo una vez me reincorpore, mis pies no dejaban de moverse dentro del agua, tenia que mantener mi cuerpo flotando. Después de la pregunta que le había formulado espere su respuesta un tanto intrigado por las palabras que sus labios pronunciarían — Las oportunidades que se presentan… — repetí sus palabras empleadas, quizá tenia razón, tal vez todo era asi y todos hacían lo mismo ¿Quién sabe?. Suspire por lo bajo y luego asentí
Lo se, lo demás no importa mientras uno obtenga lo que quiere, no importa pisotear al resto — dije con un semblante serio y permanecí con esa expresión por un momento. Su pregunta no me sorprendió pero si me quede pensando sobre eso. Moví mis manos en el agua jugando con esta, como si tratara de tomarla entre estas.

Me acerque un poco mas a la chica posando una de mis manos sobre su cintura; deje un corto beso sobre su cuello antes de responder — Yo creo que, todo esta en nuestras manos— sonreí un poco llevando la vista al cielo — Pienso que seria estúpido pensar que alguien mas controla tu vida, se que controlo la mia y soy responsable de todos mis actos — finalice antes de volver a mirarla directamente a los ojos, me acerque a sus labios para pasar mi lengua sobre la comisura de estos antes de besarla con cierta ansia, quería hacerlo desde hace rato, sonreí en sus labios separándome unos cuantos centímetros — ¿Una carrera? Aunque… recuerdo que ya te he ganado antes — dije divertido salpicándole agua y avanzar lentamente hacia otro lado — No seas tan lenta esta vez — dije con tono burlón fingiendo que me echaría a nadar, moviendo mis brazos.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-10-31, 1:54 am

Algo teníamos claro y que cumpliríamos a cualquier costo: divertirnos. Aprovecharíamos todo momento para dejar que nuestros gustos fueran saciados sin que nada mas importara. No había reparo cuando estábamos en el centro controlados casi las veinticuatro horas, mucho menos lo estaríamos aquí, por más que las enfermeras se siguieran paseando para vigilar que todo interno se encontraba en los lugares permitidos y no estuvieran haciendo alguna tontera que pusiera en riesgo sus vidas o la de los demás. Sacudí un poco el rostro, ladeando el mismo cuando el chico salpico agua de su propio cabello. Sonreí divertida ante esa acción sin saber que después terminaría hundida en el agua, si bien no me esperaba aquello sabía que tampoco me iba a avisar, era parte de su broma, yo haría lo mismo aunque no tuviese la misma fuerza que él para hundirlo, pero también buscaría la manera de joderlo. Las bromas no podían quedar de lado.

Mantuve mi cuerpo cerca del suyo, sintiendo el calor que este emanaba y que contrarrestaba por completo el frío del mar, ese juego de temperaturas era divertido. Me llamo la atención la seriedad que uso en sus palabras al responder la misma pregunta que había formulado minutos atrás y debía reconocer que tenía razón en cada una de las palabras que dijo, solo el bienestar propio importaba y la manera en que se conseguía quedaba en segundo plano. Era imposible evitar recordar los momentos en que las ganas de divertirse ganaban; de todas las veces que una persona se veía implicada sino terminaba durmiendo para siempre quedaba en un estado deprimente y eso no generaba ningún tipo de remordimiento, lo cual hacía las cosas mucho más llevaderas. Sonreí ante el beso en mi cuello prestando atención a sus palabras. Compartía con él en ese sentido, cada uno era libre de llevar su vida, vivirla y hacer de ella lo que quisiera sin que nadie estuviera diciéndote si era bueno o malo, si debías o no hacerlo.

Nuestras miradas se volvieron a cruzar cuando termino de hablar, nuestros cuerpos separados solamente por el agua y aquello no fue suficiente para sentir su lengua sobre mis labios para luego atraparlos y volver de una caricia a un beso más profundo, jalando de su labio inferior con cierta fuerza antes de separarnos. Negué divertida ante sus palabras, fruncí ligeramente el ceño pasando mis manos sobre el agua para lanzarle al igual que él. Esa vez hiciste trampa, por eso ganaste añadí divertida observándolo como poco a poco se alejaba, no espere alguna señal ni nada y tomé el suficiente aire para hundirme y comenzar a nadar hacia su dirección y esperar sobrepasarlo; bien que no teníamos un punto de referencia lo que pondría más emocionante a esta carrera improvisada. Salí a flote para recuperar el aire y de paso buscar al chico quien seguía estando adelante.


Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Deimos J. Lettieri el 2012-10-31, 8:09 pm

Moví mis brazos con lentitud de manera intencional como si esperaba a que alcanzara o algo por el estilo pero sabia que no pasaría, era mas rápido que ella y tampoco me gustaba perder por mas que sea una competencia sin sentido y con poco significado pero igual era divertido ir restregando la victoria en la cara de las personas y por ser ella no iba a reprimir ningún gesto. Le salpique un poco mas de agua en la cara antes de ir avanzando sin quitar la mano que posaba sobre la lancha, tampoco quería hundirme y terminar como la enfermera. Oí lo que menciono Raven y negué divertido ante lo dicho ¿trampa? No recordaba haberla hecho y si fuer así, igual le gane y no importaba. Voltee a mirarla por un momento — Eres lenta en el agua, acéptalo — levante un poco la voz para que llegara a escucharme antes de que sumergiera bajo el agua, ahí fue cuando la perdí de vista por lo que asumí que se acercaba a mi para adelantarme. Sonreí un poco y continúe avanzando, sin nadar aun, pensaba dejar que me alcanzara y asi poder hacer mas justas las cosas.

No habíamos indicado cual seria “la meta” aunque difícil de decir aquello puesto que todo lo que estaba a nuestro alrededor era mas agua, no era igual que en la playa en donde podíamos detenernos en la orilla o algo por el estilo pero en el mar la cosa era un poco mas complicada ya que nos encontrábamos alejados. Suspire levemente y comencé a nadar ahora si en serio, comencé a mover mis brazos en el agua acompañado por los movimientos de mis piernas a ritmo constante. Me detuve de golpe girando mi cuerpo en busca de la chica; la vi, no estaba tan alejada de mi por lo que me aproxime hasta ella sumergiéndome bajo el agua. Avance lentamente hasta la chica tratando de no reír, agua en mi boca era lo ultimo que deseaba, roce una de sus piernas con mi cuerpo antes de quitarle la ropa de baño de la parte superior. Y asi como rápido lo hice, a la misma me aleje y volví a la lancha para subir a ella. No me fije si la chica estaba siguiéndome. Me senté en el borde de la lancha buscándola con la mirada, ahora si nada me impedía para reír. Aclare un poco mi garganta — Si, definitivamente estas mucho mejor asi — dije sin mas.

Estire un poco la mano para atraer el pack de latas de cerveza hacia mi; saque una para abrirla rápidamente y darle un gran sorbo, nada como un poco de alcohol para hacer mucho mas ameno el viaje. Pensé que la enfermera se había acabado todas las latas, parecía que no tuviera fondo. Reí por lo bajo ante mis propios pensamientos. Seguro que ya se encontraría flotando por ahí, el mar no tragaba porquerías. Suspire con sosiego, estaba totalmente relajado y disfrutando del viaje. Di otro sorbo a la lata que poseía entre mis manos sin apartar la vista del mar y de Raven que aun se encontraba nadando como si nada le importaba, eso me gustaba de ella, que nada de lo que le rodeaba parecía tener relevancia para su persona. Me quede observándola a la par que bebía.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-11-01, 1:10 pm

Negué divertida ante sus palabras, sabía que había hecho trampa esa vez, ahora ¿Cuál? No recordaba, pero no debía decirlo o el chico tendría más motivos para hacer bromas aunque en realidad aquello no molestaba para nada, nuestra relación se basaba prácticamente en bromas la mayor parte del tiempo. Me hundí tomando el aire suficiente para durar bajo el agua, mi resistencia no era muy buena en lugares así pero tenía que hacer el esfuerzo si quería ganarle esta vez aun sin tener una “meta” a la cual llegar. Movía mis brazos más rápido que mis piernas para darle alcance al chico y cuando creí que lo había logrado su cuerpo se alejo casi de golpe; salí a flote frunciendo el ceño ligeramente ante aquello, así nunca lo pasaría. Resople divertida y volví a nadar esta vez sobre el agua, estar bajo esta me cansaba más de lo normal y quería seguir disfrutando del momento, la tranquilidad que ofrecía y la libertad que teníamos por completo.

Me entretuve entre el nado y recordar cosas acerca del centro cuando sentí algo rozar una de mis piernas haciendo que me detuviera en el momento. Observe mi alrededor y al no ver al chico supuse que se trataría de él, esperaba que fuera así; y mientras pensaba eso las manos de Deimos se movieron con rapidez desprendiendo la parte superior de mi bañador aprovechando el descuido para nadar de vuelta a la lancha y subirse en ella a observar su pequeño acto. Voltee en el lugar bajando mi vista hasta el agua, observando cómo mis pechos relucían bajo esta, alce la vista y negué divertida ante su acción; no esperaba menos. Ahora puedes decir que estamos a la par agregué entre risas nadando nuevamente sin ningún sentido en especial, simplemente dejaba que mis brazos y piernas se movieran a la par de las olas que golpeaban suavemente mi cuerpo haciéndome estremecer en algunos momentos.

Comencé a nadar hacia la lancha sin prisa alguna, me gustaba sentir la paz que el lugar te ofrecía y la sensación de relajo aún sabiendo las cosas que habían pasado y todo lo que quedaba aún; sabía que aquella mujer no sería la última en nuestra lista de víctimas. Me detuve una vez mis manos sintieron el borde de la lancha y levante la vista hacia el chico quien se mantenía sentado y bebiendo de aquella lata. Sonreí. Disfrutamos un rato más antes de volver o te jalo del pie para que te bañes conmigo o hacemos el intento de bañarnos agregué con una sonrisa pícara en el rostro antes de apoyar ambas manos y subir a la lancha aprovechando que el chico estaba cerca para quitarle la lata, darle un largo sorbo hasta acabarla y tirarla a un costado. Creo que mejor voy a cobrar por haberme robado el bañador… agregue con una sonrisa ladeada, colocándome sobre el regazo del chico antes de pasar mis brazos por su cuello y apegar nuestras frentes. Deje que el silencio reinara un momento, manteniendo mi vista recorriendo su rostro, cada facción suya, sintiendo nuestras respiraciones mezclarse y el leve olor de la cerveza impregnarse cuando rozaba sus labios. Mantuve mi vista fija en sus ojos antes de acercarme nuevamente a sus labios atrapando su labio inferior entre mis dientes para jalar un poco; mis manos se entretuvieron jugando con la piel de su cuello enredando mis dedos en sus cabellos antes de besarlo con intensidad.

Volver arriba Ir abajo

Re: There was nowhere to hide +18 {Deimos}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.