Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

You’ve never been so used [Stefan]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Sebastian Young el 2012-08-26, 9:40 am

Me quedo mirando mi reflejo en el espejo durante varios minutos, unas profundas ojeras me ensombrecen el rostro casi tanto como las ideas que me rondan la mente. Me lavo la cara y salgo del cuarto de baño con los hombros hundidos, mi plan no me gustaba pero necesitaba salir ya del psiquiátrico. Sabía que algo raro estaba pasando, pacientes que desaparecían durante varios días, algunos no volvían y los que lo hacían estaban mucho peor. Y sí, tenía miedo de que cualquier día me eligieran a mí para lo que fuera que estaban haciendo. Cojo una camiseta básica y un vaquero, me visto y salgo de mi habitación. El trayecto hasta el despacho del doctor Ross se me hace muy largo y tengo los nervios de punta, es como si el que se tirara a su doctor fuera yo y todos me observaran despectivamente mientras camino a largas zancadas.

Pico en la puerta un par de veces y, como no recibo ninguna respuesta, entro sin dudarlo. Recorro el despacho con la mirada, comprobando que está completamente vacío. Genial, tendría que esperar a que volviera… Seguramente estuviera muy ocupado tratando a su paciente predilecto así que la espera podía ir para largo. Me siento en una silla un rato, mirando distraídamente los papeles que tenía sobre la mesa, debían ser informes sobre su anterior paciente. Me aburro rápidamente así que decido levantarme y doy cortos paseos por la habitación, hasta que escucho como alguien gira el pomo de la puerta. Esperaba que fuera Stefan porque si no tendría que inventar una buena excusa para estar aquí, ya que él no era mi doctor. Bueno, siempre podría decir que era un íntimo amigo… De esos le sobraban al doctor.

Volver arriba Ir abajo

Re: You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-08-27, 6:42 am

El día pasaba lento y aburrido como lo solían ser la mayoría de los días en el psiquiátrico. Si bien había logrado hacer que Douglas tuviera… “sesiones” conmigo lo más frecuentemente posible, no podía estarme todo el día con él por razones obvias. Y por mucho que lo detestara, tenía que dedicar mi tiempo a otros pacientes, algunos más soportables que otros. En fin, lo único que hacía mi estadía en el lugar menos tediosa y desesperante era la presencia del loquillo rubio con doble personalidad. Es loquillo que había logrado revolucionar mi mundo entero.

Fui a por mi tercer café del día. El idiota de mantenimiento se había olvidado de recargar mi máquina. No dudé en darle una buena regañada seguida de una muy ligera pero clara amenaza para que haga su trabajo, o al menos que llene mi máquina. Me importaba un bledo que hiciera lo demás. Unas cuantas miradas hostiles se cruzaban con la mía cuando iba de regreso a mi consultorio: sabía que no era precisamente un doctor admirado o querido y no podía importarme menos el asunto. Aunque debía admitir, me sentía importante con tanto odio de parte de los internos. Pobres idiotas.

Giré la perilla de la puerta de mi despacho y entré soltando un suspiro, para encontrar dentro a un chico joven dado vueltas en la habitación. -¿Quién demonios eres tú y qué haces aquí?- fui bastante sutil para ser honesto. Me dirigí al escritorio muy tranquilamente y apoyé la taza, para luego ordenar los papeles que allí había dejado desparramados –No eres paciente mío y no hago caridad, por lo cual no me interesa escuchar tus problemitas.- dije sin dirigirle la mirada –Así que vete de aquí o te saco a patadas- agregué.

Volver arriba Ir abajo

Re: You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Sebastian Young el 2012-08-28, 11:18 am

Examino al doctor atentamente cuando entra, trae un café en la mano y cara de no estar pasando por el mejor día de su vida. Como era de esperar, se sorprende un poco por mi presencia en su despacho, pero se recompone lo suficientemente rápido para seguir aparentando estar por encima de todo y de todos. Era una pose que intentaba mantener las 24 horas del día y que sólo le había visto perder momentáneamente con su loquillo. Odiaba esa pose y ese apodo casi tanto como a él. ¿Odio irracional? Puede, pero algún motivo tendría que haber para que todos los pacientes lo odiáramos. Oh, sí, que estábamos locos.
Escuché su cortante recibimiento con la mirada clavada en las puntas de mis zapatos, toda la valentía que me había llevado hasta allí se había perdido por el camino. Quizás debería irme sin más, olvidar todo lo que sabía y pudrirme en el psiquiátrico unos cuantos años más. No, eso no iba a pasar. Levanto la mirada para ver cómo se dirige a su mesa y empieza a colocar los papeles, prestándome la misma atención que a la araña que colgaba del techo.

-Vaya, yo creía que todos los doctores del mundo amaban ayudar a la gente. Ya sabes, todo el rollo de ser buenos samaritanos. –le respondo poniendo una falsa cara de decepción.- Como veo que tienes prisa por perderme de vista, intentaré explicarte mis problemitas de forma breve. Sólo será un minuto. –anuncio acomodándome en la silla. Le hago un gesto con la mano para que se calle y, evitando darle tiempo para protestar, empiezo a hablar rápidamente.- ¿Sabes? Yo debería haber salido de aquí hace tiempo. ¿Y por qué sigo aquí? Porque el idiota de mi psiquiatra no deja de poner en mis informes que “hago notables progresos”, pero es tan gilipollas que no me da el alta. Que falta de consideración ¿verdad? -alguna vez había oído que hacer perder la paciencia y el control a alguien te ayudaba a conseguir lo que querías, ojalá fuera verdad.

Volver arriba Ir abajo

Re: You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-08-29, 8:49 am

Las miradas fugaces que le lancé al niñato me fueron suficientes para darme cuenta que ya lo había intimidado. Mejor. No tenía ganas de lidiar con él ni con ningún otro. Lo que me faltaba. No teniendo suficiente con tener que soportar a los pacientes que se me adjudicaban ahora cualquiera entraba a mi despacho como si fuera un lugar público y para peor de todo pretendía que lo escuchase. Comenzaría a trabar la puerta cada vez que me fuera así no me encontraría con tales sorpresas tan desagradables.

-¿Buen samaritano? ¿Tú te piensas que todos aquí siguen ese estúpido juego? Tengo cosas más importantes que hacer, ya te dije que te largaras.- contesté igual de cortante sin inmutarme por su irónico gesto decepcionado. Fruncí el ceño al ver que no se iba y que se sentaba delante de mí en su lugar. Antes que pudiera decir nada ya lo tenía hablándome como cotorra sobre sus progresos y su psiquiatra. Suspiré, juntando paciencia –Escúchame bien. Primero y principal, nadie, nadie me calla a mí así que puedes guardarte esa mano en el bolsillo o en donde más te apetezca. Segundo, no eres mi paciente, no me interesa tu miserable vida, ni tus “notables progresos”, ni lo bien o mal que te puedas llevar con tu psiquiatra. Si quieres que te cambien el médico pídelo en informes en la recepción o a algún enfermero. Yo no estoy para estas gilipolleces.- le fulminé con la mirada.

No sé qué le había hecho pensar que viniendo a mí conseguiría mucha ayuda. Definitivamente se notaba que ese chico no me conocía en lo absoluto. –Ala, ya he hablado. Si tienes algo más que decir, dilo. Y luego levantas el culo de esa silla y te vas a donde se te ocurra, pero sales de esta habitación.-

Volver arriba Ir abajo

Re: You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Sebastian Young el 2012-09-03, 10:28 am

El regodeo que noto en su cara cuando soy capaz de mirarlo de nuevo hace que me hierva la sangre. Menudo gilipollas. ¿Qué hacía un tipo como ese trabajando en un psiquiátrico? Suponía que se había tirado a mucha gente para llegar hasta aquí. Vuelve a pedirme de forma extremadamente educada que salga de su despacho, cuánto amor. Tenía que dejar ser sarcástico conmigo mismo. Escucho con la mandíbula apretada su respuesta al resumen que le había hecho de mi situación, al menos me había prestado un poco de atención... o eso parecía por su recomendación. Sí, claro que podía pedirle a algún enfermero un cambio de doctor, pero no me haría el más mínimo caso. ¿Un funcionario? Tsé… Me haría escribir una petición por escrito que acabaría en una pila de papeles para destruir. Y, aunque me lo concedieran, dudaba seriamente que otro me diera el alta.
Mi única opción era el doctor Ross. El problema: Stefan iba a ser duro de pelar y yo no era ningún experto en chantajes. No tenía ni idea de cómo hacerlo, pero suponía que debía empezar por poner mis cartas sobre la mesa. Y tenía que hacerlo ahora, porque el doctor no dejaría que me acercara de nuevo a él. Además, me había dado permiso para hablar ¿no?

-En dos semanas es mi evaluación semestral y, si mi doctor quisiera, podrían darme el alta. Pero no lo harán. Por eso necesito un doctor que me evalúe como apto para volver a la sociedad o la mierda que pongáis en los informes. Y ese doctor serás tú. –explico pausadamente, ya sólo me quedaba darle el motivo para hacerlo. Me inclino hacia delante y dejo caer una foto boca abajo sobre su escritorio.- Espera, no hace falta que le des la vuelta. Yo te digo lo que se ve en ella… Es una foto ligeramente obscena de mi futuro doctor tratando a su loquillo favorito. Otro día te daré el resto para que las guardes como recuerdo, o quizás haga una exposición con ellas en las paredes del centro. Depende de ti. –anuncio sonriendo por primera vez.

Volver arriba Ir abajo

Re: You’ve never been so used [Stefan]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.