Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-25, 9:23 am

La mañana estaba resultando algo extraña con algún que otro paciente por los pasillos y en la consulta, pero estaba acostumbrada a eso. Miré el reloj, tenía 10 minutos para prepararme para la siguiente paciente. Cogí el teléfono y marqué el número de la vecina, para segurarme de que Marquitos seguía bien y después de colgar cogí la carpeta de la paciente que llegaría en cinco minutos. Al parecer la chica venía de la consulta de otro profesional que había bandonado el centro. Me encogí de hombros pensando en lo mal que me sentaban aquellas cosas de dejar las terapias a medias. La abrí y comencé a leer los pocos datos que había, por lo visto a parte de falta de profesionalidad, su aterior terapeuta, era vago.


Nombre completo: Duna Sarah Skylar
Edad:20
Fecha de nacimiento: 7 de Marzo
Sección: Trastornos Alimenticios, Trastornos de la Personalidad (secundario)
Enfermedad: Bulimarexia, Bipolaridad(no reconocida por ella)

Suspiré pensando en la cantidad de jovencitas que venían a la consulta con problemas alimenticios. Por norma general solían ser problemas de autoestima y autoimágen y la mayor parte de los doctores les obligaban a comer, pero ese no era mi estilo, dejar de comer era el síntoma, pero la raíz de la enfermedad estaba más profunda. Me llamó la atención bastante el hecho de la bipolaridad no reconocida, pero sí diagnosticada, aunque lo trataría como algo secundario, primero tenía que lograr que se valorase tal y como era.

La puerta sonó y le indiqué que pasara desde dentro, mirándola sonriendo cuando entró- Hola Duna, toma asiento, por favor-. Cuando se sentó a la mesa, frente a mi, sonreí de nuevo y saqué los folios en blanco, los rotuladores y los lápices de colores. El dibujo era la mejor manera para conocer a alguien- Soy Eva Sturmherz, llámame Eva, ¿de acuerdo?-. La chica era guapa y parecía simpática, una chica normal, aunque demasiado delgada. Le tendí el folio en blanco y le acerqué todos los rotuladores y lápices de colores- Espero que te guste el arte, Duna-. La miré a los ojos sin dejar de sonreír- Verás, el arte es una manera de conocer a las personas y yo quiero conocerte, verte tal y como eres. Quiero que hagas un dibujo de ti misma. Puedes utilizar todo el folio o sólo una parte, los colores que quieras y dibujarte como quieras, entera o sólo la cara, tu verás. Eso sí, tienes sólamente 5 minutos, así que no te esfuerces mucho en los detalles.

Saqué del cajón otra carpeta, aunque estaba vacía y ella no lo veía, simplemente quería que se diese cuenta de que no la vigilaba y que no la agobiaba, quería que se relajase.

Spoiler:
Si puedes explica en el post cómo lo has dibujado (Si a color, grande, pequeño, ocupando todo el folio, sólo una parte, entera, solo torso y cabeza, solo la cara...). Gracias Very Happy


Última edición por Eva Sturmherz el 2012-07-25, 5:09 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-25, 9:48 am

Habia pasado una mala noche, malditos vomitos, cada vez iban a peor, tras media hora en el baño vomitando obviamente, tenia que ir a la terapia eso si no iba a pasar por el comedor, seguro que las enfermeras no queria ni verme despues de lo que habia pasado entre nosotras.
Iba caminado por los pasillos, de camino al consultorio de mi nueva psicologa, que mania con cambiarnos de medicos, en fin esperaba que me cayese bien, normalmente no confiaba mucho en los medicos, no sabian que hacer.
Entre al despacho de la nueva psicologa, parecia amable, pero no debia confiarme demasiado, muchos usaban eso como excusa para el acercamiento previo.
Gracias-le comente mirandole, sentandome en la silla que estaba justo en frente suya, pronto vi que sacaba unos folios, rotuladores y lapices, alce una ceja cuando la vi sacar todo aquello, ¿Ahora estamos en bellas artes?-pregunte negando con la cabeza algo ironica, mientras ella me explicaba que tenia que hacer con todo eso, bueno me puse a ello, tome el folio en mis manos, cogi un rotulador negro y empeze a dibujarme a mi misma, ¿como me podia dibujar?, ¿Gorda, flaca, ambas?...eran preguntas que me hacia para mi misma, al final me decante por las dos opciones, dividi el folio a la mitado con una linea a mano alzada, emepece a dibujarme gorda y despropocionada, en un recuadro puse:
asi me veo cuando como
- despues en el otro lado me dibuje flaca y escualida, ojerosa y fea, hice otro recuadro
asi me veo cuando vomito
-Digamos que era una vision poco agradable de mi misma pero asi me veia yo, le entregue el folio, ten un dos por uno-le comente mirandola, ella no era mala pero para mi era una desconocida aun, esperaba conocerla más a fondo al igual que ella. Supongo que para eso se hacian estas terapias que para mi era absurdas y no valian para nada, yo sabia quien era el culpable de mis traumas y no tenia ganas de hablar de él.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-25, 5:32 pm

Sonreí ligeramente al escuchar su pregunta. Bellas Artes, buen apunte; negué con la cabeza, pero sonreí al ver que se decidía a colaborar y empezaba a dibujar. Decidí no prestarle atencion, haciendo como que revisaba papeles en una carpeta vacía hasta que termino y me entregó su dibujo- Vaya, veo que tenemos aquí la oferta del mes, me alegro, Duna.

Cogí el dibujo y lo miré detenidamente, quizá para ella no dignicaba nada, pero a mi me daba muchos datos sobre ella- Veo que te has dicbujado dos veces, ¿me puedes decir por qué?-. Yo ya sabía la respuesta, tal y como me lo mostraba se mostraba mal consigo misma hiciese lo que hiciese. Una parte de ella le instaba a comer mientras la otra le decía que no lo hiciera y biceversa, una lucha interior constante. Los tonos negros me indicaban trsiteza y aislamiento, la falta de color era total, simplemente blanco y negro, tan opuestos como su manera de verse.

Dejé el dibujo de nuevo sobre la mesa y señalé ambos recuadros- Te ves mal si comes, pero también te ves mal si no comes. Eso debe de ser muy duro, Duna, te admiro. Eres una persona fuerte. Muy fuerte-. Dejé el dibujo a un lado, quería ahondar más en ella, en su historia, conocerla de veras. Estaba más que segura que todos sus problemas alimenticios venían dados por una baja autoestima, cosa que también reflejaba su dibujo, pero, ¿de dónde venían esos problemas de autoestima?

Le acerqué un nuevo folio en blanco y sonreí- Me encanta tu manera de expresarte sobre el papel, eres muy clara. Me preguntaba si podrías dibujar ahora a tu familia, Duna-. Esperaba que accediese, la mayor parte de estos problemas se gestaban en la familia y necesitaba saber la relación que tenía con cada uno, cómo les veía.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-25, 6:07 pm

Escuche las palabras de Eva, carraspee un poco cuando dijo aquello, me veia mal en todos los sentidos, me peleaba conmigo misma todos los dias, y bailaba con la muerte en un baile mortal donde solo resultaba ganador, ¿era ella o yo?, solo podia ganar uno, ¿pero quien?.
Me siento generosa hoy-le comente aun con ironia, me gustaba hablar asi supongo que era mi mecanismo de defensa ante la gente que me molestaba, ademas me importaban muy poco lo que pensasen de mi.
Facil, tengo bulimarexia, supongo que lo sabras, en el dibujo donde me veo gorda es cuando como exageradamente, y sin satisfacerme lo hago por gusto, en el otro pues es cuando vomito la segunda parte de la bulimia y comienzo del ayuno forzado o dicho de otra manera, la anorexia y es bastante prolongada-le comente de una manera serena, tranquila y madura, no como una niña histerica ni mucho menos, habia madurado mucho desde que emepece con esto e ingrese aqui.
Cuando como entro en un circulo vicioso en el cual es dificil de parar, y solo se me ocurre esto, vomitar todo, cuando no como me siento bien, y mal a la vez es un lio lo se pero soy asi y no se si podre cambiarlo-comente mirandole aun con serenidad, pero me hizo gracia el comentario que me habia dicho de que era fuerte y que me admiraba, me encogi de hombros para no decir nada, poco despues me dijo que dibujase a mi familia, ¿por donde empezar?...Suspire y empeze a dibujarlos, primero a mi padre,
Marcus Skylar
-dibuje un cuadradito con su nombre, despues a mi madre con un corazón al lado,
Samantha Skylar
-era mi mejor amiga ademas de una madre, despues iba mi hermana,
Alexia L. Skylar
-la dibuje al lado de mi padre y un corazon entre ellos dando a entender que era su favorita antes que a mi. Por último dibuje una lapida, con el nombre,
Sarah Skylar
-mi abuela fallecida y un gran pilar para mi, su perdidda me afecto tanto que por eso acabe aqui.
Le entregue el dibujo a Eva, espero que te guste mi "arte", igual los vere colgados por el despacho en otra sesion-dije volviendo a la ironia, un mecanismo que nunca me fallaba o eso decia yo misma que siempre la usaba para casi todo, suspire de lado esperando la reaccion de ella.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-26, 7:07 am

Me sorprendió gratamente escucharla hablar así de su problema. Hablaba con seguridad, madurez y realidad, algo muy raro en las chicas con problemas como los suyos- ¿Entonces podríamos decir que odias ese círculo vicioso a pesar de seguir entrando en él?-. Si la respuesta era sí dejaba muy claro su comportamiento dividido. Duna era dos personas encerradas en un mismo cuerpo: una persona que quería verla sana mientras que la otra le aobligaba a no comer para verse "bella". Sonreí a medias volviendo a mirarla y asentí levemente- Duna, sinceramente creo que a pesar de los cambios de doctor has logrado hacer bastantes progresos, pocas personas son capaces de hablar con la sinceridad y la madurez con las que tu lo haces. Es un gran comienzo que no me esperaba, me alegro.

Cogí el dibujo que me tendió y lo miré detenidamente. Demasiada información y demasiados sentimientos, posiblemente reprimidos, dentro de un cuerpo que encierra demasiados recobecos. Nada bueno bajo mi punto de vista.
Asentí sin quitar el ojo al dibujo. Ella no aparecía por ningun lado, quizá no se sintiese parte de esa familia. No había nada que indicase una buena relación con su padre, pero el corazón que había dibujado entre él y su hermana me indicaba que ella estaba fuera de ese afecto, que su padre tenía preferncia por su hermana- La relación entre tu padre y tu hermana era muy buena, por lo que puedo ver, ¿qué tal te llevabas tu con ellos?-. Seguí mirando el dibujo: un corazón junto a su madre lo que me indicaba una relación estrecha, posiblemente dependiente- Veo que quieres mucho a tu madre, ¿pasaba mucho tiempo con ella?-. Si pasaban demasiado tiempo juntas y Duna reducía su vida a la compaía de su madre podría ser digno de un apego mal estructurado, demasiado dependiente.

El dibujo de la tumba me descocertó bastante. Saqué la carpeta con sus datos para ver si encontraba a alguien con ese nombre, pero no aparecía por ningún lado, de no ser como segundo nombre de Duna. Señalé la lápida y la miré- Verás, no sé quien es Sarah, ¿podrías hablarme de ella, por favor?-. Volví a entregarla el dibujo, dejando que lo mirase de nuevo y alcé una ceja- Oh, y también me gustaría saber porqué tu no estás en ese dibujo, Duna. Es tu familia y tu formas parte de ella.

Sonreí al escuchar su pregunta y me encogí de hombros pensando en lo que me había dicho. Los dibujos de las personas que había tratado durante los 9 años que llevaba en el centro estaban archivados con el resto de documentos. Señalé una pequeña corchera que había junto a la puerta de entrada y sonreí- Esos son los dibujos que mi hijo hace de vez en cuando- . Me levanté y cogí uno, llevándolo hasta la mesa. Era de hacía un par de años y estaba lleno de colores; aparecíamos Marcos y yo, cogidos de la mano- Mira, esta es su visión de nuestra familia, él y yo y nuestra casa de fondo. él también es parte de la familia, Duna. Por eso se ha dibujado.- Lo dejé caer como quien no quiere la cosa para que se diera cuenta de que ella también formaba parte de su familia- Si tu quieres también puedes formar parte de ese pequeño recobeco de arte y que tus obras queden ahí para el recuerdo. Dentro de un tiempo verás el progreso que has hecho sólo con mirar tus dibujos-. Sonreí volviendo a sentarme y guardé el dibujo de Marquitos en un cajón, esperando que algún día eccediese Duna a formar parte del rincón de arte.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-26, 7:31 am

Escuche las palabras de Eva, la verdad es que habia cambiado mucho de doctor, y aun asi habia conseguido salir airosa en muchas ocasiones.
Es un baile que tengo con la muerte, solo puede haber una ganadora, solo podra quedar una.-le comente mirandola cuando me dijo aquello, del circulo vicioso que tenia con la comida y vomitos, me peleo contastemente con mi cuerpo, esa una pelea sin fin-le comente mirandole hablando con sinceridad, muchas veces la gente se quedaba impactada por mis contestaciones pero yo era asi, aunque en muchas ocasiones me tenia que morder la lengua para no decir exactamente lo que pienso.
La relacion con mi padre, me tuve que reir, mi padre y yo eramos odio puro no siempre fue asi, pero ahora si. Mi padre Marcus es el causante de mis traumas, me odia, en cambio a Alexia la adora la ve como un ángel, y eso me rebienta, yo tambien soy su hija y a mi me acomplejaba y me marginaba, me castigaba con duras y frias palabras. Con Alexia, mi hermana la relacion es una tanto bipolar, somos amor odio, pero despues nos queremos no podemos estar la una sin la otra.-le comente hablando un poco serena y un poco enfadada, odiaba que me sacarn el tema de mi padre, era el culpable y lo odiaba.
Una media sonrisa se dibujo en mis labios cuando hablo de mi madre, más que una madre es mi mejor amiga, me quiere tal como soy, cuando empece con todo esto ella estuvo alli, ayudandome y pasandolo mal porque no se podia creer lo que me habia pasado-le comente mirandola, nunca antes habia hablado de la relacion mia con mi familia. La conversacion era algo profunda, pero se volvio un poco más amarga cuando nombro a mi abuela, intente reprimir las lagrimas, Mi abuela, por ella, me llamo Duna Sarah, murio y fin de la historia-le comente mirnadola, me dolia recordarlo todo, no queria sacarlo a la luz, no queria recordar su muerte, mi recaida y mi desicion de estar en el RX. Poco despues me enseño unos dibujos de su hijo, medio sonrei cuando los vi, eran muy lindos, escuchaba sus palabras , de que su hijo se veia en su familia, eso no me pasaba a mi exactamente, la diferencia entre tu hijo y yo es el cariño recibido, supongo que tu lo quieres mucho y darias la vida por él. En mi familia soy un puto cero a la izquierda asi que por eso no me he dibujado en ese dibujo "familiar"-le comente suspirando con un nudo en la garganta el cual me estaba ahogando mucho, solo queria salir corriendo de ese lugar. Me comento aquello de colgar mis dibujos para que viese mi evolucion ante eso solo hise un simple gesto de indiferencia, la terapeuta eres tu, asi que tu sabras que es lo mejor para mi que soy tu paciente-le comente entre indiferencia y encogiendome de hombros, despues me quede callada sin decir palabra, esperando el siguiente paso en la terapia, que para mi era absurda, y no servia para nada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-26, 1:23 pm

Escuché sus palabras ¿Un baile con la muerte? Un juego en el que sólo participaba ella, haciéndose daño e intentando ayudarse a sí misma al mismo tiempo. Asentí levemente, sabiendo que no habíia una mejor manera para explicarlo- ¿No te consideras dueña de tu cuerpo, Duna? Has dicho que es una lucha constante con tu cuerpo, ¿por qué?-. Sabía que era un a pregunta difícil y, en realidad no tenía pensado llegar a este punto en la primera terapia, pero tenía que aprovechar la información que ella me brindaba.

Nos centramos en su dibujo y una pequeña risa salió de sus labios, irónica, mientras señalaba a su padre. Estaba claro que eso que decía la dolía en el alma. Le odiaba y ese odio se reflejaba en sus palabras. Podía entenderlo, todo el mundo odiaba a alguien y yo no era menos, sabía de lo que hablaba- Duna, en primer lugar quiero que sepas que odiar es algo natural, algo que va en nuestra naturaleza y no tienes que sentirte culpable por ello, sé que odias a tu padre y no eres culpable por ello-. Me mordí el labio mientras seguía escuchándola y asentí. Había encontrado una pequeña parte del inicio de sus problemas: la baja autoestima proviniente de una relación paterno-filial desestructurada completamente, basada en las preferencias y los celos.

Nadie salía indemne de una relación de ese tipo acontecido en la infancia, lo tenía muy claro, y Duna era la mejor muestra de ello. Podía creer que Alexia era la hermana pequeña de la familia y de ahí la preferencia y la sobreprotección por parte de su padre- Verás, en todas las familias existe preferencia por un hijo o por otro, por parte de ambos progenitores. Tu padre lo ha llevado al extremo de lo irracional, haciéndote creer inmerecedora de su cariño o del de otra persona, incluso del de ti misma, llevándote a ese círculo vicioso, pero eso tu ya lo sabes, tu misma me lo has dicho. Pero quiero que pienses una cosa: ¿si fueses poco merecedora de cariño, tu madre hubiese seguido a tu lado?

Cogí su dedo con suavidad y lo arrastré hasta su dibujo, situándolo entre su hermana y su madre- Tu estás aquí, Duna. Rodeada de personas que sí te quieren, aunque tengas tus más y tus menos con ellos, pero te quieren. Te quieren y te respetan. Y ten seguro- llevé su dedos, deslizándole por el papel suavemente hasta ponerlo sobre la figura de su hermana- Que no eres menos que ella. Eres fuerte y valiente y no has necesitado la sobreprotección de tu padre, has sido capaz de vivir con tus problemas y estás dispuesta a superarlos. Debes estar orgullosa de ti y de como eres, Duna-. Suspiré levemente por el comentario que hizo acerca de su abuela y negué taxativamente con la cabeza- Sé de sobra que hay mucho más que eso, me lo dice tu tono ahogado, Duna. Pero si no quieres hablar de ello, lo entiendo, quizá podríamos hacerlo en otro momento. No voy a obligarte a hacer algo que no quieras, ¿de acuerdo?

Cogí los dibujos y los guardé en el cajón, junto a su carpeta con el historial mientras la escuchaba hablar de nuevo- Sí, yo soy tu terapeuta, pero no te conozco mejor de lo que tu te conces, Duna. Si quieres que estén ahí, lo estarán, si no quieres, no los colgaré y quedarán en tu carpeta, con tu historial-. Miré el reloj y comprobé que solamente quedaban 15 minutos de sesión para completar los 45 que yo seguía, me recosté ligeramente en la silla, liberándome del entumecimiento de mis músculos y la sonreí de nuevo- Bueno, ya hemos hecho suficiente de lo que a mí me apetecía y no me gusta ser mandona. Dime, ¿qué es lo que te gusta hacer a ti?-. Ya había obtenido información para seguir con ella durante bastantes terapias, pero quería conocer sus gustos y que la siguiente terapia se encontrase a gusto, si es que decía volver.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-26, 2:25 pm

No me siento dueña de mi cuerpo, no puedo controlar los vomitos, cada vez van a peor, tengo las costillas amorotonadas de los esfuerzos para vomitarlo todo-le comente sinceramente, me siento bien asi, quiero desaparecer, si no hubiese nacido todo estaria bien-le comente mirandola, eran palabras duras para una chica de mi edad, pero si era lo que sentia, nada me haria de cambiar de opinion.
Ante lo que dijo del odio asenti, tenia razon era natural el odio, mire a Eva con seriedad. Tú ves normal que tu propio padre te diga: ERES EL PEOR ERROR DE MI VIDA, SALTE DE MI VISTA, NO TE QUIERO VER DUNA-podia escuchar sus gritos diciendome eso, inconcientemente lleve mis manos a mi odios, como si estuviese volviiendo a revivir ese pasado que aqui habia dejado atras y que ahora estaba sacandolo a relucior con ella, intentaba reprimir mis lagrimas para no llorar, eso era de cobardes, de gente debil y segun Eva yo era fuerte, si ya claro...
Mi padre era un cabron y un hijo de puta, solo sabe hacer daño, a mi me maltrataba psicologicamente, a mi madre le solia pegar, y yo me sentia impotente por no poder hacer nada para ayudarla, por eso acabe asi-le comente poniendome nerviosa, mi madre era mi punto debil, la echaba demasiado de menos, mi madre me quiere de igual forma, tanto si fuese la favorita de mi padre como si no, ella es asi para mi es un ángel-le comente mirandola, intentando calmarme un poco, cerre los ojos con fuerza, para despues abrirlos, y continuar hablando de mi vida y estancia en este lugar de locos.
Yo mate a mi abuela-dije asi sin mas, murio de un fallo cardiaco, pero yo me sentia culpable, murio por mi culpa-le dije aun ahogada al recordar aquella noche, aquella fatidica noche donde mi abuela cerro los ojos para siempre, y yo volvia a recaer en los brazos de la bulimarexia, y decidi venirme hasta aqui. En todo mi tiempo aqui habia conocido a mucha gente, a los cuales habia aprendido a ver como una familia, ¿De que sirve estar rodeada de gente si por dentro te sientes rota?-pregunte retoricamente no esperaba respuesta alguna, eso era algo mio y nada mas. Mis ojos empezaban a ponerse vidriosos, tenia tantas ganas de llorar, pero no lucharia con todas mis fuerzas para no llorar, despues la mire cuando comento aquello de los dibujos, Guardalos o tiralos, tú misma-le comente mirandola encongiendome de hombros mientras me acomodaba comododamente en la silla esperando las respuestas de la doctora, echaba de menos a mi otra terapeuta Anahid, la cual veia como una madre, ¿Seria igual con Eva?...El tiempo diria si o no.
Me gusta pasear, escribir cuanto veo en el dia, leer y escuchar musica, si es instrumental mejor que mejor-le comente mirandola, la musica instrumental me ayudaba a superar todo, y me ayudaba a sacar a fuera todo lo que sentia, ya que yo era de las que odiaba llorar en público siempre preferia llorar en soledad, no queria que me viesen debil ni mucho menos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-27, 7:27 am

Escuché sus palabras, duras y emotivas. Una cruel realidad para una mente poco estable, encerradas en un cuerpo que mandaba alertas de aviso que no eran escuchadas. Un dura batalla entre la vids y la muerte, tal y como ella había dicho. Una batalla en la que al final ella sería la ganadora, y yo me encargaría de ello- En ese tema sobre tu cuerpo y los vómitos nos centraremos más adelante, Duna. Sería profunfddizar demasiado y forzar la marcha de las terapias.

La observé llevarse los dedos a los oídos, no queriendo escuchar los recuerdos de su mente. Su padre había sido el principal causante de todos sus problemas, haciendola entrar en un torbellino de desaceptación y disconformidad consigo misma que cada vez iba a peor. Quería llorar, estab claro, y no entendía la manía que el ser humano tenñia para expresar sus emociones, si quería llorar podía hacerlo tranquila. Miré sus ojos, seria, sin un atisbo de sonrisa que pudiese mostrar el menos grado de burla- Si quieres llorar, llora, Duna. Llorar es sano, igual que hablar, nos limpia por dentro y nos libra de nuestros demonios. No quiero que reprimas ninguna de tus emociones durante las terapias.

Suspiré, pensando en cómo podía hacerla entender que se había echado sobre ella misma una carga que no le correspondía. Millones de adolescentes se sentían culpables cuando los problemas en casa les sobrepasaban y, en los casos de maltrato, solían culpabilizarse por no poder ayudar de alguna manera a la víctima- Tu madre y tu habéis sido objeto de las frustraciones de tu padre. Pero tu tienes que solucionar por ti misma la frustración que te ha causado, esa disconformidad contigo misma- Busqué la manera de que mis palabras no sonasen duras y mucho menos que pensara que hablaba mal de alguien de su familia antes de seguir hablando. Pasé mi mano por la cara, recogiendo el pelo detrás de las orejas para que ella pudiese tener una visión completa de mi cara a la hora de expresarme- El problema de los malos tratos de tu padre hacia tu madre es duro, lo sé. Pero tienes que desentenderte de algún modo. Todos arrastramos lacras en la vida, todos y cada uno de nosotros tenemos problemas y ese problema en especial debe resolverlo tu madre, Duna. No quiero decir con esto que no te preocupes por ella, ni mucho menos, tienes que preocuparte por ella y ayudarla. Pero la actitud que has adoptado no es la correcta, ella es quién debe resolver su problema haciéndose valer por si misma.

Cuando llegamos al punto de su abuela noté que se demoronaba interiormente. Su punto débil dentro de la familia. No quería exprimirlo, pero sí que algún día, con ayuda de la terapia, llegase a desculpabilizarse de la muerte de Sarah- Muchas veces nos hacemos culpables de problemas que no nos incumben. Sé que echas de menos a tu abuela, pero tu no la mataste, su hora llegó en el mismo tiempo que tu hora de entrar en el RX. No te tomes la muerte como el final, Duna. La muerte es sólo una etapa más de la vida, la etapa final. Y tu abuela siempre estará ahí contigo- señalé a su pecho con mi dedo índice, directamente al corazón- Siempre que la recuerdas y la sigas amando ella estará contigo, porque ahora es la única que puede protejerte aquí dentro.

Preguntas retóricas. O al menos eso era lo que ella creía, ya que para mi no lo era. Tenía una respuesta clara, simple y tajante. Una respuesta basada en mi propia experiencia. Yo también tuve una época en la que quería morir, desaparecer de la faz de la Tierra pensando que nadie me querría jamás...¡cuan equivocada estaba!- Rodearte de las personas que te quieren hace que tu interior se recomponga y así puedas sentirte bien, Duna. Nunca lo olvides: el amor es uno de los pilares de la existencia humana. Y tu tienes mucho amor, mucho amor que dar y recibir, pero te cierras en banda, creyendote inmerecedora de ello.

Quince minutos más y la sesión acabaría. Quería que Duna se expresase por medio de algo que a ella le gustase y los que ella me proponñia me resultaban muy tentadores. A través de la escritura una persona podía expresar todo auqello que no era capaz de reconocer- Me parece que tienes unos gustos exquisitos, la verdad. Compartimos algunos como la escritura, Duna-. Sonreí levemente mientras asentía sin dejar de mirarla- Me gustaría que escribieses algo, lo que quieras, simplemente deja que el boli se deslice sobre el papel- Le entregué un bolígrafo y un nuevo folio, dejándolo ante ella- Pero sólo si quieres hacerlo, recuerda que siempre puedes decir no.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-27, 9:24 am

Escuchaba sus palabras cuando me decia todo aquello, supongo que las terapias iban poco a poco, ahora se centraria en mis problemas emocionales, todos eran culpa de Marcus, por su culpa yo no podia ser feliz, ya me costaba sonreir.
Me niego a llorar, no quiero hacerlo, no lo hare-le comente mirandola, no podria permitirme ser debil delante de nadie, habia aprendido a ser fuerte, para mi llorar era un signo de debilidad, no lloraba por nada.
Para mi llorar es un signo de debilidad-dije sinceramente mirandola a los ojos, algo vidriosos, notaba como una lagrima bajaba por mi mejilla la cual limpie enseguida, no queria derrumbarme delante de nadie, ni siquiera llore cuando acabaron mis relaciones sentimientales, no iba a llorar ahora.Me sentia impotente cada vez que ese cabron la insultaba y le pegaba, no podia defenderla de él, eso me torturaba por dentro-le comente mirandola tensando la mandibula de la rabia, y como no el puño, tenia ganas de golpear algo, muchas veces golpeaba la pared mas cercana que tenia.
Mi abuela era mi punto debil, fue la primera que me descubrio vomitando, la que no dijo nada a nadie, y la que me supo guardar ese secreto, hasta que le confense a mi madre la verdad, algo que sin duda no le gusto. Seguia oyendola hablar cuando me dijo aquello de que la culpa era normal, pero yo me sentia culpable y nada ni nadie podria hacerme cambiar de opinion, asi era yo un tanto cabezota.
Aqui tengo gente con la que me suelo rodear, y los he aprendido a ver como una verdadera familia, a mi anterior terapeuta, Anahid la veia como una madre, me queria mucho-le comente mirandola, pues ella siempre me recibia con una sonrisa, y muchas veces le costaba saber que pensaba exactamente, normalmente con los demás hacia gestos no articulaba ni una palabra.
La escuche antenta sobre que compartiamos el gusto por la escritura, medio sonrei, me dijo que me expresara escribiendo, asi que eso hize, toma el papel y el boligrafo.
Escrito:
¿Que esperar, cuando no esperas nada?, ¿que querer cuando nadie se quiere?. Preguntas si sentido de un alma silenciada, mi alma que no es dueña de este cuerpo, quiere salir al exterior, buscando otro lugar, ¿el cielo o el infierno? ¿A donde ire,? ¿donde encontrare el descanso?...¿donde?. Un cuerpo marchito un alma rota, un silencio y un adios...
.
Le entregue el folio para que lo leyese, la verdad es que no estaba inspirada, pero al menos era algo, No es Shakespeare pero espero que te guste-le comente mirandola encoginendome de hombros, esperaba salir pronto de la sesion, me estaba medio agobiando y necesitaba aire.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Eva Sturmherz el 2012-07-28, 11:49 am

Observé la lágrima que ella intentó ocultar y negué ligeramente con la cabeza, pero con una ligera sonrisa en la cara- Llorar es bueno. Todo el mundo lo hace y no por eso somos débiles, Duna. Es parte de nuestra naturaleza. No quiero que te repirmas aquí. Yo no te juzgo, simplemente te acompaño.

La frustración que ella sentía por los hechos del pasado y por todo lo que acontecía en relación con su padre podía verse en sus ojos vidriosos. No profundizaría más ese día, no era conveniente. Esperé paciente a que acabase de escribir y leí lo que me entregó y sonreí al escuchar su comentario, aunque aquello demostraba una cierta falta de confianza en lo que hacía. Lo leí poniendo especial atención a cada palabra que ella había escrito. Podía ver frustración, culpa y anhelo. Demasiadas cosas para una persona torturada por ella misma.

Suspiré y la miré sonriendo. Por lo visto era perfectamente capaz de expresarse sobre el papel, mucho mejor que a través de la voz- Es perfecto. Eres tu-. No sabía querría volver a otra terapia, pero el tiempo de esta sesión había concluído- El próximo martes, dentro de exactamente una semana, te espero aquí a las 11 de la mañana. Tu decides si quieres volver, Duna. Me encantaría que lo hicieses, quiero que confíes en mí algún día tanto como lo hiciste en Anahid, sería muy productivo-. Me recosté en mi sillón y la miré fijamente- Si vuelves, me gustaría que trajeses un escrito. Bueno, en realidad siete, uno por cada día, y me cuentes ahí lo que haces al cabo de un día: lo que sientes, si comes, si vomitas... todo lo que quieras. Me fiaré de lo que ponga en esos papeles, será la única verdad que me valga. Pero ya sabes, sólo si quieres voler, nadie te obligará a hacerlo.

Me puse en pie y la acompañé hasta la puerta del consultorio. Bajo mi punto de vista habíamos hecho avances, había logrado que se expresase, que dejase sus sentimientos asomar y darse a conocer, pero quería escuchar de sus labios que volvería, necesitaba volver.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Duna S. Skylar el 2012-07-28, 12:07 pm

Negue de medio lado cuando me dijo aquello, pero igual Eva, tenia razón, mi madre tambien me lo solia decir que llorar era bueno, no sabia por que pero las lagrimas me salian practicamente solas, espero que estes contenta, ya esta mira ves estoy llorando-le comente mirandola con mis ojos llenos de lagrimas, los cuales seque con la manga de mi blusa, no solia descubrir mi cuerpo me daba vergüenza que me viesen llorar, porque eso significaba que me habian derrotado y era lo que menos queria ahora.
Una semana por medio antes de la siguiente sesion, y tenia que escribir una especie de diario, como si eso sirviese de algo, pero en fin si lo mandaba ella pues debia ser algo util, y pasamos de Bellas Artes a clase de Literatura-comente ironicamente, negando con la cabeza, escribiria todo lo que hiciera, eso lo hacia casi siempre, pero ahora seria algo más personal, pues seria como un diario.
Me levante de la silla para salir por la puerta,despreocupate, tendras tu mininovela de mi semana de cautiverio-le comente mirandola cuando me dijo aquello de los escritos y que eso le serviria para avanzar un poco mas con la terapia, ya que la habia empezado, debia terminarla...Eva...-la llame, ella me miro,gracias-dije con una media sonrisa ladeda y me marche de la consulta a perderme en algun rincon del psiquiatrico, tenia ganas de salir de alli, respirar otro tipo de aire, pues en el psiquiatrico el aire estaba un tanto viciado. La terapia me estaba medio ayudando pero no sabia si ella podria hacer algo más por mi, yo era un caso perdido.

Volver arriba Ir abajo

Re: Duna Sarah Skylar- Juguemos con el arte (T.1)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.