Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Dereck G. Holdman

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dereck G. Holdman

Mensaje por Dereck G. Holdman el 2012-07-16, 5:38 pm

» Dereck Gale Holdman «



NOMBRE COMPLETO:

Dereck Gale Holdman

FECHA DE NACIMIENTO:

18/12

APODOS:

Dereck.

EDAD:

22

ESTATUS ECONÓMICO:

Alto

ORIENTACION SEXUAL:

Heterosexual

GRUPO {Si estas enfermo}:

Trastornos Adictivos

ENFERMEDAD:

Drogadición


FÍSICA: {5 mínimas}
De estatura media para ser un hombre. No destaca como alguien alto, pero desde luego no es bajito. Poseé una compostura fuerte aunque no demasiado ancha. Tiene una cintura fina, con unos hombros de mayor diámetro. Siempre está en forma, le gusta y además lo requiere su profesión. Su piel es clara, suave y casi siempre fría. Tiene unas manos grandes, son acogedoras y al contrario del resto de su cuerpo, cálidas.

El pelo lo suele llevar sin ser melena, algo largo, castaño y liso. Le gusta lucir barba de un par de días, más bien no estaría afeitándose cada día. Tiene un mentón fuerte, marcando el musculo de la mejilla cuando se tensa o altera. Su nariz, a penas, tiene desperfectos para habérsela roto más de una vez. Sus ojos, los mismos que los de su madre, siempre han sido uno de sus mayores objetos de halago, azules, intenso y de mirada penetrante.

PERSONALIDAD: {8 mínimas}
Dereck... La persona más difícil de describir que existe, nunca sabes por donde puede salirte, es irónico, sárcastico, bromista en las ocasiones menos favorecedoras, un humor negro que solamente él es capaz de entender. Inteligente, audaz, atento, creído. Cabezota por naturaleza, si algo se le mete en la cabeza, nada ni nadie podrá cambiarlo, le gusta hacer las cosas a su manera, saber que lleva el control de la situación. Manipulador nato, si alguien le lleva la contra, no dudará en usar sus dotes para hacerle cambiar de idea, es el ser más despreciable que puede encontrarse cualquier persona en la vida.

La fiesta es uno de sus fuertes, le gusta pasarselo bien, disfrutar de la vida, pasarse la noche bebiendo en algún bar, o simplemente hacerlo en casa. Su mayor afición es salir a saciar su sed, odia eso de las dietas, aunque en ocasiones lo intenta controlar. Orgulloso sin remedio, otro de sus defectos, no pide perdón, hasta el punto en el que la situación lo requiera. La frialdad, el saber estar, su indiferencia natural, no demuestra en absoluto lo que siente por nadie, no le va eso de enamorarse, al no querer pasarlo mal, se encierra en su propio mundo, cosa que sin que él lo sepa no le ayuda.

Con las chicas... Seductor, sabe lo que decir en el momento oportuno, aprovecharlo a su favor y conquistar a la chica que le plazca, llevarla hasta su terreno, para que sea una de sus clientas, o simplemente en su cama. Apesar de todo, es leal, siempre trata de proteger a las personas que le importan, pero sin que lo sepan. Su mayor debilidad es Carol, no podría perdonarse que le pasara algo, la protege y la ayuda desde la sombra. Nunca pediría ayuda por más que la necesitara.

» GUSTOS «

Le encanta ser bueno en lo suyo, bueno, en todo lo que hace. Le gusta ser admirado y envidiado. Le gustan, como no, las mujeres. Es un cabrón, dejando las cosas claras, sin tener ataduras con nadie, considera un pecado no disfrutar del calor y las artes de una mujer. También le gusta la naturaleza, la soledad y viajar. No es raro que desaparezca, para marcharse a una playa perdida o subir algún monte en medio de impoluta nieve.

» DISGUSTOS «
A pesar de que puedan ser rasgos propios, no puede soportar que un tío le vacile, o que sea prepotente con él, ni mucho menos que le falten al respeto. No será difícil encontrar problemas con Dereck si tocas estos puntos.
Tampoco le gusta las relaciones serias, ni tiene pensado enamorarse, no le contenta la idea de depender emocionalmente de alguien. Posiblemente por culpa de su desconfianza en los demás y miedo al sufrimiento.

» FOBIAS «
Tiene el miedo o la fobia, a que alguna de las personas que le importan, que son más bien pocas, acabe perjudicada por su trabajo. Intenta hacer que nadie le importa por ese tema.
» MANIAS «
A pesar de que siempre parece estar tranquilo, tener todo bajo control es muy perfeccionista. Tiene que estar todo perfecto, le cuesta confiar en los demás y tiende a revisarlo todo por cualquier pequeño error que pueda haberse cometido. Es algo maniaco de la higiene, se puede duchar hasta 4 veces al día y no soporta tener las manos sucias.
FAMILIARES:
Marco G. Holdman: Padre. No quiere tener relación con él y le guarda rencor por la muerte de su madre.

Rosalie A. Holdman: Madre. Era la persona más importante en su vida, falleció el día de su cumpleaños a manos de unos mafiosos.

Dereck W. Holdman: Abuelo. De origen Américano, le debe su nombre a él. Tenían buena relación hasta que murió.

HISTORIA:
Hace 22 años, nacía en Venecia, el hijo de la familia Holdman. Sería el que se convertiría en el único. Los años íban pasando, el pequeño crecía entre lujos, vivía con todas las comodidades posibles, gracias a su padre. Él, era un capo de la mafia italiana, cosa que solamente sabía su madre. Dereck, solía meterse en líos estando en el instituto, cosa que a su padre no le gustaba en absoluto, lo amenazó varias veces con meterlo en un internado, pero su madre se oponía completamente a la idea. El padre, al ver que, a pesar de los líos en los que se metía sacaba buenas notas, decidió ceder.

Un día, que jamás el joven olvidará, es el día de su 19 cumpleaños. Su madre, moría asesinada a unos cuantos pasos de la puerta de su casa. El chico que estaba estudiando en su cuarto, escuchó algunos tiros, al mirar por la ventana vio como un grupo de hombres huía en un coche, al bajar la vista se dio cuenta de que su madre se hayaba en la puerta de su casa, con un charco de sangre a su alrededor. Al bajar, su madre ya estaba sin vida, apenas sintió el último suspiro cuando la tomaba en brazos. Llamó a su padre entre lágrimas, el cual no tardó en llegar, ya que estaba de camino a casa.
Dereck, estaba lleno de ira, quería saber porque le habían hecho eso a su madre, la reacción del padre le cabreó aún más, ya que era como si lo esperase. Con sangre fría, Marco, le arreó una bofetada a su hijo, el chico sin entenderlo se llevó la mano a la cara, escuchando las palabras de su padre, "los hombres no lloran". Esas palabras le dejaron completamente en shock, hizo el intento de volver a abrazar a su madre, pero ya unos supuestos amigos de su padre, se la estaban llevando. Y Marco, no dudó en agarrarlo para tratar de calmarlo.

Aquel hecho será siempre imborrable de su memoria. El joven pasó meses sin hablar con su padre, tratando de saber que tramaba, llevando a cabo sus investigaciones... Estaba en el salón cuando su padre lo llamó para que viniera a la cocina, se había enterado de sus sospechas y prefería contarselo él, ya que pensaba que era lo correcto. Le explicó lo sucedido, tenía problemas de dinero, ahora debía marcharse de allí si no quería acabar como su madre. Su destino sería irse a vivir con su abuelo, que tenía un apartamento en Las Vegas, Marco, tendría que encargarse de algunos detalles, pero la decisión estaba tomada.

Dereck, prefería buscar venganza, acabar él mismo con los asesinos de su madre, cosa que sabía que no era fácil. A modo de trampa, hizo una fiesta, con motivo de despedida, cosa que era mentira, ya que ni él mismo sabía cuando se íba. Al evento estaban invitados las personas más importantes del país, contactos de su padre, etc. Le había robado una de las pistolas a su padre, la llevaba escondida en su pantalón. Recordaba perfectamente la escena, la cara de los asesinos... Mientras esperaba sentado en la barra tomando un whisky, observaba a cada uno de los invitados. Una de las chicas del ballet, se acercó a él bailando, lo cual era normal, ya que era el anfitrión, pero ahora mismo no estaba para fiestas. Le sonrío a la chica, para su gusto no estaba nada mal y de haberlo pillado en otra situación a saber que pasaría... En aquel momento se levantó yéndose al garage, al entrar, se percató de que algo raro estaba pasando, su cuerpo se paralizó, eran ellos... Tres hombres, estaban mirando el portabultos del coche, la vista no le fallaba y sabía a la perfección que miraban drogas. Metió la mano en el bolsillo y sacó una pequeña pastilla, necesitaría ayuda, para tener la sangre fría de la venganza.

Tragó la pastilla, cerró los ojos y recordó aquel día, parecía lejano pero apenas había pasado tiempo... Su corazón empezaba a bombardear la sangre con más fuerza, empezaba a sentir como la ira subía por sus piernas, colocó el silenciador a su pistola, era el momento. Con demasiada locura en el cuerpo se acercó a ellos, jugando con la ventaja de pillarlos desprevenidos, disparó a uno de ellos haciendo que cayera redondo al suelo. Pero como era de esperar, ahora, dos tipos lo apuntaban... Tras algunos segundos de tensión, su padre, apareció con dos personas más, acabó con la vida de ambos, pero Marco, ni siquiera miró a los ojos a su hijo, se fue sin decirle nada. El chico, cogió la pistola y la guardo, no lo había pasado tan mal como esperaba... Ahora tenía algunos Kilos de cocaína delante de él, la cual probó sin dudarlo.

Esa misma noche, con algunas copas de más, la pastilla y las rallas que ingirió al llegar a casa, llamó a la compañía de baile, pidiendo el número de móvil de la chica que se le había acercado, necesitaba desconectar. La llamó por teléfono, pero como era de esperar ella no aceptó, él insistió ofreciendole una gran cantidad de dinero, pero no había manera.

Al día siguiente, tenía muchas lagunas de la noche anterior, le dolía la cabeza y no se sentía bien consigo mismo, pero era en lo que se había convertido... Su móvil sonó, y era la chica de la otra noche, parecía haber cambiado de opinión, el joven, no dudó en aceptar la "cita" de esa misma noche, quedaron en un bar nocturno. Tomó algo de la cocaína que guardaba en su armario, la cual pensaba vender, y sacar así su propio dinero. Sin más prejuicios, quedó con la chica, no dudó en ingerir la droga delante de ella, le ofreció incluso a la chica, pero ella se negaba una y otra vez, se escudaba diciendo que tenía problemas con las drogas.

Los días iban pasando, aquella joven había captado su atención, simplemente quedaban para tener sexo. Él continuaba insistiendole en que consumiera droga, así era más divertido. Ella, finalmente, acabó cediendo. Casi al mes de conocerla, su padre, tomó la decisión de meterlo en un centro. Sabía que su hijo empezaba a tener problemas de adicción con la cocaína, aunque le costaba aceptarlo. No podía dejarlo en Italia, ya que allí podía seguir teniendo malas compañias, así que lo mandó a este centro.

Algo extraño le pasa, ya que en todos estos años no ha podido olvidar a la bailarina, aunque jamás lo reconocerá. De todas formas sabe que es imposible que vuelva a encontrarsela, eso sí, la experiencia de poder hablar con ella, contarle algunas cosas y ella otras, es algo que le gusta. Pero sabe que es algo que ahora mismo no puede tener con nadie.

BY NikkiBomb FOR SC, don't remove the credit, please

Volver arriba Ir abajo

Re: Dereck G. Holdman

Mensaje por Raven M. Rothstein el 2012-07-16, 6:49 pm


Bienvenido al Centro Rx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.