Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Michelangelo Gianetti

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Michelangelo Gianetti

Mensaje por Michelangelo Gianetti el 2012-05-01, 10:06 pm

»Michelangelo Gianetti «




NOMBRE COMPLETO:
Michelangelo Gianetti.


FECHA DE NACIMIENTO:
14/02/1993.


APODOS:
Angelo. -En casa.-


EDAD:
Diecinueve Años.


ESTATUS ECONÓMICO:
Alto.


ORIENTACION SEXUAL:
Heterosexual.


GRUPO:
Trastornos de ansiedad.


ENFERMEDADES MENTALES:
Trastorno obsesivo-compulsivo.
Autolesión.



ENFERMEDADES FÍSICAS:
Paraplejía.


FÍSICA:
Michelangelo es alto, aunque eso no se nota demasiado debido a que se niega rotundamente a utilizar sus bastones ortopédicos, alegando que no tiene ningún caso. Así pues, lo que se ve al dirigir una mirada hacia él, es un joven demasiado común. Cabello castaño algo ondulado, aunque no se nota demasiado porque suele utilizarlo corto. Ojos azules que con la luz artificial suelen tornarse verdosos. Sus rasgos faciales no son demasiado llamativos, su nariz es de tamaño normal, labios delgados, rosados porque constantemente los muerde, dientes blancos y rectos.
Su cuerpo es delgado, más no delgaducho. Debido a su constante entrenamiento para competiciones, ha desarrollado al menos los músculos básicos, así que su cuerpo no es flacucho ni tiene brazos flácidos, pero tampoco tiene abdomen marcado.
A pesar de eso, suele vestir prendas que no dejen ver demasiado su cuerpo, nunca usará playeras o camisas de manga corta, pues sus brazos están llenos de marcas. Pellizcos, cardenales, algunas cicatrices de flagelaciones.

PERSONALIDAD:
Dicen que si la vida es dura contigo, tú no debes serlo con ella. Sin embargo Michelangelo es un poco más que duro. Es huraño, por decirlo de alguna forma. No es antisocial para nada, siempre es amigable y algo coqueto, pero internamente es alguien infinitamente negativo. Tiende a ver el lado malo de todo lo que le sucede en la vida, inclusive si es algo agradable. Supone que todo lo bueno tiene su precio y él no está muy dispuesto a arriesgar lo poco que queda de quien fue antes.
Está aferrado a querer su vida de antes, sus triunfos y metas, pero sencillamente no acepta su realidad. No tiene intención de simplemente salir adelante, se aferra a la obsesión de regresar el tiempo.
Es rencoroso y obstinado, es difícil sacarlo de una idea una vez que se ha aferrado a ella, pero no es alguien que lo vuelva vengativo. En realidad es muy pacífico la gran parte del tiempo, pero no resiste insultos, suele responder mordazmente, venenosamente tal vez. Sin embargo en su interior sabe que nunca le haría daño a alguien, inclusive verbalmente termina rindiéndose a media batalla.
En el amor es alguien que no suele sincerarse, no al menos desde su accidente. Piensa que no tiene oportunidad alguna con las chicas, pues según él jamás se interesarían en un tipo atado a una silla de ruedas. Así mismo esconde sus sentimientos celosamente.
Sin embargo no evita sentir, tampoco evita divertirse y hacer amistades, aunque la mayoría de las veces se imagina que realmente todo es una burla a su condición, y desconfía de la sinceridad que le brindan. Hasta cierto punto puede ser considerado alegre y bromista, pese a que su humor suela ser algo inclinado al sarcasmo e ironía. Tiene buenos sentimientos, pero teme que nadie lo entienda como es.

»GUSTOS «
La música. Gusta casi de todos los géneros, siempre y cuando sean música. Lleva consigo en todo momento su reproductor mp3 donde tiene tantas canciones que no termina de escucharlas.
Está acostumbrado a la comida italiana, ya que en su hogar solo se preparaban platillos nacionales, por lo mismo le gustan mucho los mismos.
Ama los chocolates, aunque tiene el consumo de los mismos muy limitado.
Le gustan los animales, en su hogar tenía un perro labrador.
Las películas de Disney&Pixar.(?)
Leer y escribir historias cortas.
Tiene una obsesión por las pelotas pequeñas.

» DISGUSTOS «
Obviamente, su paraplejía.
Sentirse limitado.
Saber que no está haciendo las cosas bien.
Que cambien sus horarios.
Detesta que muevan sus cosas de lugar.
Las personas demasiado inocentes.
Sentir que se burlan de él.

» FOBIAS «
Agliofobia: Miedo a experimentar dolor.
Catagelofobia: Miedo al ridículo.

» MANIAS «
Jugar con objetos entre sus dedos; monedas, pelotitas, tapas.

» DEBILIDADES «
Desde que tiene paraplejía tiene que llevar una dieta estricta. No puede fumar, consumir alcohol o sustancias enervantes. No puede ingerir muchos dulces o picante en exceso.
Cuando se siente demasiado frustrado, suele descargar sus emociones lastimándose. Normalmente lo hace en los brazos, inclusive en su estómago, aunque desde que llegó a rx no pasa de pellizcos o rasguños, ya que no ha dado con objetos punzocortantes.

» FAMILIARES «
Alessio Gianetti; su padre.
Gaia Gianetti; su madre.
Leandro Gianetti; hermano mayor. {27 años}
Attilio Gianetti; hermano mayor. {26 años}
Ezio Gianetti; hermano mayor. {23 años}

HISTORIA:
Dicen que tener un pasado difícil siempre hace más fuertes a las personas para afrontar el futuro. ¿No? Pero muchas veces el pasado es fácil y tranquilo, como el de Michelangelo, y lo que el futuro parece ofrecerle; no.
Nacido en el centro de una familia poderosa de Italia, el joven Gianetti fue el hijo menor, recibiendo en gran medida mucha más atención que sus hermanos. Carencias ínfimas, quizá nulas, son las que padeció durante sus primeros años de vida, y aun así, fue una estricta niñez la que vivió. Su madre siempre perfeccionista lo guiaba a obtener premios y las mejores notas escolares a cualquier precio. Por lo mismo él comenzó a tener una pequeña obsesión por conseguir todo lo que ella esperaba. Sin embargo todo era normal, hasta los doce años, cuando ganó el segundo puesto en una competencia deportiva. Para él fue un golpe demasiado fuerte de soportar, aunque su madre no lo reprendió como él había temido. Aun así, su obsesión se convirtió en una sombra aterradora que fue consumiéndolo lentamente. La desesperación de haber sido segundo después de tanto esfuerzo lo hizo hundirse en una depresión que le absorbió por al menos dos años.
Sin embargo ganar un reconocimiento local en una presentación literaria aminoró su trauma psicológico, sin menguarlo por completo. Pese a todo, su familia lo apoyó para que mejorara su condición. Claro que una red que su progenitora tejió durante doce años no iba a ser fácil de deshacer en unos meses, así que la obsesión siguió, en menor escala. Todo debía ser perfecto. Como alumno, hijo, hermano, amigo, novio. Siempre buscando resaltar, muchas veces olvidando la verdadera razón por la cual hacía las cosas.
Y en unos años, comenzaron a preocuparse por su condición, buscando ayuda silenciosamente para no confundirlo. Él jamás hubiese aceptado que tenía un problema. Pero claro, lo difícil vino después. Cuando tenía todo en orden; una novia, una imagen en su escuela, un grupo de buenos amigos, una reputación en la sociedad. Todo eso. Y de pronto los cristales de su vida se quebraron sin más frente a sus ojos.
En un parpadeo, por un conductor alcohólico, terminó en el hospital.
Aun ahora tiene pesadillas con el accidente automovilístico que le dejó parapléjico. Tendría ya diecisiete años cuando sucedió. La desesperación que lo invadió es prácticamente indescriptible. Para él su vida había terminado por completo. Decidió no ver a nadie. En cuanto estuvo en su casa, decidió permanecer en su cama todo el día. Fueron muchas semanas así; no quería ejercicios, no quería ni alimentos. Pero se dio cuenta de que sin ayuda no llegaría a ningún lado. Aun así, los golpes llegaron uno tras otro. Su novia le pidió tiempo, sus amigos no lo visitaban porque estaban ocupados con diversos eventos a los que él no podía asistir por su condición. Todo parecía ir en su contra.

Todo esto generó el inicio de uno de sus problemas que lo llevaron al rx; autolesión. El dolor que le provocaba lastimarse la piel de los brazos a pellizcos o apretones, saciaba un poco la necesidad de olvidar su realidad. Pero su madre lo notó pronto, al ayudarlo a ducharse y percibir las marcas. Todo esto hizo desesperar más aun a Michelangelo, que sentía una invasión demasiado grande a su pequeña burbuja. Pero prometió no volver a hacerlo para que lo dejaran en paz. Sin embargo cuando comenzó sus ejercicios y se montó por primera vez en la silla, esa obsesión de nuevo lo dominó.

Fueron días difíciles, nadie a su alrededor podría negarlo, pero las cosas no iban en mejoría, al contrario, empeoraban brutalmente. Así fue como se decidieron a internarlo en un hospital psiquiátrico, para tratar su problema de ansiedad. Sin embargo, el hospital italiano donde lo internaron no logró darle tranquilidad. En las visitas constantes de su familia, notaron como sus heridas empeoraban y decidieron tomar medidas drásticas.

Uno de los hermanos mayores y su madre, viajaron con él a Londres. Ahí vivirían ellos mientras Michelangelo era tratado en un prestigioso hospital. Una enfermera personal para sus terapias físicas lo acompañaría, acordaron con el director, y sería tratado por especialistas en su trastorno. Todo esto, obviamente, muy a pesar de las quejas del italiano.


BY NikkiBomb FOR SC, don't remove the credit, please

Volver arriba Ir abajo

Re: Michelangelo Gianetti

Mensaje por Samantha Douball el 2012-05-02, 11:06 am





FICHA ACEPTADA
Bienvenido, espero te diviertas en el foro! Very Happy

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.