Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

E. Arthur Crane

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

E. Arthur Crane

Mensaje por E. Arthur Crane el 2012-04-18, 1:07 am

» Elizabeth Arthur Crane «


NOMBRE COMPLETO:

Elizabeth Arthur Crane

FECHA DE NACIMIENTO:

Once de agosto de 1990

APODOS:

El

EDAD:

21

ESTATUS ECONÓMICO:

Alta [Heredada y fuera de sus manos]

ORIENTACION SEXUAL:

Heterosexual con accesos de Asexualidad

GRUPO:

Trastorno Disociativo

OCUPACIÓN:

Dibujante. Evitar que los vampiros le atrapen.

ENFERMEDAD:

Trastorno de identidad disociativo, Histeria, Esquizofrenia Paranoide.


FÍSICA:
Su piel hace mucho que parece no haber sido expuesta al sol, ya que denota un aspecto casi transparente, si este fuera posible. Su peso se mantiene estable en 79 kg, gracias a las rutinas extenuantes que Dimitri gusta de hacerle padecer, lo cual, junto a sus nada despreciables 1.80 de estatura le dan una apariencia agradable a la vista... Si no fuera por aquél rostro, que, inocente, pero con el rastro de la demencia tan tangible podría pasar por alguien normal. Aquél par de ojos que recuerdan a marismas gustan de observar con sigilo todo lo que les rodea, mientras su cabello negro y desarreglado/peinado, según qué personaje esté presente, enmarca sus facciones, varoniles pero sin resultar agresivas, si es que Demian no está al mando... Su vestimenta dependerá bastante de quién esté dominando el cuerpo en ese momento, por que si de Arthur hablamos, una camisa sencilla sin logotipo alguno y unos pantalones de mezclilla bien podrían ser cómodos. Si en cambio Dimitri entró al juego, sus ropas se vuelven más pulcras, no por formalidad, sino para captar la atención; pantalones de "marca" junto con camisas, sino es que usa jeans con playeras un pooc más ajustadas de las que el pobre El preferiría. A veces es Vladimir quien decide presentarse, con una camisa bien planchada y zapatos perfectamente boleados, no dista bastante del ególatra de dimitri, solo que sus gestos toman mayor elegancia que el anteriormente mencionado. Y si la noche lo permite, será Demian quien deshaga toda la imagen, con pantalones raidos, cinturones de estoperoles y chamarras de piel, quien con una sonrisa socarrona y atractiva será quien te salude.

DESCRIPCIÓN PSICOLÓGICA:
Su edad no encaja del todo con su comportamiento, al menos la parte libre de Arthur; Infantil pero incrédulo, aunque si algo le toma por sorpresa puede que imagine que tiene otra índole, incluso sobrenatural si no se explica qué o como ocurrió. Tien teorías extrañas en las cuales cree fervientemente. Jamás ha sido sano mentalmente hablando, desde su infancia su comportamiento ha sido catalogado de todos modos menos de normal. Presta a veces nada de atención a las cosas a su alrededor o pone atención excesiva en ello. Teme a todo lo que le gusta; metafóricamente piensa que algo que le agrada en realidad le ocasionará daño. Con su personalidad bipolar finge lo más que puede antes de explotar nuevamente en su verdadero yo [Mientras su medicación haga efecto], puede ser la persona más feliz y parlanchina en la faz de la tierra hasta que una de sus múltiples fobias desate su comportamiento. Elizabeth es cariñoso, quizás en exceso, pero tal como antes mencioné, prefiere no acostumbrarse mucho a algo o alguien para evitar sufrimientos.

Sus personalidades también han sido analizadas para determinar su nivel de peligrosidad o fuerza:

~ Dimitri Dragomir: El egocentrismo. En este se enfoca toda actitud narcisista del paciente, por quien al parecer mantiene el físico que ostenta. Se preocupa demasiado por la primera impresión que da a las personas mientras está al mando del cuerpo de Arthur, y si una mujer resulta de su agrado no titubeará en abordarla aún con los reproches que el muchacho pueda hacerle; si algo debe quedar claro de este individuo es que no se detendrá hasta atrapar a su "presa". Parece ser que también engloba una actitud de "Macho Alpha", galante, con cierto tinte de cinismo ante la mayoría de las cosas e irónicamente seductor, a pesar de que Arthur teme al juego de seducción mismo. Tiende a tener una relación abusiva con su "huesped", haciendo cosas en contra de su voluntad o que racionalmente no haría.

~ Vladimir Kivilaakso: El intelecto. Es el lado que matiene organizado mínimamente a Arthur; llevando sus horarios, actividades,la educacción y cordialidad que el muchacho en ocasiones ignoda. Mantiene un comportamiento bastante pacifico, cayendo en parsimonioso, sus contestaciiones al estar "al mando" son bastante lógicas y con un léxico envidable. Es perfectamente consciente de sus puntos fuertes y los utiliza si es necesario, sacando provecho lo más posuble. Un excelente estratega, quien siempre se esfuerza por expandir y perfeccionar sus conocimientos en cualquier rubro que sea de su interés. Le encantan las discusiones, teniendo un don para la retórica y una habilidad de convencimiento ineludible. Si se le describiese, se podría datar sus modales a finales del siglo XIX, bastante similar a un lord inglés.

~ Demian James Stark: El instinto. La parte rebelde que todo ser humano tiene; iracundo, inconsciente de las represalias por sus actos, detesta las reglas, mucho más cuando estas se imponen con más insistencia de la normal. Aunque este lado guste de salir ante momentos de estrés común para El, con una actitud retadora, imponente y llamativa; por culpa de este ser ha sido que Arthur ha llegado a la comisaría en el pasado, siendo culpable de causar revueltas y peleas clandestinas, daño a propiedad ajena y "acoso" -Denunciado por padres de jovenes locales-. Su único fin es ir en contra de lo que le establecen, y parece no saciarse hasta no ver a su contrincante retorciéndose de la rabia, algo que le resulta tan o más divertido que salirse con la suya. Bastante extrovertido, tanto que no duda en dercir sin tapujos si alguien le desagrada y dejarselo claro a la primera.

Estan son las personalidades que se le han diagnosticado, aunque, estamos firmemente convencidos de que existe una cuarta, oculta y que resulta difícil de dar un punto de vista. Al parecer no es tan relevante como las mencionadas...

» GUSTOS «
Sus gustos para desgracia suya, son cosas que debe mantener al mínimo; el chocolate es regente entre los comestibles, seguido del café y finalmente -El único que no le será prohibido- los emparedados, preferentemente de queso crema y moras azules. A nivel Psicológico, tiene preferencia por entablar amistados y conversaciones con plantas, las cuales a su criterio, son bastante más honestas que los mamiferos que le rodean. Los libros lo mantienen tranquilo, al menos llenan su parte intelectual, A lo largo de una semana, entre todas las cosas que le fueron dispuestas, hemos notado que tiene predilección por el óleo -No incluimos objetos punzantes, como lápices, por si las dudas...-, Demostrando habilidad impresionante en ello a pesar de su estado mental. Según expresó, dibuja lo que ve, sus "conocidos" y demás cosas que capten su distraida atención.
» DISGUSTOS «
Entre sus disgustos encontramos su terrible aversión hacia cualquier insecto considerado plaga, como las langos y hormigas -Creemos que está relacionado con el que dañen a las plantas-. No tolera a los gnomos que le perturban en los momentos de extremo silencio, y mucho menos a los gremlins, que aparecen en instantes inapropiados haciéndole correr. No puede mantenerse quieto por mucho rato por lo cual odia la tranquilidad injustificada. Odia a los abusones, por haber sido su blanco durante años, los jitomates cherry, que le parencen estúpidos. Las personas desesperadas lo enervan aunque él mismo entre en ocasiones en ese rango, al igual que los que son extremadamente sedentarios. Y como dato final, desprecia el oro; no puede ver nada dorado sin querer convertirlo a jirones, aunque sea sólido.
» FOBIAS «
Venustrafobia: Miedo a las mujeres hermosas, aunque en su caso se refiere específicamente hacia las mujeres en extremo seductoras; le causan pánico, por lo cual no será extraño que las evite si es posible.
Toxifobia y finalmente sufre de Filemafobia.

» MANIAS «
La florimanía es lago recurrente junto a la Noctimanía. Entre sus costumbres externas, mal conocidas como manías tiende a acomodarse el cabello detrás de la oreja cuando comienza a ponerse nervioso, a cubrirse el rostro si algo le avergüenza o mirar fijo a las personas al hablar, aún sin importar si estas demuestran incomodidad por la acción.
» DEBILIDADES «
Estrés
FAMILIARES:
Maximilian Crane:
Hombre frío, calculador y de pocas palabras. Comenzó a demostrar cierto grado de afecto al notar el padecimiento de su hijo, aunque no duda en ocultar en donde está, utilizando de excusa que lo ha mandado a estudiar medicina a Alemania.

Jennifer Habbot:
La madre de Arthur, quien está convencida de que su hijo solo está pasando un mal rato y que es parte de los "sufrimientos de la adolescencia". A escondidas sufre, esperando creer finalmente en lo que ella dice.

Emily y Michelle Crane:
Sus hermanas menores, quienes desconocen totalmente qué sucede con Arthur y en verdad creen las mentiras de su padre acerca del asunto.

Patricia Stevens [Abuela]:
A esta mujer es quien se le asocia parte de los genes de Arthur, ya que ella misma había sufrio esquizofrenia en vida.

HISTORIA:
Es el hijo mayor de una familia conformada por cinco integrantes; Sus padres, los prestigiados Maximilian y Jennifer Crane, dos hermanas menores y él: Elizabeth Arthur Crane. Sí, resulta inusual ante muchos que su primer nombre justamente sea femenino, cosa que honestamente le ha acomplejado desde muy temprana edad. La verdadera razón que se esconde tras tan extraña decisión fue la petición de su famelica y delirante abuela "Mi ultimo nieto tendrá que llevar a Elizabeth a cuestas" decía entre balbuceos, alegando que no había tenido oportunidad de usarlo con alguna de sus hijas, ni mucho menos disfrutarlo en una de sus nietas... ¡Bendita seas abuela!

El chiquillo mostró indicioes de una curiosa intelgencia combinada con el aire inocente de su temprana edad. Entrando al jardín de niños su actitud aún entraba entre los cánones de lo que gustan de llamar "normal", al ser amigo del bonsái de la clase quien decía ser "Rupert", o así fue bautizado por El ante los demás. Para desgracia suya, el árbol terminó muriendo un día que el conserje olvidó de regarle, dejando al pobre tronco secarse durante unas cortas vacaciones; tal fue el trauma del pequeño que tuvo que ser cambiado de escuela, ese suceso el había dejado marcado. Su estancia en el jardín de niños pasó sin mayores contratiempos, todo estaba bastante tranquilo y no fue hasta que pisó la primaria que la migraña constante que causaba a sus progenitores volvió. Su comportamiento de tener amigos imaginarios ya no era propio de un niño de 7, junto con esa creciente y enfermiza obsesión con que las plantas eran en verdad amigas suyas, cayó estupida y perdídamente enamorado de un cactus... Michelle, murmuraba en sueños, mientras sus compañeros de aula no hacían más que burlarse de él. Al terminar su estadía en aquellos años, sus padres tuvieron que pagar la ostentosa cantida de quinientos dolares -tomando en cuenta el vil ramillete de espinas que era- a la directora del colegio para poder comprar al "verdadero amor" de su hijo.

Los años pasaron y en lugar de mejorar su condición, fue empeorando; médicos de cabecera, terapias semanales, montones de pastillas contra lo que su familia pensabe era trastorno por déficit de atención. Nada de eso funcionaba y ya comenzaban a sospechar que la abuela había legado sus genes a quien esperaban fuera el heredero del negocio familiar... Su actiitud se volvió egocentrista, en el cual se aislaba el mayor tiempo posible, hundido entre cambios drásticos de comportamiento, libros y dejando de lado cualquier vínculo posible con la realidad. Sí, asisitía al colegio, pero mentalmente El jamás estaba presente. Fue cuando poco a poco, cada uno de sus huéspedes se le fueron presentando; era demasiada carga para él, tanto que apenas y podía controlaro... Manifestó ideas delirantes durante un largo periodo: que si la señora de la cafetería ponía arsénico en sus alimentos, que si el gato del conserje le vigilaba por orden del gobierno, e incluso, generó una fobia por los retretes, que al entrar en los cubículos temía que la puerta se cerrase para que el escusado tomase vida y lo engullera.

"Ábranme, me quiere comer ¡Auxilio, la taza me come!"

Sus padres, demasiado ilusos, o esperanzados de que solo fuera parte de su cambio en la adolescencia siguieron pasando por alto las situaciones, negando la necesidad de un psiquiátrico. No fue hasta que él mismo les comentó sobre las distintas voces que hablaban en su cabeza, con distintas nacionalidades, acentos y cada una de ellas criticándole todo el tiempo, que tomaron un poco de conciencia. El aseguraba que estas voces, parlanchinas y fastidiosas le ordenaban acciones que se rehusaba a cumplir; eran las criaturas nocturnas que se habían colado por su oido para poder controlarlo. Estaba cien por ciento seguro de que los vampiros controlaban su mente y lo habían esclavizado.

De ahí en adelante, con permiso de sus padres o no, portaba una biblia en su mochila, una cruz de plata al cuello y se frotaba finalmente un poco de ajo sobre la yugular antes de salir de casa... Por si las dudas.

Su personalidad se tornó más agresiva, alterándose repentinamente por cualquier cosa; el contacto con él resultaba cada día más difícil, y Arthur se retraía cada vez más en su propio mundo.

Ya van tres años que lleva internado en el sanatorio, donde poco a poco le han regresado los privilegios que por si mismo se encargó de perder. No han sido pocas veces que le han castigado mandándolo al "cuarto de nubes", ni sus mejoras repentinas que desaparecen tan rapido como llegan. El psiquiatra murmura que en verdad ha aprendido a controlarse, pero se debe de "apretar" un poco más para lograr reintegrarlo a la sociedad facilmente. Muy a pesar de su sorprendente control, debe de seguir ingiriendo pastillas, aunque no sea algo recurrente. Todavía siente la misió de derrocar el gobierno y mejor aún de desenmascarar el gato del conserje de su ex secundaria.

No se le puede dar la espalda tan fácil al joven Crane, por que no se sabe a quién de sus pintorescas amistades encontrarás al virar de vuelta.

BY NikkiBomb FOR SC, don't remove the credit, please


Volver arriba Ir abajo

Re: E. Arthur Crane

Mensaje por Samantha Douball el 2012-04-18, 10:51 am





FICHA ACEPTADA
Bienvenido, espero te diviertas en el foro! Very Happy

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.