Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Wayne Zachary Mounier

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Wayne Zachary Mounier

Mensaje por Wayne R. Mounier el 2012-04-11, 6:13 pm



Wayne Resnick Mounier

Datos Básicos;;
{Nombre Completo:
◘ Wayne Zachary Resnick Mounier
{Fecha de Nacimiento:
◘ 03/02/1994
{Apodos:
◘Way, Zach, Zac, Mounier.
{Edad:
◘ 17 años.
{Nivel Social:
◘ Alto. Gran parte de su familia son médicos exitosos.
{Orientación Sexual:
◘ Heterosexual.

Expediente;;
{Principal Grupo al que Perteneces:
●Trastorno disociativos.
{Enfermedad:
●Personalidad Múltiple y esquizofrenia

Descripciones Físicas y Psicológicas;;
{Descripción Física:
188cm de altura, delgado, tez clara. A simple vista Zachary es como cualquier otro chico francés normal. Sus rasgos son como todo francés, la piel albina es una caracteriza de ellos, una piel blanca y sensible a la luz, pero que a la vez hace un perfecto contraste con su cabello y sus rasgos. Sus rasgos son más finos, marcados, en contraste con su rostro. Está en el rango de estatura promedio de acuerdo a su edad; su peso -de acuerdo a su estatura- está al límite, no porque tienda a pasarlo, al contrario, tiende a desarrollar problemas alimenticios su peso está por debajo de su peso ideal por 3 kilogramos, antes de "morir" (él suele decir que murió cuando su melliza falleció) le habían recetado comer más para alcanzar el peso promedio que debería tener, sin embargo él nunca obedeció y se mantuvo en su peso e incluso e incluso bajo unos kilos. Es un chico delgado pero no enclenque, le gustaba salir a correr por lo que sus tobillos son anchos. Sus brazos son un poco anchos porque él solía encerrarse en su habitación todos los días después del colegio y hacer todo tipo de cosas con tal de no recordar el triste pasado de su familia, eso incluía hacer ejercicio. Sin embargo no es atlético, nunca vio el ejercicio como una forma de vida, el vio en aquella actividad el modo de olvidarse de su pasado. El vello en sus extremidades es muy escaso, sus brazos y piernas carecen de vello, es lampiño por herencia de su madre, en su rostro las cejas son las que más vello posee, su barbilla es un poco afilada y hay pocas señales de barba y ninguna de barba. Su manera de caminar es tranquila, relajada pero con pasos firmes y bien asentados sobre el suelo, suele mover las manos mientras camina es un poco hiperactivo y si algo es muy obvio en él es el contante movimiento de estas. Suele cruzarse de brazos mientras está quieto o pretende escuchar a otra persona, de esa manera evita que se distraiga en el movimiento de sus brazos. Cuando está sentado le gusta cruzarse de piernas y colocar los brazos y la espalda sobre los correspondientes lugares, pero después de unos minutos cambia su posición pues también odia estar en una misma posición por mucho tiempo.

Piel sensible, sin tatuajes y perforaciones. La piel del muchacho es muy sensible, suele ponerse roja con facilidad incluso por estar parado en el sol por mucho tiempo. Un pequeño rasguño hace que esta se inflame y se torne a ese color doloroso. No es aficionado a los tatuajes o perforaciones, aunque no es un fiel seguidor de lo decente, el no ve muy correcto ese tipo de cosas, no de manera permanente. Puede hacerse pequeños garabatos en diferentes partes de cuerpo pero siempre con un material que sea lavable o que se quite con el paso del tiempo. Lo único permanente en su piel son las cicatrices en su brazo que el mismo se produce, no son grandes pues él solía intentar hacerlas pequeñas para que su hermana y su tía no lo notarán. Son pequeñas rayas que solo se pueden notar si se está cerca.

Castaño oscuro, corte medio, lacio. El cabello del chico es un poco más claro a comparación del de su hermana. Él heredo el cabello de su padre, un castaño oscuro con entradas negras, en las sombras suele pasar por negro pero a los rayos del sol se puede notar el color chocolate. No suele peinarse ni usar fijadores para el cabello, no se preocupa demasiado por su físico, prefiere dejarlo tal y como es, como es su naturaleza, es por ese motivo que suele tener el cabello corto, de esa manera no es necesario pasar horas frente al espejo acomodándolo. La parte de delante de su cabello suele estar levantada, debido a que él constantemente desliza su mano por aquella zona haciendo que esta se acomode tirando levemente hacia arriba. En ocasiones suele dejar su cabello un poco más largo de lo normal, del tamaño suficiente como para cubrir su frente y parte de sus ojos, no suele ser un estrobo pues cada hebra de su cabello es delgada, el viento suele mover su cabello cuando está completamente seco. Aunque le es molesto peinarse pocas veces lo hace y cuando lo hace no es muy formal, suele usar un peinado actual pero a la vez no exagerado; los lados y la parte trasera suele aplanarlas en su cabeza mientras la parte delantera y parte de la de arriba es levantada, dejando pequeñas puntas de cabello sobre su cabeza. Odia los peinados perfectos hacia atrás o de lado, sobre todo por la cantidad de fijadores que se debe de poner para que ningún cabello salga de su lugar y por el tiempo que se emplea para lograrlo.

Ojos azules, cejas expresivas, mirada fría y perdida. Zachary posee unos impresionantes ojos azules bajo sus expresivas cejas. A comparación de su cabello, sus cejas son gruesas y bien marcadas, el color es similar al de su cabello. Suele moverlas contantemente cambiando su mirada, con aquellas cejas es fácil reconocer sus miradas, aunque la mayoría son frías como si estuviera pensando en algo cruel para él o para otras personas. Él conoce esa característica propia, usa sus cejas para mentir o generar sentimientos que sean convenientes para él, o para sus propósitos. Sus pestañas son largas y oscuras, muy tupidas. Debajo de sus pestañas esconde dos inocentes ojos, el color de su iris es azul claro, si él se lo propone puede lograr tener una mirada de empatía, de amistad, una mirada serena. Sin embargo, no es su gusto, prefiere mantener la mirada calculadora y cínica. La mayoría del tiempo tiene una mirada pérdida, mirando a un lugar pero a ningún punto en específico. Suele arquear las cejas a menudo y rodar los ojos cuando no entiende algo o cuando algo no le parece. Cuando mira a los ojos, son miradas profundas como si intentara ver más allá de lo que sus ojos le permiten, intentando entrar por tus ojos y descubrir que hay en tu alma.

Sonrisa ladina, labios rojos, hoyuelos. El rostro de Zachary siempre está acompañado de una pequeña sonrisa, no siempre es una sonrisa amigable en ocasiones es una sonrisa cínica ó una sonrisa culpable. Cada vez que sonríe se puede notar aquella herencia de parte de su padre dos profundos hoyuelos que adornan sus mejillas. No es muy común verlo reírse a carcajadas, sus risas son pequeñas, solo limitándose a curvear sus labios. Su boca es pequeña pero sus labios son carnosos y rojos, no en un rojo natural si no un poco más bajo, pero que fuerte que el rosa. Sus labios suelen estar rasguñados, notándose como una delgada capa fue arracada de ellos, él suele morderse los labios constantemente tanto interna como externamente, no es una manía, más bien es un gusto que él tiene, como si disfrutara del dolor que estos producen. Posee un mentón afilado, él cual luce aún más debido a que sus mejillas están pegadas hacia su rostro, dejando ver como su piel delinea la parte del hueso del cráneo que está debajo de las mejillas.

Normal, cómodo, sin perseguir la moda. Al igual que su cabello él no suele preocuparse demasiado por su vestimenta, se coloca lo primero que encuentra, jeans y playeras son lo que más abunda en su guardarropa(o abundaba). Sus colores preferidos en cuanto a ropa son los colores fríos, tonalidades opacas de azul, gris, blanco y negro. No suele ser aficionado de los colores cálidos como el rojo o el amarillo. Prefiere esos colores pues él piensa que así llama menos la atención de las personas. Es aficionado a las chamarras y las sudaderas, siempre y cuando tengan botones o cierre en la parte delantera, bolsillos en donde meter sus manos y gorro en la parte posterior-aunque no suele colocárselo-. No le gusta las playeras con estampados o bordados que hagan alusión a la marca, se siente más cómodo con playeras de un solo diseño, un solo color, y si son varios colores que sean en simetría. Mangas largas o “normales”, a Zachary no le gusta usar playeras sin mangas, no le gusta y punto. Jeans de mezclilla es lo que más suele usar en comparación con los pantalones de vestir, aunque los segundos sean más cómodos el prefiere los primeros. Los mismo en gusto como sus playeras, sin ningún diseño, aunque estos de un solo color oscuro. En cuanto a calzado Zachary prefiere los tenis, calzado liviano, suela baja, en su mayoría los de la marca ‘converse’. Ethan no suele pensar mucho en que elegir para vestirse, suele tomar lo primero que encuentra, lo primero que sus manos alcanzan a tomar, tampoco es muy preocupado si su ropa esta lisa o tiene arrugas, él simplemente piensa que la ropa es tela que solo sirve para cubrirse.

{Descripción Psicológica:
Zachary, ¿Podrías hablarme sobre ti?
¿Qué se puede decir de una persona que ni él mismo se conoce?; ¿De aquella persona que sus pensamientos no siguen un hilo coherente?; ¿De aquella persona que actúa diferente a como se espera?
Zachary es un chico con problemas. Él lo sabe y eso es lo que más le afecta. Su trágica historia familiar fue lo que lo llevo a que su mente se alejara de la realidad, y se sumergiera lentamente en un camino en donde lamentablemente no hay retorno pero sin embargo se puede hacer lo posible para que el chico no esté perdido ese abismo, es difícil, algunos psicólogos se rindieron pero no imposible.
La mente de Zachary es un completo caos, es más sencillo intentar explicar porque las caricaturas tienen solamente cuatro dedos a intentar dar una razón coherente de sus acciones. Los pensamientos sin ninguna lógica están presentes en cada momento. Su cerebro es como una maraña de ideas que siendo tan diferentes todas tienen algo en común: son producto de su mente retorcida. La mayoría del tiempo él habla con metáforas, responde a una pregunta con otra pregunta, cita diálogos de libros o de películas, hace referencias de otras personas, son muy poca las ocasiones en las que él dice algo propio, solamente cerca de su hermana se puede escuchar una conversación lógica, palabras que realmente responden a las preguntas o cosas que realmente tienen que ver con el tema. No es que el chico sea un impostor, simplemente con su hermana tiene esa confianza que no logra obtener y dar a los demás. Sus acciones son muy distintas en todo momento, no es bipolar, él sufre de esquizofrenia. Su modo de comportarse depende principalmente de las personas que están a su alrededor, suele comportarse de acuerdo a la otra persona que se encuentra con él; si esa persona quiere pelea, pelea tendrá; si tan solo quiere hablar, el hará todo lo posible por escuchar. Aunque la mayoría de las veces él prefiere la soledad, prefiere apartarse del mundo exterior, desconectarse de este mundo y conectarse en su propio universo, le gusta estar solo, sin embargo hay ocasiones en las que disfruta de una buena compañía sobre todo si esa persona es su hermana melliza.
Zachary, ¿Qué estas mirando?
Este….No, nada
No suele mirar a la gente directamente. Es muy distraído, su mirada es muy fría pero sin embargo no la fija a nadie en especifico, es como si solo tuviera presente las cosas malas que le han sucedido en la vida, como si todavía quisiera cobrar venganza. Es lógico que un chico de su edad piense así, pero Zachary conserva en su mirada ese repulsivo odio hacia los demás, a todos, en general.
Él suele tener mantener una mirada fija, como si estuviera concentrado, como si tuviera la idea de lo que hace, pero por dentro su cabeza tiene su propia batalla, intentando descifrar si lo que está a punto de hacer esta bien o está mal, lo correcto o lo incorrecto ¿Quién lo sabe? Él no. La cabeza de Zachary solo tiene una idea concreta, hay ocasiones en las que él siente que sus acciones son hechas por alguien más como si alguien entrara a su cabeza y se adueñara de sus movimientos, de sus ideas, de sus emociones. Cree que las ideas son implantadas por otra persona, teniendo una imagen de él mismo siendo titiritado por otro ser. Suele ser muy impulsivo sin embargo antes de realizar una acción suele pensar acerca si es una idea propia o si alguien le “implanto” ese pensamiento en su cabeza, no siempre toma la decisión correcta, sin embargo él piensa que si la es, tiene su propia ideología, sus propias reglas de ver la vida y de hacer las cosas. Intentar saber en lo que el chico piensa concretamente es una tarea difícil no imposible, basta con dejar de pensar como una persona lo hace normalmente y llenar tu cabeza de rencor y sufrimiento para tener una idea de lo que el chico tiene en mente. Hasta el momento solamente su hermana Dhanielle puede lograr eso, ya que ambos chicos han pasado tanto tiempo juntos que sienten que son uno mismo.


Zach resuelve esto: “Una niña vio a un chico del cual se enamoro en el entierro de su madre nunca hablo con él, no supo su nombre o algún dato de él; dos semanas después la chica asesino a su tía. ¿Por qué lo hiso?”
Porque…él chico iría al funeral de la hermana de su madre y la chica podría verlo de nuevo. ¿Pasé?. ¿Usted cree que haya algo más allá de la muerte?; Los seres humanos le temen a aquello que desconocen, le temían al fuego y luego resulto ser una bella herramienta, tan poderosa, tan excitante; ¿el fuego es sólido, liquido o gas?, creo que es plasma;
Zachary es un chico listo, sabe muchas cosas. Uno de sus pasatiempos aparte de leer, es aprender sobre cómo funcionan las cosas. El cuerpo humano, las cosas mecánicas. Sin embargo se siente atraído por las cosas que aún no tienen una respuesta. El único problema es que es muy distraído y cambia de tema muy fácilmente. Es un chico bastante curioso y esta curiosidad no se opaca ante sus enfermedades. Una cosa preocupante es el gusto y el poco realismo que le otorga al sufrimiento. Es como si no le importara las emociones de los demás
Su curiosidad es uno de las principales causas de su gusto por lo desconocido. Se siente muy atraído sobre todo por el dolor. Desde que sus ambos padres murieron comenzó ver el dolor como parte de su vida, como un sentimiento más que lo acompañaría todo el resto de su vida. Pero, antes de la muerte de sus padres Zach era un chico que siempre buscaba las cosas positivas antes los problemas que se le presentaban. Ese modo de pensar hizo que el chico comenzara a desarrollar un gusto por el dolor, un gusto por la sensación que produce el dolor, él así lo ve. como algo adictivo. Sus pensamientos cambiaron drásticamente desde la muerte de sus padres, se volvió más frío, más calculador, más sádico. Es un grave peligro, el gusto por el dolor y la sociopatía que desarrolló hacia las personas al ver la muerte de su madre hace que sea un joven muy peligroso, sin embargo, no suele “compartir” su gusto con las demás personas. Es un poco egoísta. Cela demasiado a su hermana y cuando alguien logra hacer amistad con él también se vuelve protector hacia la otra persona, él espera lo mismo de la otra parte o esos lazos que una vez los unieron pueden romperse.

Zachary, ¿Hay alguna chica que te guste?
*ríe*¿Esto es enserio? Aún no, no existe la chica perfecta para mi
El amor no está en la lista de Zachary. El odio que siente hacia las personas le coloca una venda que cubre su visión e impide que vea más allá de las personas que solo sea su físico. Es algo ególatra, y comenzó a serlo porque teme encariñarse con una persona que luego (él piensa) los dejará.
Zachary no es un chico complicado en cuanto al amor se trata, prefiere ignorarlo y gozar de su libertad con plenitud. Las mujeres no son su primer plano. Es más bien un joven aventurero y amante de las emociones fuertes, le gusta ser retado para probarse a sí mismo que definitivamente es el mejor. Él es un chico libre en cuanto a las chicas se refiere, odia con todas sus fuerzas el compromiso y tiene la mentalidad de que si una chica le gusta, explota o extrae de ella lo que le interesa. Su registro amoroso se limita a una sola vez, se enamoro de una chica de su colegio, una chica que le enseño una nueva clase de sufrimiento un dolor interno que no tenía cura, que no deja huella pero que hace más daño que cualquiera que le dejará cicatrices. Nunca le dijo lo que él sentía por ella por temor, el temía por ella, porque nunca se había sentido tan débil por una persona ajena a su familia, él se prometió ser fuerte y estar al cuidado de su hermana, esa chica era un estorbo. Ese mismo pensamiento ha mantenido hasta el día de hoy, no ve al amor como algo bueno, el cree que ese sentimiento es una maldición, una maldición que los aleja de los seres que nunca lo dejarán.
¿Por qué solo con tu hermana eres diferente?
¿Diferente?; ¿Cómo diferente?; Es mi hermana, la única persona que sé que no me fallará, no soy diferente con ella, simplemente ella es la única persona en la que puedo ser yo.
Él no es un chico que hable de sus sentimientos con cualquier persona. Como todo chico de su edad se cierra en un caparazón del cual la única llave externa es su hermana melliza. Ella es la única persona en la que él puede esbozar una sonrisa amigable, aquella que lo hace aparentar que es feliz. Han sufrido mucho y le cuesta relacionarse con las personas, es bueno ver que a pesar de la adversidades los hermanos se tiene el uno al otro.
Zachary puede ser un chico con fobia social, puede comportarse de la manera más cínica y sarcástica que una persona puede lograr, incluso puede llevar ese nivel al máximo, puede ser un chico frio con una coraza gruesa acerca de sus sentimientos y emociones, un chico que disfruta ver a la gente sufrir. Sin embargo ese chico desaparece cuando se encuentra en compañía de su hermana. Aparece una versión de Zach que muy pocos conocen, un chico tranquilo, alegre, que le gusta ver y hacer sonreír a su hermana y lo último que desea es una gota de liquido salino recorra la mejilla de su hermana. Es su única verdadera compañía, la única en la que no bosteza de aburrimiento frente a ella, con la que siente que los minutos se hacen horas y nunca da el tiempo suficiente para disfrutar de su compañía. Es un chico amoroso y comprensivo con ella, con Dhanielle no le cuesta demostrar su cariño, no le importa que los demás escuchen las palabras ‘hermana, te amo’ salir de su boca. Odia rotundamente que piensen que comente incesto, pues cree que la gente no puede ser tan estúpida como para confundir el amor entre hermanos y el amor hacia otra persona. Dhanielle es la única persona que lo comprende, ambos han pasado tanto tiempo juntos que pueden sentir lo que el otro siente, perciben sus emociones, sus pensamientos, las imágenes dolorosas de marcaron su vida. Ambos han sufrido tanto que lo único que los mantiene vivos son el uno al otro. Son muy raras las veces que ambos se molestan por algo que hace uno, y si así pasa bastan solo unos minutos para que vuelvan a fortalecer esos lazos que los unen. Zachary en un chico sumamente celoso, cela a su hermana como nadie, le gusta verla feliz y puede aceptar verla con personas que la hagan sonreír, aunque no le gusta que pasen demasiado tiempo juntos, él llegaría a pensar que intentan alejarla de él, es su única verdadera amiga, no, es su hermana. Pero, cuando alguien hace sufrir a su hermana aquella de imagen de chico antisocial que porta se transforma en un rostro de cinismo que puede llegar a herir a la persona que hiso hacer sentir mal a su hermana, sabe que no hay mejor dolor que el psicológico, aquel dolor que una vez ha sentido y ha disfrutado. Aunque no es muy común que él se comporte de esa manera, pues sabe que su hermana tiene la fuerza suficiente como para cobrar venganza por su propia cuenta. Zachary siempre ah querido a su hermana, incluso mucho más de lo que quiso a sus padres. Hay ocasiones en las que aparenta que su hermana no es muy importante en su vida, porque el chico sabe que ella es un tesoro y si las personas se llegarán a enterar de su verdadero valor, harían lo posible por arrebatárselo y él no es capaz de sobrevivir sin la única persona que ha grabado su nombre profundamente en su alma, Dhanielle.

Zachary puede reaccionar de distintas maneras en las distintas situaciones que se le suelan presentar; normalmente jamás piensa en las consecuencias que puedan resguardar sus acciones. Él no puede diferenciar entre lo correcto o lo incorrecto, es un chico que aunque intente pensar en las cosas se termina guiando por sus instintos, hará lo que crea necesario para saciar sus ansias, sobre todo la sensación deseo que pronto invade su cuerpo. Si hay algo que la enfermedad de Zachary no logró alejar de él es su orgullo, él es de los chicos que pelean por sus intereses, hace todo lo posible para alcanzar sus deseos, odia estar desesperado y el no poder obtener lo que se propone, es muy competitivo, hace todo lo posible por ganar incluso si la trampa o el daño es el medio que él necesita. Si algo le sale mal, sigue intentándolo hasta que lo logra por su propia cuenta, ya que es demasiado autosuficiente e independiente en cualquier aspecto, sabe que tiene la capacidad para lograr cualquier cosa que se proponga. La parte coherente de su cerebro parece estar aprisionada por el dolor y el sufrimiento que han vivido, lo ciega de la realidad y lo envuelve en un mundo en donde para que una persona sea feliz debe de sufrir.
Sin dolor, no te haces feliz

Biografía;;
[center]"El sentido común tiende hacia la idea de que el amor es una emoción
y que es irracional, las flechas de Cupido golpean sin razón. Pero las
emociones pueden ser racionales o irracionales; puede ser correcto o
equivocado sentir determinada emoción en una situación específica."

{La filosofía del Dr. House, William Irwin Y Henry Jacoby }

{Diario: James M.}21 de Agosto de 1982.
"Hoy la miré. Hoy me impactó. Hoy la conocí.
Siempre he tenido un propósito fijo. He tratado de honrar el nombre de mi familia. Mi meta es llegar a convertirme en uno de mejores médicos del estado, incluso de país, si es posible. Intentó concentrarme en mi formación académica, apartar las ideas de… esas acciones que puedan estropear mi objetivo, prometí no fallarle a mis padre, sobre todo, prometí no fallarme a mí mismo.
Pero cuando la miré a los ojos todo eso se fue por la coladera como la sangre coagulada del cadáver que nos encontrábamos analizando. ¿Dónde había estado estos dos años? ¿Por qué no había captado mi atención antes?. Hildex, aquella chica con los ojos azules como el mar y el cielo, con un destello que el diamante Hope quedaría un pedazo de carbón nuevamente. Ella. Ella. Yo James Alexander Mounier eh sido atrapado entre las redes de Venus, con solo una mirada y una sonrisa. Mañana es la entrega final del trabajo acerca del funcionamiento de las arterias, pero lo que más me emociona es podré volver a verla. Intentaré hablarle si es que no me quedo mudo al volver a ver sus ojos.
Intento concentrarme en mi informe, el profesor me dijo…..”
~~

{ Diario: Hildex H.}22 de Agosto de 1982.
“…hermoso vestido rojo.
Antes de cerrar mi diario y guardarlo debajo de mi almohada, tengo algo más que agregar. No esperaba que pasara sin embargo lo deseaba con todas mi fuerzas. Hoy, permanecía sentada sobre mi asiento en el laboratorio de anatomía esperando que la clase finalizara, la campanilla sonó y todos salieron de prisa, pues era la hora del desayuno, me levante de mi asiento y tomé mi bolso, ¡La vergüenza que pase! El bolso lo había tomado del lado contrario y todo se me había caído al suelo, mis amigas estaban ya caminando en el pasillo, sin pensarlo por más tiempo me coloqué de rodillas al piso y comencé a recoger todo. Una silueta se coloco frente a mí y ahí estaba él, mi distracción, lo que había mirado cuando me levante, lo que impidió que mirara lo que estaba haciendo, James Mounier. El apuesto chico me ayudo a recoger mis cosas regalándome una sonrisa, estoy segura que quede colorada al tener su rostro frente al mío. Olía bien, sentía la necesidad de lanzarme sobre él y dejar que sus fuertes brazos me rodearan, de colocar mi cabeza sobre su pecho y escuchar sus latidos del corazón. Pronuncie su nombre seguido de un ‘gracias’ tartamudeando, supongo que él pensó que era la chica más tonta del cole. Me coloqué de pie y salí del salón.
Ahora que lo pienso mejor creo que fue un error, un muy….”
~~

{ Diario: James M.}13 de Noviembre de 1982
"…La tomé de la mano y cruzamos la calle.
Las cosas van cambiando poco a poco. Cuando la conocí no niego que me impacto de una gran manera, estos meses que la he tratado y he compartido con ella me doy cuenta de que es la chica más perfecta que alguna vez pudiera encontrar, viene de una gran familia y es sumamente educada, ella dice que yo soy mas caballeroso que lo que ella tiene de damisela, solo rio, porque ella es completamente hermosa cuando se sonroja. Debería a agradecer a todos nuestros compañeros de la academia, gracias a sus comentarios en donde nos relacionan puedo ver sus mejillas colorados, yo me limito a sonreír y rodearla con mis brazos….”
~~

{ Diario: Hildex H.}16 de Julio de 1983
"¡Tengo que decirlo!
Hoy, soy la mujer más feliz del mundo. Hoy, mi vida ha dado un cambio, ha comenzado un camino hacía la felicidad, un sendero que no caminare sola partir de este momento, mis manos están entrelazadas con él, James Mounier. Esta tarde, antes de salir de vacaciones pero después de la clase de Fisioterapia James me intercepto y literalmente me secuestro. Me llevo a la azotea de la academia donde hay un pequeño jardín, me dijo unas hermosas palabras que eh grabado en el corazón y las cuales escribiré en una especial, me tomó de las manos y me dijo las cuatro palabras que me llenaron de emoción “¿Quieres ser mi novia?” fue tierno y caballeroso, es muy lindo, era obvia mi respuesta: SI.
….”
~~

{ Diario: James Mounier.}23 de Julio de 1992
"Encontrar y recorrer estas hojas me hacen recordar muchas cosas. Ha pasado mucho, mucho tiempo desde que marque una hoja de este cuaderno con tinta. Cinco años para ser exactos. Rose me ha pedido que exprese mis sentimientos en estos momentos, que recuerde todo lo que he vivido junto a Hildex. La primera vez que la mire, la primera vez que le hable, nuestro primer beso. Aquellos recuerdos se hacen tan latentes al recorrer mi vista por las hojas anteriores. Una sonrisa me enmarca en mi rostro mientras deslizo este bolígrafo en esta hoja. Hoy es nuestra graduación. Hoy no solamente cambiará nuestra vida profesional, también nuestra vida juntos. Hace exactamente 10 años y 7 días que le pedí que fuera mi novia, 10 años y 7 días que hemos compartido juntos y cada momento lleno de alegría y buenos recuerdos. Diez años no son nada a lo que nos espera a partir de hoy. Soy el asignado a dar el discurso de graduación, pero eso no es lo importante. Hoy justo al terminar mi discurso, al terminar de pronunciar “Esto es un nuevo comienzo para cada uno de nosotros” Sonreiré y miraré directamente a esos encantadores ojos que me han cautivado de la misma manera que la primera vez. Daré un paso hacia ella y diré frente a todos “Hildex Hetfield ¿te gustaría casarte conmigo?” … ”
~~

{ Diario: Hildex Mounier.}6 de Junio de 1993
"Todo está listo. Las velas, la cena, el aroma a manzana canela que tanto le atrae. Hoy no he ido al trabajo para preparar la velada de esta noche. Una caja de regalo se mantiene oculta bajo la mesa esperando que James regrese. Tengo una sonrisa en mi rostro que no puedo ocultar, pero que debo de hacer, hasta que él pueda sonreír conmigo… El garaje de abre debe de ser él.

Le ha fascinado, en este momento se encuentra hablando a todos sus compañeros de trabajo, yo aproveché para escribir sobre su reacción. En cuando me vio me pregunto a que debía la ocasión, sonreí y con un gesto en la mano le señale que debía tomar asiento primero, le entregué la caja de regalo, una pipa de caoba era lo que se veía a simple vista. Él extrañado metió aun mas su mano en la caja, sonrió al notar lo que sus manos sentían, pañales. Mis labios no pudieron contenerse y expresaron las palabras que desde hace dos días habían estado guardando. “Feliz primer día del Padre” le dije y luego agregué “Estoy embarazada”. ”



”Nuestro relato empieza
en el punto en el que han terminado
innumerables relatos a lo largo de los últimos años.”

{Feed; Mira Grant}
25 de Enero de 1994. Esa fue la fecha en la que el matrimonio Mounier se convirtió en familia. Esa fue la fecha en la que la historia de los mellizos Mounier comienza. Ellos no saben quién de los dos fue el que nació primero, no hay registros que comprueben quien es el mayor de los dos, esa es una incógnita que parece no tener respuesta. Zachary nació con 2.85 kilogramos de peso. Tres segundos de retraso antes de que su primer grito acompañara los sonidos del hospital. Zachary y Dhanielle nacieron completamente sanos físicamente. Todos en el hospital felicitaron a los nuevos padres, Heldix había dado a luz a una hermosa pareja de niños.

“Una familia perfecta” Esa era la frase que todos sus conocidos le asignaban a la nueva familia. Zachary lo tenía todo, unos padres amorosos, una hermana que pronto que convirtió en su mejor amiga; lo material tampoco le hiso falta, hijo de dos doctores con un expediente intachable lo convertía en un niño con una infancia sencillamente envidiable. Los juguetes jamás le faltaron. Desde pequeño fue hiperactivo y curioso, le gustaba correr por todos los rincones de la casa explorando cada cosa que se cruzaba en su camino. Zachary era un pequeño “torbellino” nunca fue un chico tranquilo, a diferencia de su hermana él no tenía hiperactividad en mayor grado, prefería sentarse a mirar televisión o ojear los libros con imágenes que encontraba en el despacho de su padre. Siempre amo la construcción, sus juguetes en su mayoría eran engranes, palancas, cualquier juego de armar que pudiera desarrollar su imaginación y sobre todo su creatividad. Zachary no era un chico que le causara problemas a sus padres, era travieso eso sí, pero de cierta manera él y su hermana solían limpiar después de jugar; el pequeño nunca sufrió de TOC pero al estar en la mayoría del tiempo junto a su hermana el orden y la limpieza fue algo que no pudo evitar contagiarse. Zachary también obtuvo un gusto por la cocina, sobre todo por los postres, mientras su hermana pasaba tiempo con su padre él solía estar en la cocina con su madre ayudándola en la escasas ocasiones en las que ella preparaba el alimento. Él desde temprana edad se volvió adicto a los azucares, sobre todo al chocolate. Las golosinas despertaban aún as su hiperactividad por lo que sus padres intentaban alejarlo de él, pero siendo un chico que siempre obtuvo todo lo que quería sus padres no lograban alejarlo lo suficiente. Aún con azúcar en su sangre Zach siempre fue un hijo ejemplar, al igual que su hermana ellos eran los hijos predilectos de sus orgullosos padres.



”Un maestro en el arte de vivir no hace aguda distinción
entre su trabajo y su juego, su labor y su placer, su mente y su
cuerpo, su educación y su entretenimiento. Difícilmente sabe
cuál es cuál. Simplemente persigue su visión de excelencia en
lo que sea que haga y deja que los demás determinen si está
trabajando o jugando. Para él mismo, siempre parece estar
haciendo ambos. ”

{Francois Rene Auguste Chateaubriand}
La escuela fue más sencilla de lo que sus padres pensaron, al igual que su hermana Dhanielle, Zachary fue un chico verdaderamente listo. Los genes del egoísmo con el conocimiento fue algo que los hermanos habían heredado. Siempre fueron chicos aplicados, obtenían excelentes notas que hacía que sus padres no le negarán cualquier capricho que estos pidieran, ese orgullo y cariño de sus padres se podía refregar en sus grandes fiestas de cumpleaños que sus padres les organizaban. Claro, para Zachary nunca fueron necesarias aquellas excelsas fiestas para recordar el cariño que ellos le tenían. No fue un chico que demostrara sus emociones con facilidad, al igual que su padre desde pequeño intentaba ser un chico recto y caballeroso, ser dedicado en cada cosa que se proponía aunque en ese entonces eran cosas sencillas como obtener una buena nota o hacer que su madre le deje lamer la cuchara de la masa de las galletas. Pero tampoco pasaba por alto el recordarle cuanto amaba a sus padres, era muy pocas pero no escasas las ocasiones en las que él rodeaba a sus familiares con un abrazo y les recordaba cuanto los quería. Con Dhanielle era diferente, con su compañera para todo lo que se proponía era más sencillo comunicarse, expresar sus sentimientos, sus ideas, ellos desarrollaron un gran conocimiento el uno al otro con todo el tiempo que pasaban juntos, era muy difícil y muy inusual que entre ellos hubiera una mentira o algo oculto.

Zachary solo tenía un objetivo en su vida, él quería ser tan exitoso como sus padres. Sus padres siempre fueron su modelo a seguir, era lo que hacía que él se esforzara día a día a ser mejor en lo que se proponía. A sobresalir en su escuela y ser competitivo, Dhanielle siempre era su competencia y aunque ambos siempre fueron competitivos nunca se rompieron los lazos que siempre los han unido, ellos veían esas competencias como una forma de ser mejores. Desde el mismo momento en el que Zachary aprendió a leer dejó atrás aquello libros donde las imágenes acaparaban en su mayoría para tomar los libros que su padre había estudiado en su formación académica. Sus padres siempre creyeron que él chico solo leía para distraerse o relajarse que no lograba comprender aquellas oraciones que estaban plasmadas en los libros, como doctores debían recordar que aquellas cosas que tal vez eran palabras sin sentidos para el pequeño Zachary estarían guardadas en su cabeza y que lentamente y por inercia comenzarían a tomar sentido.



”¿saber lo que habría sucedido?
No. Jamás se le dice a nadie.
Pero cualquiera puede descubrir lo que pasará
¿qué pasará? Sólo hay una forma de saberlo. ”

{Las crónicas de Narnia, el príncipe Caspian. Clive S. Lewis}
Aquellos once años de vida fueron los mejores momentos de Zachary, los momentos que siempre guardará y que siempre recordará cuando le pregunten cuando fue realmente feliz. El chico debía haber tenido claro que la verdadera felicidad no se puede encontrar, es algo distante que nadie puede alcanzar. Al igual que la felicidad, la perfección es algo que no podemos lograr. Incluso una familia no puede ser perfecta. La vida de Zachary tenía un buen objetivo y pintaba para un buen final, todos podían determinar que asistiría a la misma escuela de medicina donde estudiaron sus padres, incluso una mejor. Eran niños modelo, su vida era envidiada por todos y alcanzada por pocos. Todos los niños de la escuela querían ser amigos de los mellizos Mounier, tenían las mejores cosas, los mejores juguetes, los padres más amorosos, los mejores y más bellos momentos compartidos. Si tan solo esa vida hubiera continuado así… Zachary sería un adolecente modelo, una versión actual de lo que fue su padre cuando era joven, preparándose para asistir a una de las mejores escuelas de medicina, incluso pudiese él ya estar en la universidad unos semestres avanzado de la mayoría de los chicos de su edad. Tendría esa mirada sería y fija que tanto caracterizó a su padre. Conocería a una chica, se enamoraría, tendría hijos, sus padres serían unos excelentes abuelos. Pero el destino no tenía esa jugada para él, ni siquiera una similar, su vida era una bomba de tiempo que estaba a punto de ser detonada. Que cambiaría completamente su vida y que ese final feliz nunca sería visto por los ojos de Zachary, ni siquiera en sus más profundos sueños.



" El aire me está mirando
Y llora en mi oscuro cuerpo;
Su llanto se entierra en carne,
Va por mi sangre y mis huesos,
Se hace barro y raíces busca
Con las que brotar del suelo. ”

{ Por dentro, Manuel Altolaguirre }
24 de Enero del 2007. Ese fue el día que la vida de Zachary dio un giro de trescientos sesenta grados completo.

A un día de su cumpleaños, después de clases, Hildex había decidido cancelar todas las citas que tenía programadas para ese día y decidió salir con sus dos pequeños hijos para disfrutar de un gran día, de esa forma ellos pudieran elegir el regalo que ellos más deseaban, todo lo que ellos pidieran. Zachary caminaba del lado derecho de su madre, con un helado de chocolate en la mano que su madre no sujetaba. Lamía sin preocupación el cono de helado, lo único que le preocupaba era que el helado que no se derritiera. Las calles estaban solitarias, sería mentir si se dice que Zachary tenía el presentimiento de que algo malo iba a suceder, para él el día era como cualquier otro, a diferencia que este día estaba junto a su madre y su hermana. Solo faltaba su padre para tener una salida familiar, no era muy común que salieran los cuatro a solamente caminar, por eso esos momentos eran muy especiales para Ethan.

Las cosas cambiaron desde el momento que los oídos del chico escucharon un “click”. Zach giró la mirada para notar de donde provenía el ruido pero sus ojos no pudieron avanzar más allá del arma que estaba colocada tras la espalda de su madre, aquel cilindro de metal haciendo presión en la blusa de seda de su madre. Zachary dejó caer el cono de helado, sus ojos no podían apartarse del arma. La voz del asaltante aún permanece gravada en su cabeza, es como una dolorosa sinfonía que hace que sus ojos se humedezcan. ¿Como unas palabras tan comunes pueden producir un doloroso recuerdo? Eso es algo que solo tienes respuesta si lo has vivido. En su pecho comenzó un dolor, un hueco que comenzaba a expandirse dentro de su pequeño cuerpo. Zachary no quiso soltar la mano de su madre en esos instantes, quería tomarla con fuerza, abrazarla para intentar protegerla, pero un golpe con el codo sobre la nunca de Hildex fue lo que la llevó al suelo y soltar las manos de sus hijos. Los minutos comenzaron a volverse horas para Zachary, todo transcurría lento, las escenas ahora transcurrían en cámara lenta frente a sus ojos, abrazo a su hermana casi por instinto, comenzaba a sentirse un inútil por ver a la mujer que le dio la vida siendo arrancada de su derecho de esta. Es muy cruel lo que unos asaltantes hacen por un bolso, por temor a que sean enviados a prisión, no solamente se conformaron con arrebatarle el bolso a su madre, si no también comenzaron a golpearla y apuñalarla. El liquido vital comenzó a brotar del cuerpo de su madre, aquella blusa de color beige comenzó a tener un contraste, el color puro de la sangre comenzó a dejar marcas en la piel de Hildex. Zachary intentaba no mirar, pero no podía cerrar los ojos o apartar la mirada, quería gritar que dejarán a su madre, que no le hicieran daño, pero en su garganta se había formado un nudo que le imposibilitaba gesticular palabra alguna. Aquel hueco que Zachary había comenzado a sentir se convirtió en un vórtice que lentamente comenzó a desprender todos los sentimientos y recuerdos felices del pequeño. Las lagrimas se hicieron presentes, la visión de Ethan pronto estaba empañada, su respiración se volvió lenta, el aire le comenzaba a faltar, su piel comenzaba a sentirse fría y comenzaba a erizarse. Sentía ganas de correr y aventarse contra algunos de los hombres pero sabía que sería algo estúpido pues él era un pequeño sin fuerzas, Dhanielle estaba entre sus brazos, tampoco podía dejarla sola. La desesperación de no poder hacer algo comenzaba a consumirlo por dentro, si no fuera suficiente con el vórtice interno al mirar a los ojos de piedad de su madre una llama comenzó a acabar todos aquellos momentos en los que realmente fue feliz.

No parecía que estos momentos tendría fin. No parecía que aquellas dolorosas imágenes acabarán. Nunca acabaron. Puede que los asaltantes dejarán el cuerpo de su madre, pero aquellas dolorosas imágenes se apoderaron de cada rincón de la cabeza de Zachary, desde ese día cada momento que el cerraba los ojos las imágenes regresaban a su cabeza y todo volvía a comenzar, los gritos, los sonidos, las emociones de dolor. Dhanielle corrió a un lado de su madre, Zachary coloco las manos sobre los hombros de su hermana. Él no tenía el suficiente coraje para hacer lo mismo que su hermana, quería acercarse a su madre, decirle que la amaba y que siempre la tendría presente que nadie ni nada podría cambiar el cariño que él sentía por ella, nadie como ocuparía el lugar de su madre. Pero no pudo, acercarse a ella sería despedirse, darse por vencido en una guerra donde no tuvo la oportunidad de combatir, confiaba en que su padre podía curarla, podía hacerle varías cosas hasta que quedará como antes, que regresarían a ser la familia que hace unos minutos eran. Se aferraba a una ilusión, una ilusión que no ocurrió. El grito de su hermana fue lo que hiso que su garganta se desanudara que pudiera susurrar las palabras “Mamá…Te amo” que sus ojos no pudieran contener más esas lagrimas y comenzará un llanto que ni él mismo podía detener. Tomó mucho aire y comenzó a gritarle a las personas que comenzaban a reunirse, palabras llenas de ira salían de sus labios, ¿Dónde habían estado cuando necesitaban de su ayuda? Ahora estaban los dos, solos, con el cuerpo de su madre lleno de sangre a un lado. Zachary sin fuerzas cayó de rodillas.



"Hay arrepentimiento
cuando pensamos algo parecido a 'ojalá hubiese
sucedido de otra manera'. ”

{ Bernard Williams}
25 de Enero. Zachary ya no veía la importancia de su vida. Todo lo que había creído lentamente comenzaba a derrumbarse. Lo que debía ser un día feliz se había convertido en una ocasión lamentable, los globos y las risas fueron cambiados por trajes negros, flores blancas y llanto. No le importaba perder todo, él solamente quería a su madre de vuelta. Lamentablemente los genes de egoísmo con el conocimiento no fueron los únicos que se transmitieron de generación. Su madre tenía síntomas de esquizofrenia y los mellizos también lo habían heredado. La muerte de su madre fue la bomba que estallo para dar paso libre a la enfermedad, los días sin dormir y sin comer comenzaron a formar parte de su vida. Ambos hermanos comenzaron a ser mas ausentes, ignoraban a todos y a cada uno de sus antiguos amigos. Nadie parecía sacarlos de la profunda depresión en la que habían caído. Su padre, sin fuerzas para soportar su propia vida, pidió ayuda a su hermana menor. Rose acepto convirtiéndose en la protectora de sus sobrinos. A pesar del cariño que Zachary le tenía nunca vio en ella el amor que había sido arrancado frente a sus ojos. Solo era una persona más que intentaba ayudarlos, como las decenas de psicólogos que comenzaron a frecuentar. Pasaron semanas, incluso un par de meses para que los mellizos regresen a la escuela, pero desde el momento en que pudieron un pie en aquel lugar todos pudieron notar el gran cambio en ellos. Aquellos hermanos divertidos ahora portaban una mirada fría y sombría bajo sus ojeras. El transtorno de personalidad antisocial había entrado a su cabeza en el momento justo que las personas que habían estado alrededor de ellos se limitaban a solo observar su sufrimiento. No hicieron nada para ayudarlos. Comenzaron ver a las personas como animales que se creen superior porque tiene la capacidad de razonar, además de eso, estúpidos que no razonan con certeza.

Zachary había comenzado a no dormir en la noche, cada que cerraba los ojos recordaba lo que había visto ese día, mantenía la mirada fija al techo de su habitación hasta que se quedaba sin energías e inconscientemente se dormía.

26 de Marzo. Los días pasaban y para la familia no parecía tener mejoría. Rose hacía todo lo posible para que los tres recobraran el ánimo que antes era causa de envidia, pero sus esfuerzos era en vano pues aquel motor que los impulsaba había fallecido hace tres meses. Una noche más sin dormir, como cualquier otra o por lo menos eso era lo que también aparentaba.
Si tan solo hubiera no ido al trabajo ese tarde su familia sería la misma. Cansado de recordar los llantos y suplicas de sus pequeños pidiéndole que regresara a la vida a su madre él Doctor James Mounier decidió poner fin a su vida.
El sonido de un disparo rompió el silencio de la noche. Zachary se limito apretar los ojos desde su habitación, sabía lo que había sucedido, su padre esa misma tarde lo había hecho jurar que protegería a su hermana como a su propia vida. Las lágrimas comenzaron a brotar de los ojos del chico, intentaba pensar positivo pero no había nada positivo en ello. Cruzo de brazos para hacer presión en su pecho, aquél ejemplo de vida que él se había puesto acababa de desaparecer justo como paso con su madre. Zachary bajó lentamente las escaleras haciendo el mínimo ruido posible, la tía rose se encontraba en la sala de estar llena de lagrimas llamando al hospital donde sus padres trabajaban, donde ellos habían nacido, donde sus padres habían estado hasta el último soplo de su alma. Zachary entro al despacho de su padre, se encontraba recostado sobre su escritorio, se paro frente al escritorio como si su padre estuviera vivo y lo estuviera corrigiendo de algo “Lo haré, no tienes porque preocuparte. Te amo”. Su pecho quería estallar, estaban completamente solos en este apestoso mundo. Se acerco al escritorio de su padre y tomó los dos cuadernos que estaban sobre el escritorio, lo abrazo con celo y volvió a subir de la misma manera hasta su habitación. Eran los diarios de sus padres los cuales leyó con fervor toda la noche hasta que las energías abandonaron su cuerpo y quedó dormido en un rincón de su habitación.



"No tenía que haber ocurrido así.
Sólo eres el típico adolescente, un chico normal.
No puede pasarte esto.
Entonces, ¿cómo explicar toda esta sangre y por qué estás aquí?
Tenías que haberte dado cuenta, leer bien los indicios. ¿Es que no los viste?
¿Los ignoraste?
Quizá si entendieras cuándo empezó a torcerse todo,
podrías volver a enderezar las cosas. ¿O es demasiado tarde?
Piensa rápido. Se acaba el tiempo.
¿Cómo sucedió todo esto? ”

{ Tú, Charles Benoit}
Aparte de fija su mirada fría y sombría, comenzó a desarrollar una mirada de rencor y de odio. Pero a la vez era de desesperación e impotencia. No asistía a clases, aquellas notas ejemplares cambiaron a notas que no son dignas de recordar, sea por la tristeza de los profesores al ver a un chico destrozado o por culpa, Zachary logró terminar la escuela básica. Pero su formación académica no fue lo único que se vino pique. En Wayne habían desaparecido las chispas de la vida, parecía que solo vivía para proteger a su hermana, cosa que era cierto, sin Dhanielle la historia de Zachary habría terminado el mismo día que leyó la historia de sus padres. Las enfermedades psicológicas comenzaron a tomar posesión en su cuerpo, ahora era como un envase vacío que tenía que ser rellenado. Su vida se convirtió en un ciclo sin objetivo fijo por los próximos años, doce, trece, catorce años de edad sin ningún proceso notable. Zachary seguía siendo el chico ausente que se convirtió desde la edad de doce años. La esquizofrenia y el TPA solo fueron el comienzo de lo que estaba por suceder. Los delirios por el escaso descanso y la falta de alimento comenzaron a hacerse notable, no solamente físico si no también psicológicamente. Zachary comenzaba a oír voces dentro de su cabeza, voces que siempre eran de su agrado, Zachary intentaba ignorarlas pero no le era posible pasarlas por alto. En un intento de ignorar aquellas voces Wayne se dejaba llevar a hacer lo que estas le pedían, excusándose por el hecho de que él no quería hacerlo pero esa era la única forma que dejaban de hablar en su cabeza, continuo con esa mentalidad hasta el grado que ahora ya no siente que él tiene el control de su vida, ahora aquellas voces hacen más que solo hablar dentro de su cabeza, ahora también pueden controlar sus acciones.

Con la idea de que el problema de los hermanos estaban en su residencia y en su entorno, Rose decide llevar lejos a los mellizos, lejos de la mansión en la que solo recordaban las cosas malas en vez de los momentos conmovedores.

L.A, California. Esa es la región en donde se encontraba la casa americana de su tía Rose. Los chicos viajaron desde Paris, hasta este lugar para intentar tener un nuevo comienzo, intentando regresar a ser lo chicos que todo padre quisiera tener. Con dieciséis años de edad ellos llegaron a los Estados Unidos. Su vida continúo siendo solitaria como había sido en Paris, aunque Rose intentará animarlos y hacerlos salir de casa los mellizos simplemente preferían estar recostados uno cerca del otro ignorando cualquier cosa que pudiera distraerlos. Dhanielle tiene un novio desde los once años de edad, Zach no oculta sus celos hacia él, pero sabe que el chico es una gran persona, sin él Zachary no hubiera tenido el valor suficiente como para ayudar a su hermana; “Como tu vida” le había dicho su padre pero…¿si su propia vida no tenía significado, que debía hacer?. Ian fue una gran ayuda para Zachary, una promesa que él pensó que sería difícil de mantener había podido cumplirlo gracias a que su hermana era feliz con aquél chico.

Los hermanos entraron en la escuela en contra de su voluntad, odiaban los lugares donde hubiera más de cinco personas. Ian estaba en la misma aula que ellos dos, era el único chico al que ellos le dirigían la palara y viceversa. Dos meses después de asistir constantemente a clases Zachary no pudo evitar fijarse en aquella chica que había sido su compañera de laboratorio en las últimas semanas. Su hermana pasaba tiempo con Ian por lo que Wayne se quedaba solo en el aula, la chica sentía curiosidad por Zach, por como un chico podía haber sufrido tanto y aún mantenerse de pie, los dos sin salir a la hora del descanso comenzaron una relación de amistad. Las clases no eran lo único que había comenzado en el vida del castaño, guiada por buenas reseñas y excelentes comentarios a favor Rose Elizabeth decide llevar a sus sobrinos con el Dr. Alex Matthews, un gran psicólogo que se había mudado a unos kilómetros de distancia. Los mellizos comenzaron a asistir a sus terapias, primero por el interés hacia la misteriosa casa donde el doctor vivía, luego porque sentían que el doctor era la única persona que realmente los comprendía, la confianza fue algo que ellos lograron obtener y dar a él.

15 de Diciembre. Después de clases, Zachary se había quedado en el laboratorio pues era el único lugar donde disponía del uso de un microscopio, tomó su encendedor de bolsillo y sacó de la parte inferior la pequeña navaja que este contenía. Alex le había preguntado que sentía acerca del dolor, Zachary respondió con la verdad, que por medio de aquel sentimiento se llegaba a la felicidad, pues en caso contrario, de la felicidad surge el dolor, como había ocurrido con su mísera vida. Ahora en la cabeza de Zachary solo tenía la duda acerca de porque siente tanto placer en el dolor, como aquella excitante emoción no era compartida por todos de la misma manera a como él la veía. Colocó su brazo en el microscopio y sus ojos en los lentes, creía que la respuesta estaba en él, si podía determinar la causa de su gusto podía compartirla con los demás. Lentamente comenzó a abrirse una cortada en el brazo, mirando por el lente como su piel era partida al pasar de la navaja, como cada milímetro de su piel se abría dando paso a tal encantador liquido con sabor cobrizo. Estaba concentrando en su propio brazo que no se dio cuenta que no estaba solo. Lo sujetaron de los hombros y lo alejaron del microscopio arrebatándole la pequeña navaja de sus manos, era ella, la chica que había atrapado la atención de Zachary. Él la miro extrañado preguntándole porque lo había hecho, que lo dejara continuar y que cerrara la puerta al salir, la chica con una mirada de angustia se acercó a él y lo tomo por la sien, lentamente el rostro de la chica se fue acercando al de Zachary, sus labios se acercaron diciéndole al chico lo importante que era para ella. Antes de que sus labios sellaran completamente esa unión que ella estaba creando, ella cayó al piso, con una herida en la nuca en donde la sangre comenzaba a salir. Zachary permanecía de pie pero ahora con el microscopio de 1.34 kilogramos en la mano derecha, con unas gotas rojas arruinando el impecable metal blanco. Zachary había asesinado a la chica sin saber exactamente por qué. Lo último que recuerda es su rostro acercándose al suyo. Inconscientemente Zach había privado a la chica por que la situación le recordó al modo en la que sus padres se conocieron, un laboratorio. Sabía que si dejaba que eso ocurriera la chica podría arriesgar su vida ya que si la historia se repitiera ella moriría de una espeluznante manera como sucedió con su madre. Él no quería eso para ella. Otro factor fue Dhanielle, le había prometido a su padre que la ‘cuidaría como a su propia vida’ ¿Cómo hacerlo habiendo una chica por la cual Zach daría hasta la vida?. Zachary se deshizo del cuerpo llevándolo aun lugar que el mismo se obligo a olvidar para arrancarse de la cabeza la idea de ir con ella. Para todas las demás personas ella simplemente desapareció, tenía problemas en casa por lo que esa idea fue creíble para todos.


"Para desarrollar tu juicio claro e imparcial, es importante
abandonarlo todo o estar preparado para hacerlo,
incluyendo tu comprensión de la enseñanza y de tu
conocimiento. Entonces podrás decir lo que está bien y lo
que está mal. ”

{ Maestro Zen Shunryu Suzuki}
Los truenos sonaban el habitación de Zachary, nunca le habían gustado los truenos y relámpagos sin embargo amada los días lluviosos. Hace tres días el doctor Matthews había muerto. Esta tarde su tía Rose se había quedado en la antigua casa del ya muerto Dr. Matthews pues la lluvia los había atrapado en aquél lugar, hoy era su día de terapia. La vecina no tuvo inconveniente, sin otro remedio los tres decidieron pasar la noche en la antigua casa de su ex-psicólogo. Como todas las noches Zachary no podía dormir, ya no solo recordaba la muerte de su madre, también al cerrar los ojos juraba escuchar el disparo que había acabado con la vida de su padre. Se pasó a un lado de la cama donde dormía su hermana, esta también estaba despierta. ‘Feliz día del amor y la amistad’ susurró el chico sarcásticamente, pues solo el amor de hermanos entre ellos existía. La tomó de la mano y comenzaron a hablar toda la madrugada. Había algo en esta casa, Zach sabía que esta noche no era normal, no solo la tormenta, había olvidado algo, algo no cuadraba. Las voces regresaron a las cabezas de los hermanos, sin pensarlo por más tiempo se tomaron fuertemente las manos y comenzaron a subir por las escaleras de la casa.
No volvieron a bajar con vida esos escalones, no por sus propios pies. Zachary asesinó a su hermana creyendo que después del dolor hay felicidad. Quería lo mejor para ella, quería verla feliz y creyó que ese era el camino perfecto. El cuerpo de Zachary amaneció recostado en la bañera con una herida profunda en su muñeca izquierda producida por su hermana melliza, su mano derecha estaba unida a la su hermana, ella permanecía recostaba sobre él y él con una sonrisa que denotaba orgullo y satisfacción. Muchos personas dicen que la felicidad la encontraras después de haber perdido todo, después que tu vida ah estado al borde la muerte. Dhanielle Melanie murió en aquel intento suicida del que sólo Zachary salió con vida. Cuando despertó, se encontraba internado en un psiquiátrico del que quizá nunca más pueda salir.

'Cause it's a bittersweet symphony, this life
The Verve

Preferencias;;
{Virtudes:
● Leal con los suyos.
● Con sus pocas amistades es muy carismático.
●Aunque él este mal por dentro intenta hacer sentir mejor a sus pocas amistades. Sobretodo a su hermana.
●Intenta dialogar con alguien antes de tratarlo mal.
●Es muy bueno con los números.
{Defectos:
● Celaba DEMASIADO a su hermana, piensa que si alguien pasa mucho tiempo con ella la quiere alejar de él.
●Mentiroso.
●Cínico.
●No suele compartir sus sentimientos.
●Nunca olvida las cosas malas.
{Gustos:
●El chocolate.
●Lo agridulce, como el chamoy.
●El mango
●Las galletas oreo
●No hacer nada
●La soledad.
●Ver tv
●Dormir
●Correr
●Los días lluviosos
●El frío
●El olor a pasto mojado
●Leer
●Colorear
●Los ojos
●La música
●La ironía
●El cinismo
●Las metáforas
●Las películas con finales inesperados.
{Disgustos:
●La comida dulce.
●La cena.
●Que lo crean un idiota
●Que no le digan las cosas de frente
●Que le oculten cosas
●El calor
●Tomar medicamentos
●Explicar las cosas
●Dar detalles.
●Que se le olviden las cosas.
●El sonido de las uñas en una pizarra.
●Ser muy distraído.
●Que se igualen a él.
●Lugares donde hay muchas personas.
●Las personas que pasan recordándole mucho tiempo con su hermana.
{Manías:
●Acomodarse el cabello constantemente.
●Morderse el labio inferior y la parte interna de sus mejillas.
●Perderse mirando un punto fijo.
●Rodar los ojos cuando esta en desacuerdo con algo.
●Murmurar con los labios cerrados.
●Hablar el solo.
{Fobias:
●El recuerdo de su madre muerta.
{Debilidades:
●El saber que su hermana, su mejor amiga está muerta.
●La muerte de sus padres.
{Otros Datos de Interés:
●Un Cubo de Rubik{Mirror}
●Un Encendedor en cual dentro tiene una pequeña navaja
●Los diarios de sus padres.


Volver arriba Ir abajo

Re: Wayne Zachary Mounier

Mensaje por Samantha Douball el 2012-04-11, 7:56 pm




FICHA ACEPTADA
Bienvenido, espero te diviertas en el foro! Very Happy

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.