Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ir abajo

Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dallas C. Adams el 2012-04-02, 6:48 am

Recuerdo del primer mensaje :

Mi primera experiencia como profesional llegó un día de cielo encapotado y niebla hasta el suelo por donde los valientes se atrevían a pasear. Todo en ese día pintaba mal, la cafetera se había estropeado y no había más remedio que hacer el café con agua caliente de la tetera y café soluble, de ese que sabe a agua de fregar y no huele a nada. Con ese panorama, no me sentía muy segura para dar mis primeros pasitos pero ya me había comprometido a hacerlo y ahora no podía echarme atrás. William me había dejado su consulta, con todos sus pacientes esa mañana, fuese quien fuese ese tal William.

A primera hora una enfermera me trajo la lista de pacientes y yo le eché un vistazo, no conocía a nadie. Vaya, si que me había perdido cosas en mis dos años de ausencia. Entonces me fijé en algo, un nombre había sido tachado con permanente y otro se había puesto en su lugar, miré la hora del cambio, había sido por la noche, no era la misma enfermera que me había dado la lista la que había cambiado ese nombre. Me resultó extraño pero lo dejé pasar.

Tomé un poco de mi café aguado, definitivamente sabía a agua de fregar, dejé a un lado la taza y examiné con cuidado las fichas de los pacientes que me tocaban esa mañana, estaban desordenadas, de maravilla, pensé ironicamente y me puse a leerlas sin orden concreto. Entonces, un ruido me distrajo cuando llegaba a la última ficha, solo alcancé a leer su nombre cuando vi su cara: Dero Goi.

Volver arriba Ir abajo


Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por William Wayne el 2012-04-15, 6:51 am

Estaba concentrado en buscar alguna solución con el tipo este hasta que de repente llamaron a la puerta. Miré directamente a la chica y ella, igual de extrañada que yo, me preguntó si esperaba visita.

La verdad, es que no. Dije y miré a la puerta. En un principio pensé que debía esconder el cuerpo porque podría meterme en un lio al haber knoqueado a un paciente, pero luego pensé "bah, menuda gilipollez, se lo merecía" y fui a abrir la puerta.

Abrí con toda la naturalidad del mundo y me quedé en la puerta apoyando la mano en el marco de esta. Hombre Marcos, ¿que tal? Dije girando un poco la cabeza. Probablemente viese el cuerpo del tio en el suelo. Miré al otro doctor y quité mi mano del marco de la puerta. Buenas. Le extendí mi mano al otro doctor, al que no conocía de nada. Soy William. Will para los amigos. Me aparté de la puerta y les invité a pasar. Perdón por el... desorden. Hemos tenido un pequeño problemilla. Dije con un sarcasmo. Siempre me ayudaban a salir de problemas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Marcos Rusconi el 2012-04-15, 12:48 pm

Miré medio mal a Stefan con sus respuestas. Carajo, había olvidado cuan chinchudo era el tipo. –Tú no tienes idea de lo que te estoy diciendo. Lo que te conté fue una versión muy resumida porque… es algo que no es fácil de contar Stefan…- admití sacudiendo la cabeza.
-Vamos hombre que te cruzarás con cientos de personas día a día así que por lo menos debes conocer a tus colegas. William te agradará- le dije ya mientras esperábamos en la puerta para que nos abriera.

La puerta se abrió y William se asomó. Se lo veía algo agitado como si hubiera estado haciendo algo antes de abrirnos. Le dediqué una sonrisa y saludé con un gesto de mi cabeza –Hola Will ¿Cómo est…- mi frase se cortó y ni bien vi el cuerpo del tipo quedé mudo. No se veía todo desde donde estaba pero llegué a ver la única parte que me hizo confirmar que era él… su cabeza. Tragué saliva. ¿Qué hacía allí? ¿Tirado en el suelo? ¿Acaso había pasado algo? Vaya preguntas las mías. Era obvio que sí.

El doctor nos invitó a pasar y caminé con un paso inseguro. Dentro vi a otra joven doctora pero mi mirada se centró en Dero Goi. Me puse extremadamente nervioso y lo primero que atiné a preguntar fue -¿Está muerto?- sin sacar la mirada de su cuerpo. Creía que en cualquier momento se levantaría y nos asesinaría a los cuatro doctores uno a uno. Lentamente. Dolorosamente. Probablemente nos haría lo mismo que me había hecho a mí. Un momento después caí en semejante pregunta que había formulado y me corregí –Digo… sedado. ¿Está… sedado? ¿Q-Q-Qué sucedió?- Fruncí el ceño y apreté mis puños. Desvié un poco la mirada y lo encontré a Stefan –Este es- le dije con la garganta seca y casi sin voz.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-04-15, 1:00 pm

¿Marcos se había enojado con lo que dije? Uy, qué miedo. Al fin y al cabo no era más que la pura verdad sin esos estúpidos “adornos” que la gente usa para hacerla menos chocantes cuando uno la oye. Lo único que escuché de él a continuación fue “Blah, Blah, Blah” mientras el doctorcito seguía con su drama sacudiendo la cabeza. Suspiré. –Está bien, ya entendí. El tipo es un jodido psicópata al que le gusta usar los puños. Si hay algo más que deba saber ya dímelo y dejar de dar vueltas porque tu drama me está irritando- le aclaré.

El momento social era ya inevitable y mi colega me dijo que debería conocer a los demás. Reí de costado cuando me dijo que me agradaría el tipo que me iba a presentar -¿Qué te hace creer eso? ¿Tiene café? ¿Podré follármelo?- pregunté con ironía, aunque no me vendría mal un compañero al que pueda follarme. Me follaría a Marcos pero el muy sentimental anda “de novio”… blah. Y por cierto, necesitaba cada vez con más urgencia esa taza de café

El doctor abrió la puerta y vaya que era un hombre guapo. Ladeé la cabeza para mirarlo mientras se presentaba y luego le estreché la mano –Stefan Ross- dije con claro desgano. Miré a Marcos que se había quedado mudo en medio de un saludo y me pregunté qué demonios le pasaba. Cuando entramos al despacho había allí una mujer también muy muy guapa. –Hola- le saludé con la cabeza. Lo sé, no soy bueno haciendo sociales. Ni me interesa serlo.

Un tipo de un metro noventa estaba tirado en el suelo durmiendo como un bebé. Lo examiné y escuché lo que William había dicho de tener un problemilla. La pregunta de Marcos resonó en la habitación –No seas idiota, Marcos- me agaché y tomé un paño que parecía tener cloroformo. –Lo han dormido- dije más que nada para mí. Dada la reacción de Marcos asumí que este era nada más ni nada menos que el famoso Dero Goi. Caminé alrededor del cuerpo y lo tanteé ligeramente con la punta del zapato -¿Así que este es el psicópata, sexópata, violador, esquizofrénico, loco? Pero si duerme como un bebé…- dije riendo de costado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dallas C. Adams el 2012-04-19, 11:58 am

Miré la escena como una persona totalmente agena, no conocía a ninguna de esas personas, no las recordaba. Les miré saludando con la mano. -Yo soy Dallas. -Como si alguien le importase teniéndo a ese hombre medio muerto en el suelo. Entonces me dirigí a William. -Yo creo que me voy, no me encuentro muy bien. -Terminé por admitir, ya que lo vi como la única forma de evitar una conversación incómoda con gente a la que no conocía, yo no tenía nada que ver con ninguno de ellos, nada que aportarles profesionalmente, ya la había liado suficiente ese día.

Me toqué la cabeza que ardía bajo mis dedos, miré a los profesionales que parecía estudiar el cuerpo con detenimiento, como si viesen en él algo fascinante. Me levanté del asiento, y volví la vista a Dero mientras me recorría un escalofrío por todo el cuerpo al ver su cara.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por William Wayne el 2012-04-25, 12:21 pm

La primera impresión que me llevé del acompañante del doctor Marcos no fue demasiado buena, era un tio egocentrico que se las daba de listo, aunque bueno ¿quién era yo para juzgar si al fin y al cabo yo también hacía casi lo mismo? quizás hasta nos llevabamos bien y todo. De todos modos no me gustaba demasiado su tono con Marcos, era algo desagradable y despectivo con él.

Miré entonces la situación. Eramos cuatro personas alrededor de un loco que por lo visto además de sexópata era un psicópata y un esquizofrénico según decía Stefan. La chica aún parecía seguir nerviosa, podía notarselo asi que decidí que mejor, habría que organizarse.

Bueno, como veo que los dos conoceis muy bien a este... elemento, si no os importa, acompañaré a Dallas. No ha tenido muy buena experiencia en uno de sus primeros días como doctora y preferiría que no se marchase sola. La miré, explicando sólo con mi rostro que no iba a aceptar un no por respuesta y luego miré a los otros dos doctores. ¿Podréis encargaros de él?

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Marcos Rusconi el 2012-04-25, 12:58 pm

Genial. Me iba a quedar sólo con el doctor Stefan que me trataba como se le daba la gana y con el loco que me había violado y torturado. Como para saltar en una pata lo mío. Examiné a Dero tirado en el piso sin acercarme demasiado. Crucé mis brazos algo temblorosos delante de mi pecho para disimular mi pánico, y asentí con la cabeza al doctor Wayne. ¿Dero habría intentado hacerle algo a Dallas? Parecía ser entonces que Will había llegado a tiempo.

Me adentré un poco más en la habitación y comencé a acomodar alguna de las cosas que habían sido alborotadas en lo que parecía haber sido una pelea contra el gigante de 1.90 m. La verdad era que ya no aguantaba más. Todo lo que quería era a ese loco completamente fuera de mi vida. Para siempre. Y sabía que Stefan quizás podría conseguir hacer algo al respecto. -¿Qué piensas hacer? Porque no considero que llevarlo a su habitación sea buena idea…- recordé entonces cómo había comenzado el infierno al que me había sometido: con las consultas en su habitación.

Me giré entonces a Stefan y lo miré suplicante –Por favor no accedas a tener consultas con él en su habitación. Es que… es que así comenzó todo lo que te conté… no es seguro – suspiré –Quizás si lo aisláramos pero no hay una sala para eso en este lugar- fruncí el ceño –Y se hacen llamar el psiquiátrico más prestigioso de Londres…- me apoyé contra el escritorio y me quedé mirando a Stefan. –Por cierto te agradecería que dejaras de tratarme como un idiota- musité.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-04-25, 1:18 pm

La muchachita estaba tremendamente asustada, posiblemente el tipo este se la haya querido tirar o algo así. De hecho se dio cuenta que había quedado fuera de lugar y decidió irse. Bien, cuanto menos inútil dando vueltas, mejor. El doctorcito William se ofreció a llevarla dejándonos a cargo al psicópata sedado. –Está bajo control- le respondí poniéndome de pie. Quedé algo pensativo y vi a Marcos comenzando a ordenar las cosas. No estaba seguro de si era propicio de su homosexualidad el querer tener todo ordenadito y prolijito, o si solamente lo hacía para ignorar el hecho de que quien lo había torturado tanto estaba ahora dormido a pocos metros de él.

Lo escuché decirme, rogarme que no lo llevara a su habitación. Fruncí el ceño y me alejé un paso cuando el tipo se puso cursi nuevamente. –Ya, ya te entendí, carajo- le respondí alejándome de él. Dios, me irritaba. Su próximo comentario llamó mi atención y volví a dirigir mi mirada hacia él -¿Qué no hay sala de aislamiento? ¡Joder! ¡Este hospital de mierda! ¿Cómo no van a tener una sala de aislamiento? ¿Estás seguro de eso?- conociendo lo ingenuo que es Marquitos, quizás la sala estaba disponible y él no lo sabía. Tendría que hacer mis propias averiguaciones, como siempre. De hecho, me irritaba más el hecho de saber que no contaba con eso que el de encerrar al loco en esa sala.

-Quizas podamos usar la sala de castigo, estoy seguro que podré conseguir un chaleco de fuerza en este lugar. Al menos uno debe haber.- musité pensando en la posibilidad de atarlo lo más fuerte posible y encerrarlo. Me encogí de hombros, luego, y suspiré –De todos modos a mí me sigue pareciendo un bebé. Es decir, míralo- sonreí de costado. En ese momento escuché a Marcos musitando que lo tratara mejor. Lo fulminé con la mirada y me le acerqué -¿Quieres que te regale una rosa y un chocolate y te felicite por el excelente trabajo que has hecho?- le dije en tono burlón con una sonrisa irónica. –Crece de una vez. Esto es un psiquiátrico, no Disney World- le di unas palmaditas en la mejilla, y volví a alejarme.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-04-26, 12:47 pm

Tumbado en el suelo, absolutamente quieto, callado, pacífico. Parecía mentira que pudiese verse a Dero de esa forma pero tal y como Marcos había demostrado, aún en esta posición el sexópata seguía inspirando temor, seguía imponiendo. Ni si quiera estando inconsciente su rostro mostraba signo alguno de benevolencia, sino de maldad, de crueldad. Parecia incluso que estuviese soñando algún tipo de escena de las que él mismo solía montar, haciendo daño a mujeres y hombres y abusando de ellos.

De repente, Dero frunció el ceño. Parecía que estaba reaccionando con algo. No había abierto los ojos aún y tampoco se había movido.

Marcos, Stefan, Dallas y Will seguían hablando, y tras unos minutos, el cuerpo de Dero se movio levemente, el brazo cayó al suelo, estaba empezando a despertarse. Era increíble pues el cloroformo sumado al tranquilizante, debían tenerlo dormido durante horas, y tan solo habían pasado 45 minutos cuando ya empezaba a reaccionar. Había que darse prisa.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Marcos Rusconi el 2012-04-26, 6:34 pm

No me gustó para nada la actitud de Stefan para conmigo. Me quedé mirándolo fijo con el ceño fruncido. Tampoco había mucho que pudiera responderle. No había avanzado absolutamente nada en el caso de Dero, sino que para peor, todo había empeorado. Stefan no entendía que había que aislar a ese paciente de manera urgente, como siempre con su obstinación quería comprobar todo por él mismo.

Antes que pudiera decir alguna otra palabra, un movimiento del brazo del psicópata llamó mi atención. ¿Se estaba despertando? Tragué saliva. No podía ser posible. Si le había echado cloroformo y por la jeringuilla que había desechado imaginé que un fuerte tranquilizante. –De acuerdo- dije mirando al loco –Haz todas las pruebas que quieras pero si sales herido luego no digas que no te avisé. Ya veremos quién es el dramático luego de que tú tengas una sesión con esa basura- dije enfatizando el “tú” golpeando su pecho con mi dedo índice.

Lo escuché responder pero sinceramente no le presté mucha atención. Quizás mi mente captó lo que más veía necesario que fue el “Ya, vete” que esbozó entre otras cosas. Sin más, así lo hice, cerrando la puerta detrás de mí y llamando a los guardias que acompañaban a Dero a todos lados para que se pusieran en la puerta. Les indiqué que si notaban algo raro no dudaran en avisar o irrumpir.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-04-26, 6:45 pm

Como bien supe desde el principio, Marcos no tuvo absolutamente nada que decir a mi irónica bromita, principalmente porque tenía razón en cada palabra que salía de mi boca. Lo único que Marcos había conseguido tratando con ese paciente era llevarse el peor castigo. Y había sido tan inepto que dejó que el loco le metiera miedo e hiciese con él lo que se le daba la gana. Muy mal, Marquitos, muy mal. Me cuestioné, entonces, cuán profesional realmente era Marcos en su trabajo.

No tuve tiempo de ponerme a reparar en detalles, porque el cuerpo de Dero se movió. Pareciera ser que los ineptos que estaban anteriormente con el tipo no le habían inyectado una droga lo suficientemente poderosa. Escuché las palabras de Marcos y lo único que atiné a hacer cuando sentí su dedo en mi pecho fue reir, y así quedé riéndome por lo bajo mientras el tipo se marchaba hacia la puerta.

-Por supuesto que lo haré a mi manera. Quédate tranquilo que no cometeré tus mismos errores- vi entonces al enfermo fruncir el ceño –Ya, vete- agregué para Marcos que estaba girando la perilla de la puerta. –Yo me encargaré de este niño malo- musité para mí mismo por lo bajo mientras miraba el cuerpo tirado del loco en la sala.

Entonces lo tomé y lo acomodé en el sillón, dejándolo dormir unos últimos minutos. No tenía tampoco ningún apuro y si bien el consultorio no era mío calculé que Marcos le informaría a William que estaría con Dero. Me dirigí al escritorio y en el camino la vi: la cafetera. ¡Por Fin! Casi corrí hacia ella sirviéndome en la taza más grande que pude encontrar y tomando unos sorbos que me transportaron al paraíso por unos segundos. Ahora sí estaba más calmado. Me senté en el sillón detrás del escritorio con mi café, y esperé pacientemente a que el loquito abriera los ojitos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-04-27, 4:52 pm

"Vamos puta, abrete de piernas... quiero oirte gemir"
"no... por favor no... no lo hagas, te lo suplico"
"Eso es, así me gusta... humillate zorra... como todas"
"Aaaaaaahh! haré lo que pidas! por favor!"
"Oh.. mira como gritas..., ahora gime!! gime!!"
"¡No! ¡¡nooooo!! por el amor de Dios, para por favor! aaahh!!"
"¡¡Jajajajajajajaja!! así aprenderás a respetarme..."


Aquellas imágenes pasaban detalladamente por la mente del sexópata que aún continuaba inconsciente pero con el cerebro en plena actividad. Su cuerpo ahora estaba sobre la silla del despacho del doctor William, cuya puerta quedaba a la derecha, y una ventana iluminaba a Dero desde el frente.
Su cuerpo comenzó a moverse levemente. Sus brazos ya daban señales de tensión muscular, como si estuviese participando en el sueño y su rostro mostraba ligeras expresiones que reflejaban felicidad ante la situación que soñaba. Poco a poco su sueño se fue tornando negro y el rostro del enfermo frunció el ceño. Ahora sus ojos se iban abriendo poco a poco.

Fue entonces cuando los abrió totalmente. Se quedó en la misma posición, con cara de extrañado mirando alrededor y viendo a un hombre cerca de la cafetera. Intentaba recordar que había pasado hasta que se percató de donde estaba y que la chica a la que había intentado acosar y el doctor will ya no estaban. Dero estaba quieto, sentado con los brazos en el sillón y de repente, pegó un puñetazo a la mesa, no excesivamente fuerte pero si lo suficiente como para llamar la atención. Quién eres tú.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-04-30, 10:17 am

Apoyé mis pies sobre el escritorio y me recliné en el sillón con mi taza de café. Pasaron entonces una buena media hora, dos tazas más de café, unos garabatos en un block de notas y mi paciencia estaba comenzando a agotarse. Tan así fue que me puse a revisar los cajones del doctor William para ver si encontraba algo interesante que me sacara de mi aburrimiento: para mi desgracia no había mucho. Lo único que valió mínimamente la pena fue una pelotita de goma que tomé y comencé a rebotar contra una de las paredes.

Miraba de reojo al loquito por momentos, y en una mirada lo vi moverse muy ligeramente. Intentaba gesticular con el rostro como si estuviera soñando. Dejé la pelotita en el cajón y lo cerré, centrando mi atención en él a medida que su ceño se fruncía y abría los ojos poco a poco. Sonreí de costado –Buenos días, dormilón- y antes que pudiera decir algo más, el tipo pegó un puñetazo a la mesa. De seguro que estaba cabreado porque lo habían dormido. –Ey, ¿Qué te ha hecho la pobre mesa?- pregunté con ironía sin contestar inmediatamente a su pregunta.

-Yo soy… ¿Quién soy?- me hice el pensativo. Odiaba hacer la típica presentación de “Hola. Soy tu doctor”. Me parecía patético y extremadamente aburrido. Demasiada etiqueta. Seguramente Marcos se presentaba así. –Digamos que soy… tu nuevo amigo- continué mi respuesta con una sonrisa que reflejaba ironía por todo mi rostro. Me puse de pie y metí las manos en los bolsillos de mi pantalón –Y ya que estamos ¿Por qué no me dices quién eres tú? Eres algo famoso ¿Sabes? Pero ve tú a saber… con la cantidad de mentiras y chimentos que se inventan de los famosos, si lo que se dice es cierto-

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-01, 10:19 am

El golpe que dio en la mesa fue escuchado pero la reacción que tuvo el doctor no era la que el enfermo esperaba. No se había alarmado lo más minimo y para colmo le había respondido con un sarcasmo. Dero observó todos y cada uno de los movimientos que joven hacía, mientras escuchaba sus -para él- patéticas palabras llenas de ironía y egocentrismo.

¿Acababa de decir lo que había escuchado? ¿Nuevo amigo? Si antes el rostro de Dero era serio, ahora se había convertido en una completa carcajada limpia. Sentía una sensación muy extraña con ese joven, no sabía si le parecía verdaderamente patético y estúpido o si por el contrario, sus comentarios eran ocurrentes tanto como para hacerlo reir.

Se levantó con su ceja derecha alzada mostrando un rostro irónico pero sin moverse de detrás del escritorio, y lo miró. Famoso, que gracia... pronunció en voz baja. Si, de hecho era famoso cuando tenía aquel grupo de música en Alemania. Oomph!, que buenos tiempos aquellos, en los que Dero campaba a sus anchas por las calles de su país tras los conciertos y secuestraba a muchas de sus fans para acabar follandoselas, torturandolas y matandolas. Sin duda, sí era famoso... no al igual que en el psiquiátrico pero quizás aquí también lo era en cierto modo. Podría decirse que si...y seguro que no hace falta que yo me presente porque ya sabrás quien soy. ¿No? o de lo contrario, ¿por qué estás tú aquí? Jamás te he visto por el hospital.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-05-01, 10:32 pm

El loquito pensó que me asustaría o algo así con ese golpe. Muy seguramente detrás de la simple razón de descargar una tensión su verdadera intención era demostrar autoridad. Pero estaba muy equivocado si pensaba que iría a asustarme. Le dio gracia que lo llamara famoso. Bueno, al parecer sí tenía sentido del humor.

Se puso de pie y alzó una ceja, murmurando algo a lo que no presté atención. –Sí, sé quién eres…- comenté con desgano como si realmente no me importara –Dero Goi, Blah, psicópata, blah, violador, etcétera, etcétera, etcétera.- sonreí de lado luego con su pregunta. -¿Quieres saber por qué estoy aquí? Me contrataron…- me encogí de hombros sacándole importancia a su pregunta. Había pensando en contestar inclusive con mucho más sarcasmo pero preferí no poner a prueba su paciencia todavía.

Ni me molesté en levantarme de la silla en donde estaba mientras charlaba con él. Mencionó jamás haberme visto por el hospital, eso podría significar algo… -Veo entonces que tienes muy bien visto quién entra y sale de este hospital, ¿Acaso estás aquí hace tanto tiempo? ¿O lo has tomado como hobbie para ver quién te gustaría que fuera tu próxima víctima?- pregunté esta vez algo más serio. Era hora de ponerse a trabajar con el tipo aunque envolviera las preguntas en un trato hostil y desinteresado.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-02, 8:38 am

Efectivamente tal y como Dero imaginaba, el doctor lo conocía, por lo que no hacía falta presentarse y pese al poco interés que mostró el egocéntrico doctor ante él, Dero sonrió prepotente, pues sabía que si había llegado nuevo, conocía al doctor marcos y lo conocía a él, era porque habia algun objetivo o alguna razón en común, y la única que se le ocurría era él mismo. "Marcos... pobre infeliz, necesitas una niñera para cuidarte." pensó de repente.

La respuesta de por qué estaba aquí de nuevo fue otra de sus maravillosas frasecitas llenas de humor, pero en aquel momento Dero estaba demasiado orgulloso como para molestarse por eso, e incluso había ignorado su comentario.

Observó al chico del que aún no sabía el nombre, que estaba sentado en la silla donde debería estar sentado el paciente. Estaba muy tranquilo, muy cómodo y muy seguro de sí mismo, estaba claro que si era cierta su suposición de que había sido Marcos quien le había pedido ayuda, sería todo lo contrario a él. Aunque quién sabe, quizás habían sido los altos cargos del psiquiátrico, no sería la primera vez que "gente poderosa e importante" intenta librarse de el psicópata.

Si, hace bastantes años que estoy aquí dentro y la verdad es que sé quién y cómo se mueven por aquí. Dijo en tono neutral. Pero... tampoco te negaré que parte de mi observación se centra en buscar al pobre desgraciado que me apetezca torturar... al fin y al cabo todo forma parte de lo mismo. Miró hacia al lado levantando la cabeza con prepotencia. Venís, intentáis hablar conmigo para curarme, y todos acabais con vuestro jodido culo partido a la mitad. Cuando dijo esta última frase, sus ojos se posaron en los del doctor, muy fijamente.

Dicho esto, rodeó el escritorio y se dirigió a la cafetera, donde cogió un vasito de plástico y simplemente lo llenó solo de agua y dos cubitos de hielo. Se giró y se quedó apoyado en la pared, con las piernas cruzadas. Era tan alto, que uno de los cuadros de la pared, quedaba a la altura de su cuello cuando generalmente se suelen poner a la altura de los ojos. En esa posición de piernas cruzadas y espalda apoyada en la pared, metió el dedo en el vaso y jugó con los cubitos de hielo, dandoles vueltas. ¿Crees que tú vas a ser la excepción? Entonces, dio un sorbo mientras lo miraba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-05-07, 11:21 am

Bueno si de algo estaba seguro era que este tipo se creía la gran cosa. La forma que tenía de caminar, de hablar y mismo de mirar, siempre buscando intimidarme o causarme algún tipo de miedo. ¿Dijo años? Entonces lo único que habían logrado los doctores que lo trataron anteriormente era terminar tal y como él lo decía “con el culo partido a la mitad”. Ineptos.

Simplemente me dediqué a observarlo mientras se movía por la habitación, hablando y mirándome amenazadoramente. No moví un músculo de mi cara, por supuesto el tipo no me imponía ningún tipo de miedo, más allá de lo que me había contado Marcos que seguramente estaba exagerando como siempre lo hace el muy idiota.

-Así que entonces hace años que te paseas por los pasillos de este lugar tomando a quien tú quieras y haciéndole lo que te apetezca- sonreí de lado –No puedo decir que llevas una mala vida. Es más, diría que sacas provecho de cada minuto en el que estás metido aquí ¿O me equivoco?- me giré para mirarle. Estaba apoyado contra la pared, de piernas cruzadas mientras tomaba un vaso de agua. -¿Yo la excepción? No lo sé Dero, ¿Qué crees tú? Espera, no me contestes, seguro piensas que también me partirás el culo a la mitad y desde ya te digo, amigo, estás muy equivocado si piensas eso.- me puse de pie y caminé hacia una estantería. Me puse a mirar los libros como si no me importara realmente que el grandulón estaba allí –Sé que soy sexy y estoy bien bueno pero no todos pueden tener este cuerpo- le guiñé un ojo.

Volví a mi escritorio y me senté en él mirando hacia el enfermo. -¿Siempre has sido así de… posesivo, Dero? ¿Desde pequeño?- le pregunté sonando casual.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-16, 2:08 pm

Dero siguió con su misma forma de actuar; apoyado en la pared, de piernas cruzadas, tranquilo, mirando al doctor con prepotencia y con su dedo metido en aquel vaso de agua con hielo para entretenerse dándole vueltas a aquel cubito helado. Paró un segundo de darle vueltas y sacó el dedo del agua, mirándolo y lamiéndolo. Estaba frío, muy frío.

"Así que entonces hace años que te paseas por los pasillos de este lugar tomando a quien tú quieras y haciéndole lo que te apetezca" Escuchó decir al doctor. Por supuesto que sí. Y lo seguiré haciendo cómo, donde y cuando quiera. Los minutos que estoy aquí metido son incluso más aprovechables que estar encerrado en la cárcel, te lo aseguro. Sois todos unos malditos maricones y jamás os habéis enfrentado a un verdadero.. "loco" como yo. Puedo manejaros a mi antojo, puedo manipularos como quiera.

Sonrió siendo sincero y sin pelos en la boca. No dudaba en decir lo que pensaba aunque supiese que estaba mal visto por los demás, aunque supiese que simplemente por decir y pensar aquello todos los doctores supiesen con certeza que estaba completamente loco de atar y jamás saldría de aquí. Incluso se podría decir que se sentía tremendamente orgulloso de decirlo.

"Sé que soy sexy y estoy bien bueno pero no todos pueden tener este cuerpo" Dero dejó escapar una especie de risa extraña, algo sarcástica. Tsk... Si yo lo quiero, lo tendré, que te quede muy claro... y mientras más egocentrico seas y más te resistas... Se incorporó dejando de apoyarse en la pared. más me gustará meterte mi polla por el culo. lo miró desafiante, sonriendo y sin responder a su última pregunta. Como acechando a una nueva presa...

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-05-19, 5:08 pm

Efectivamente ese tipo se creía la gran cosa. ¿Había estado también en la cárcel? Con razón lo mandaron para acá. Seguramente allí encerrado en una celda habrá vuelto locos a los guardias. Y ser paciente no es una característica que los policías tengan. “Claro, entonces entregamos al loquito al psiquiátrico en donde los doctorcitos idiotas le darán medicinas y lo tratarán bien” se habrán pensado… sin equivocarse mucho realmente. Por lo que Dero decía se manejaba aquí como quería e incluso manipulaba gente. Bueno, pude ver algo así cuando vi a Marcos y sus escalofríos cada vez que hacía alusión al tema. ¿Realmente todos los doctores aquí eran tan… débiles? ¿O sólo eran idiotas? No tenía manera de saberlo ni realmente me importaba.

La forma en la que hablaba, soberbia y llena de… ¿Orgullo? Sí, parecía estar orgulloso de sus andanzas en el psiquiátrico y los desastres que seguramente hacía. Psicopatía y sexopatía aseguradas… y por lo que sabía y lo que podía ver, eso era sólo el principio. Muy interesante…

Lo miré inexpresivamente mientras respondió diciéndome muy seguro de sí mismo que si lo quería lo tomaría. Cualquier otro que me hubiera dicho algo así hubiera causado que estallara en risas en su cara, pero la forma de hablar de este hombre con tanta confianza y autoestima realmente ameritaba que dijera tal cosa sin sonar patético. Con su última frase se incorporó un poco y sonrió. Yo, sonreí de costado.

-¿Estás insinuando que te gusto? Por favor, Dero, harás que me sonroje- bufé –Y supongamos, sólo supongamos, que me “caces”- insinué haciendo el signo de comillas con los dedos -¿Qué es lo que te gustaría hacerme? Además de meterme la polla por el culo como ya has dicho. Porque me imagino que no eres tan aburrido de ir directamente al grano sin un poco de... juego previo ¿O me equivoco?- Crucé una pierna sobre la otra como si realmente me interesara escuchar lo que tenía para responder a esa pregunta. De ahí sacaría más información. –Vamos, tengamos una charla hot- volví a guiñarle un ojo y me relamí el filo de los dientes de adelante con la punta de la lengua mientras una pequeña risilla escapaba de mi boca.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-22, 3:39 pm

Dero volvió a mirar de forma prepotente al doctor. Comenzaba a molestarle un poco su forma de ser, pues Dero no soportaba que lo chuleasen tanto y mucho menos alguien que era más joven que él y se creía ser mucho más inteligente por haber logrado acabar su carrera y estar trabajando en un antro de locos en los cuales él mismo se incluiría probablemente si cualquier otro doctor hiciese un diagnóstico al chulo de turno que acababa de llegar al centro.

No, no te equivoques. No me gustas tú, me gusta tu culo para meterle bien adentro mi polla. Lo demás sobra. Al ver que estaba intentando picarle y decirle que sólo desear metersela dentro del ano era aburrido, Dero frunció un poco el ceño y dio varios pasos bastante rápidos hacia el doctor, que aún estaba sentado en aquella silla.

Escuchame bien doctor de los cojones. Empezó con tono algo molesto. Se estaba cabreando. Se que te pone cachondo que te la meta por el culo y te desgarre bien fuerte y que quieres más, pero aquí el que decide soy yo, y si tu me aburres no te haré nada más, aunque la verdad, con esa boca de puto loro que tienes, te vendría bien mi pene para cerrartela de una maldita vez y que te calles mientras yo disfruto con tus gemidos. Sonrió imaginando la escena y para molestarlo, le dio con el dedo en la frente algo fuerte. Aunque no se si conseguiré metertela entera, eres un estrecho por donde quiera que mires.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-05-24, 2:43 pm

Así que no le gustaba yo, sólo le interesaba mi trasero. Bueno, mentiría si dijera que era la primera vez que escuchaba eso. Me lo han elogiado varias veces y son muy pocos los que lo han conseguido… pero ha valido la pena, no me puedo quejar. Me quedé quieto viendo cómo se acercaba con prepotencia hacia mí, pero no hice nada más que seguirlo con la mirada, cambiando ligeramente la expresión de mi cara a una algo más atenta, con los ojos un poco más abiertos mientras escuchaba lo que tenía para decirme.

“Doctor de los cojones”. Me reí internamente. Le hubiera respondido “No, no, ese es el urólogo. Yo soy psicólogo”, pero veía que el señorito se estaba comenzado a cabrear y eso era un arma de doble filo. Así que lo dejé continuar, de todas maneras no hubiera podido interrumpirlo dado que parecía haberse preparado un discursillo para decirme.

Sonreí abriendo mi boca muy ligeramente mientras me comentaba que sabía que me ponía cachondo que me haga tal o cual cosa pero parecía querer dejarme en claro que allí el que decidía hacerlo era él. Menudo exceso de confianza en sí mismo tenía el paciente. Quizás eso estuvo fomentado por la cantidad de violaciones que había cometido, como tanto decían por ahí. Me puso el dedo en la frente dándome unos golpecitos luego, a lo cual fruncí el ceño en un claro gesto de molestia, pero luego aliviané la expresión en mi rostro rápidamente.

Sonreí de costado. –Así que el secreto para que te guste es que se te nieguen. Eso explica muchas cosas. ¿Es que acaso nunca has tenido una relación sexual en la que haya deseo de ambas partes? También tiene su lado divertido, créeme. Pero allá tú con tus… preferencias.- No separé mi rostro del suyo en ningún momento –¿Estrecho?- negué con la cabeza –No podrías estar más equivocado, querido Dero- le respondí casi en un susurro, con una sonrisa en mi rostro. Carajo, el tipo era realmente malo. No sé qué tenía pero no iba a negar que hasta en cierto punto… me exitaba. Pero ya había tenido problemas por follarme a mis pacientes anteriormente aunque estos eran muy distintos y de seguro nadie diría nada si me follase a este psicópata…

¿Se dejaría follar? No. Antes muerto. Se le nota en los ojos. Aún así me causaba intriga. Hasta el momento era todo un puto rejunte de palabras. Acerqué mi rostro al suyo un poco más irrumpiendo su espacio personal luego de mi última respuesta, y después me puse de pie y le pasé por al lado. Me ubiqué cerca de una ventana y miré hacia afuera. -¿Qué más te gusta? ¿Te gusta golpear? ¿Te gusta que griten? ¿Te gustan los niños? No me has dicho prácticamente nada y ando curioso el día de hoy- me giré para volverle a ver.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-28, 4:59 pm

La primera frase con la que el doctor le respondió le irritó bastante. ¿Que pensaba ese bastardo? ¿Que Dero era incapaz de tener una relación con alguien en la que las dos partes disfrutaban porque no era guapo o no ligaba o cualquier cosa parecida? ¿insinuaba eso? Espera, no, eso no era lo que había dicho y si había dicho aquello, ¿por qué molestarse? No lo sabía con exactitud, pero el caso es que le había molestado.
¿Que insinúas imbécil? Mis preferencias son extrañas para todo el que las ve desde fuera, porque ellos son los que las sufren... pero ahí está la gracia y el gusto de todo esto: Que yo soy quién disfruta y no el otro. Me importa una grandisima mierda si el otro disfruta, es más, prefiero que no lo haga.

Dero se había soltado. No podía evitar ser directo cuando el estúpido doctor creía saberlo todo sobre el sexo. No.
Ahora le contradecía. No era estrecho decía. A eso Dero le echó una mirada chulesca junto a una sonrisa torcida hacia la derecha, de prepotencia. La sola sonrisa ya señalaba su respuesta: Un sarcasmo, la negación ante lo que acababa de responder Stefan. Dero, seguía pensando que era un estrecho.

En ese momento, Stefan se acercó a él ocupando parte de su espacio vital y luego se levantó, Alejandose de Dero y poniendose junto a la ventana para volver a enrollarse con sus palabras y preguntas las cuales Dero ignoró por completo para observar la escena que ahora mismo había: Stefan, el doctor insoportablemente chulesco y estúpido justo en frente de una ventana...

La tentación era irresistible.

Mmm... Me gusta... su voz era ahora más grave y suave que antes, mientras daba pasos casi completamente silenciosos hacia el doctor, con intenciones muy malas. ver correr la sangre de mis victimas... Sonrió, y cuando ya quedaba tan solo una media distancia, dio tres pasos rápidos y puso su mano en la cabeza de Stefan, que se había dado la vuelta, de manera que la mano de Dero agarró la frente del doctor y con fuerza, la empujó hacia la ventana, haciendo que el cristal se rompiese en mil pedazos y el doctor quedase herido. Tras eso, Stefan calló al suelo, sentado y con la espalda apoyada en la pared y rodeado de muchos cristales. Probablemente estaba inconsciente. sobretodo la tuya...

Satisfecho por su trabajo, y creyendo que Stefan había quedado inconsciente, se giró y se marchó hacia el pasillo, con la mano manchada de un poco de sangre de su nuevo contrincante.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Stefan Ross el 2012-05-28, 5:41 pm

Helo allí al loquito, dándome la razón con lo que previamente había dicho. Prefería que las personas que se violaba no disfrutaran lo que les hacía. De a poco le iba sacando información… y haciéndolo enojar cada vez más. Vaya que era susceptible.

Se rió de costado cuando le dije estar equivocado acerca de que era estrecho. Seguramente no me creía. La verdad era que me importaba un bledo si me creía o no, pero detecté su sarcasmo. Luego de otras varias palabras me acerqué a la ventana para mirar hacia afuera mientras seguía intentando interrogarlo. Se me hacía interesante que me contara las cosas que le gustaba hacer a sus víctimas.

Escuché su voz, un poco más suave que el tono que venía trayendo. Parecía que iba a contarme un poco más. Se ponía interesante. ¿Así que le gustaba ver correr sangre? Por fin nos acercábamos al punto que estaba buscando. Decidí girarme porque ni loco me perdería la expresión de su cara al describir esas preferencias, pero me encontré con su mano en mi frente, tapando mi mirada.

Me empujó contra la ventana con fuerza. Yo, al estar completamente desprevenido, pegué contra ella y escuché cómo el cristal se rompía en mil pedazos y muchos de ellos se clavaban en mi cabeza, sin poder evitarlo. Ahogué un grito de dolor y quedé algo atontado debido al lugar en donde se dio el impacto, cayendo sentado de espaldas contras la pared. Algunos pedazos de vidrio cayeron a mi alrededor y eso, junto con la voz de Dero algo lejana fue lo último que escuché.

No quise abrir los ojos. Me sentía mareado y el dolor por el impacto no se hizo esperar. Me di cuenta entonces que si me quedaba en esa posición posiblemente me desmayaría. Y lo peor, el otro se escaparía. Intenté ser lo más silencioso posible y moví mis manos levemente para apoyarlas en suelo mientras entreabría los ojos: llegué a ver a Dero saliendo de la habitación. No. no permitiría que se vaya así como así después de hacerme esto. No lo haría.

Me terminé de incorporar sosteniéndome de la pared, y luego del escritorio. Allí, tomé el envión que pude y salí corriendo en dirección al interno, para abalanzarme contra él. No sabía qué iba a hacer. En realidad actué casi por instinto. Lo único que sabía era que no lo iba a dejar irse así como así. Me le tiré encima y pegué –como pude- un puñetazo en su rostro. -¡Tú maldito bastardo hijo de puta!- grité.

No me había percatado, pero a nuestro alrededor comenzaba a formarse un pequeño tumulto de gente. Con el envión que había tomado pude lograr hacer que el loco se tropezara, o eso creo que hizo porque caímos al suelo. Veía a los pies de mucha gente, y se armó un barullo. Unos enfermeros se nos acercaron con intención de separarnos. Me salí de encima de Dero –a la fuerza- porque me agarraron entre dos, a la vez que también lo agarraban a él -¡Suéltenme! ¡No he terminado con este!- ordené sacudiéndome, ahogado en rabia.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-28, 5:57 pm

Todo sucedió muy rápido: Dero había creido salir ganador de aquella discursión y a medida que daba pasos por el pasillo saliendo de la consulta se imaginaba al nuevo doctor con la cabeza sangrando. De hecho, alzó ligeramente su mano y bajó su cabeza para observar como la palma de su mano derecha estaba manchada de algunas pequeñas gotas de la sangre de Stefan. Pero de pronto sintió a alguien tras él, y a penas le dio tiempo a ver que era Stefan cuando ya cayó al suelo con este encima.

Lo había pillado de sorpresa, y recibió un puñetazo, cosa que lo cabreó, pero antes de que ambos comenzasen a pelear, ya estaban rodeados de varios enfermeros que los sujetaban. Dos sujetaban a Stefan y tan sólo uno que quedaba a Dero, de manera que el loco simplemente dio un codazo en las costillas al que le intentaba inmovilizar, y fue directo a devolverle el puñetazo a Stefan, que recibió un golpe en el labio.

¡¡Ni yo contigo cabrón!! ¡Jajajaja! Dero se dio la vuelta por pura intuición, porque sabía que el enfermero volvería a intentar inmovilizarlo y efectivamente, se había levantado para realizar tal acción, pero Dero fue más rápido y le dio un buen golpe en la nariz, dejandolo K.O. En ese momento, los dos enfermeros que sujetaban a Stefan, lo soltaron, alarmados sin saber como reaccionar; Si agarrar a Dero entre los dos, uno a stefan y otro a Dero, o marcharse y olvidarse de todo.

Aunque eso no detuvo al psicópata, que se abalanzó contra Stefan y lo lanzó al suelo, esta vez estando él encima, y cogiendolo por el cuello. Ich werde dich töten!! -¡¡Te voy a matar!!-

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Invitado el 2012-05-28, 9:15 pm

El día de hoy no le representaba mayor emoción que otros que hubiese podido tener. La realidad del caso es que solo se la había pasado fingiendo que trabajaba, leyendo las hojas clínicas de sus pacientes, así que todo estaba más que nada en un "punto muerto" por así decirlo.
De pronto, los gritos y los pasos acelerados de las personas por todo el pasillo de los consultorios, la sacó de su estado tan... monótono y la devolvió a la realidad. ¿Por qué habría tanto jaleo por ahí? Digo, sí, ya sabía que era un psiquiátrico y que es normal que los malditos locos hiciesen eso, pero.... hoy sí que no los podían controlar, al parecer.

Odiaba tener que salir de su despacho para saber que sucedía, pero la curiosidad terminó por vencerla.
Se asomó a la puerta, viendo como enfermeros, guardias y demás personal de la institución, parecían tratar de separar al que era mi "vecino" de despacho, y a un interno. Fue acercándose más, abriéndose paso entre los curiosos y la gente que trataba de ayudar a que el pleito terminase.

Observó atentamente, buscando no perder detalle, escuchando el intercambio de amenazas entre los dos y aquellos últimos golpes que intercambiaron.
-Ya vale, basta de jueguitos tontos.... ya fue suficiente.-Murmuré, acercándome detrás de aquel interno, empuñando mi tazzer de defensa personal, dándole un par de choques en la nuca para dejarle atontado unos instantes.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Dero Goi el 2012-05-29, 8:17 am

Sus manos apretaban el cuello del otro muy fuerte, con clara intención de matarlo. Los dedos se centraban en partirle la garganta haciendo presión en la tráquea cerca de la nuez mientras que Stefan, intentando respirar a duras penas pero a la vez cabreado y quizás algo asustado, agarraba los brazos de Dero con una mano, e intentaba pegarle un puñetazo con la otra, sin éxito, ya que el psicopata lo vio venir y logró esquivar el golpe.

Sonreía, notaba como la traquea iba a ceder ante la presión de sus dedos y como el aire a penas pasaba por la garganta de aquel doctor. Hör auf, mir auf den sack zu gehen! dieses gesabbel geht mir auf den wecker schwul! -No me toques los cojones! tanto parloteo me saca de quicio, maricón!- Gritó en su idioma natal, cabreado por tanta habladuría medica y tanta chulería. Mucho hablas y poco te defiendes, ¿no Capullo? Vas a morir... ¿lo sabes!? siguió aprentando. Dentro de poco, el cuello cedería ante su fuerza y la traquea se rompería. Los doctores intentaban apartar a Dero de allí sin éxito, pues este tenía mucha fuerza, y más cuando estaba centrado en aniquilar a alguien, las enfermeras sólo podían mirar horrorizadas lo que ocurría.

Aaaggh!!

Pero de repente, Dero notó en el cuello una descarga electrica bastante fuerte, molesta y dolorosa que le hizo soltar el cuello de Stefan para agarrarse el suyo propio, sorprendido ante ese dolor aunque antes de poder hacerlo, volvió a notar otra descarga y aquellos dos ataques le dejaron el cuerpo paralizado, haciendolo caer al suelo boca arriba, aún consciente. Fue entonces cuando vio a la doctora, que tenía una pistola electrica. Schlampe!! -Puta!- Gritó, insultando a la mujer y haciendo esfuerzos vanos por levantarse: su cuerpo no respondía.

Volver arriba Ir abajo

Re: Una serie de desafortunados errores [Dero y Will]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.