Afiliados Elite 00 de 40
afiliados Hermanos
Directorio

Noemí A. Toledo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Noemí A. Toledo

Mensaje por Noemí A. Toledo el 2012-03-25, 11:25 pm

Noemí Alejandra Toledo


Datos Básicos;;
Nombre Completo:Noemí Alejandra Toledo Farrow
Fecha de Nacimiento: Trece de Agosto.
Apodos: Mimí.
Edad: Trece años.
Nivel Social: Alto.

Expediente;;

Principal Grupo al que Perteneces: Trastornos disociativos.
Enfermedad: Trastorno de identidad disociativo.

Descripciones Físicas y Psicológicas;;
Descripción Física: Posee una estatura normal para su edad de 1.50, y un cuerpo delgado, aunque no en exceso. Su cabello es castaño oscuro, largo hasta la mitad de la espalda y de caída ondulada. Su piel es morena clara y de una obvia suavidad, pero lo que más enigmático es en ella, son sus ojos, de un color verde que a veces puede tornarse gris o azul dependiendo del reflejo del sol o las prendas que vista.
Nariz y labios pequeños, con algunas pecas cayendo como chispas en sus mejillas y nariz. Su forma de vestir suele ser relajada, pantalones de mezclilla, tenis y blusas con estampados de moda, aunque eso es solo si es Mimí y no una de sus personalidades.
Spoiler:

Descripción Psicológica: Mimí es una chica enérgica y alegre a más no poder. Es muy positiva y animada, siempre buscando las cosas buenas de la vida. Es una chica sencilla que coge cariño fácilmente a todo el mundo. Suele se juguetona y bromista, pero es muy inocente a decir verdad, pues poco entiende de doble sentido o comentarios sarcásticos, aunque tampoco es estúpida, puede ser intuitiva. Es muy inteligente, aprende todo con mucha facilidad y le fascina conocer cosas nuevas, aunque es algo perezosa para leer. Le gusta estar en movimiento y muchas veces busca ser el centro de atención. Puede ser sensible en ocasiones, aunque es raro que se deprima ella misma, suele rotar su personalidad escandalosamente. Es de sonrisa fácil y le gusta entender a los demás. Aun tiene ilusiones infantiles, como encontrar un príncipe azul y vivir en un palacio, aunque tampoco va gritándolo por ahí. Es madura cuando se debe, y tampoco es boca floja. Odia las vulgaridades o a las personas obscenas, por lo que se mantiene alejada de quienes lo aparenten.

Alicia: La primera en aparecer, Alicia sufre Trastorno paranoide de la personalidad en gran escala, y todos sus miedos los relaciona con el libro y película de Alicia en el País de las Maravillas, por lo que suele imaginar que la persigue un conejo o que la hora de la comida se vuelve el momento del té antes de ser entregada a la reina de corazones. Sufre bastante cuando se encuentra en ésta personalidad, por lo que deben, constantemente, administrarle sedantes para que el tiempo en el que Alicia tenga el control del cuerpo, se encuentre tranquila.

Camila: Ella sufre Trastorno de somatización, cree fervientemente que no mira, que está ciega. Realmente durante el tiempo que ella tiene control sobre el cuerpo, Mimí no puede ver nada, lo cual intensifica la desesperación. Con los años ha podido controlarlo y los ataques suelen no ser tan desastrosos, pues puede controlarse y fingir que todo está bien, solo trata de no tropezar o sufrir heridas por su, para ella, contundente ceguera. En esta etapa es muy dependiente y asustadiza.

Sofía: Es el caso más crítico a decir verdad, pues Sofía sufre de una depresión intensa, horrible de hecho. Quiere morir sin ninguna duda de ello. Básicamente llegó gracias a los malos tratos que su madre le brindaba cuando niña, debido a que la misma solía reclamarle el hecho de haber nacido, todo ese odio fue a parar en ésta personalidad, que busca todo el tiempo la forma de encontrar la muerte, aunque también es la parte más cariñosa de Mimí. Busca amor por todos los medios y suele ponerla en riesgo constantemente. Tiende a sufrir mil veces más de lo normal cualquier acontecimiento desagradable.

Biografía;;
Historia de tu Vida: Desde el nacimiento hasta el final de la niñez, todos los seres humanos están expuestos a una serie de aprendizajes que muchas veces se vuelven confusos o turbios si no son ordenados y bien explicados. Noemí nació en México, de madre y padre Estadounidenses. Ella lleva el nombre de Sophie, él, nadie lo sabe. Cuando Sophie tenía tan solo quince años fue agredida sexualmente por un desconocido en el instituto y debido a un escándalo la familia decidió viajar a México, donde residían familiares de la mujer que vendría a ser la abuela de Mimí. Nadie supo del embarazo hasta meses después, y todo eso terminó en un horrible acontecimiento. Para cuando supieron no había forma de realizar un aborto, y debían cargar con el hecho de que una niña fuese a dar a luz.

Todo el proceso fue desgastante y doloroso, por lo que finalmente decidieron darla en adopción en cuanto naciera. Sin embargo las cosas dieron un giro inesperado cuando la bebé abrió los ojos por primera vez, esos pequeños ojitos inocentes que rogaban por amor. Decidieron conservarla y que los abuelos la criarían como a una hija. Si embargo las cosas no iban muy bien. Sophie estaba estresada de haber cambiado sus hábitos normales, de País, de amigos, de escuela, y tener una nueva hermanita, y su forma de desahogo, fue Noemí.

Comentarios molestos, agresión física, heridas de mil maneras, poco a poco fue aturdiendo a la niña. Pero lo que la confundía más, es que todos los adultos les decían que debían amarse por ser hermanas. Los primeros años de Mimí, los vivió en confusión. Sin saber si Sophie la amaba, o la odiaba. Y poco a poco comenzó a actuar de distintas formas, dependiendo de las situaciones que enfrentaba.

Cuando cumplió siete años, su madre biológica se casó, y después de dos largos años, Santiago Toledo se enteró que su joven esposa, tenía no una hermana, si no una hija. Y a diferencia de lo que todos creyeron, él pidió que ella se enterase y viviera con ellos. Se realizaron los cambios de apellido y los trámites de adopción necesarios, así que de pronto el mundo de la niña dio otro giro inesperado, uno que ya no pudo soportar. En su cumpleaños número diez, apareció Alicia.
El episodio fue terrible, pues en medio de su celebración comenzó a gritar que la acechaban, que todos eran espías del conejo blanco y que quería llevarla con la reina de corazones. Intentó lastimar a una niña con la espátula que le habían dado para partir el pastel y terminó haciendo una rabieta enorme cuando Santiago la cargó para llevarla a su habitación. Gritaba a voces que no era Noemí y que todos ahí eran espías y traidores.

Pero ese no fue el último episodio preocupante. Durante casi tres meses todo fue normal para ella, Sophie ya no era una niña y comenzó a tratarla casi tan amorosamente como una madre debería, confundiéndola más. Una tarde, mientras estudiaba para un examen de su instituto, Santiago se acercó a ayudarla, en cuanto hubo llegado de su oficina, y de pronto, entre números y problemas matemáticos, Noemí comenzó a quejarse, gritando que tenía miedo y que encendieran las luces. De inmediato se dirigieron al hospital más cercano, intentando buscar respuesta a la repentina ceguera de la menor, sin embargo el doctor no encontró nada fuera de lo común. Tras un par de horas, Mimí volvió a la normalidad, sin tener la menor idea de qué hablaban todos.

Poco a poco su inestabilidad fue afectando a todos sus familiares, pues Alicia y la ahora ya identificada Camila, comenzaron a causar estragos cada vez más frecuentemente. Psiquiatras mexicanos especialistas en Trastorno de identidad disociativo la trataron, encontrándose solo con resultados obvios. Debía ser medicada inmediatamente. Alicia cada vez se volvía más paranoica, intentando hacerle daño a su madre e inclusive a sí misma. Camila tenía crisis terribles cada que aparecía, gritando desgarradoramente por el miedo de la ceguera y sufriendo terribles desmayos. Pero todos fueron pacientes. Dejó de acudir a la escuela y tomaba clases privadas, sin dejar de ser medicada a la fuerza.

El límite fue Sofía, pues con su llegada vinieron serias depresiones en las que llegó a buscar objetos punzocortantes o a pasar largas horas del día llorando en alguna esquina de su hogar.
Ese fue el clic necesario para comenzar a buscar un hospital psiquiátrico dónde internarla. Un tío de el padre de Sophie había estado en un hospital en Londres muchos años atrás por una bipolaridad terrible, y había conseguido salir mucho mejor, por lo que ese sitio fue la mejor opción aparente. Así fue como con tan solo once años y medio ella fue enviada a tal lugar, intentando lograr una notoria recuperación y alejarla de todos los peligros que pudiese encontrarse en su hogar en México.

Preferencias;;

Virtudes:
Mimí: Muy amable, respetuosa, comprensiva, cariñosa, tierna. Es detallista, sincera, delicada. Tierna y prudente. Habla español, inglés, francés e italiano.
Alicia: Es muy noble, tratará de ayudar a los que crea que estén en peligro durante sus delirios.
Camila: Muy agradecida. Es sincera y dulce.
Sofía: Muy cariñosa, extremadamente empalagosa y tierna.

Defectos:
Mimí: Puede ser algo reconrosa. Es impuntual y muy dormilona.
Alicia: Es la personalidad más desconfiada, suele ver a todos como amenazas. Tiende a lanzar golpes y patadas a quienes intenten detenerla.
Camila: Se altera con facilidad, es muy sensible.
Sofía: Demasiado confiada. Tiende a deprimirse por cualquier razón.

Gustos:
Mimí: Jugar, bailar, correr, comer(?), la música. Le gusta conocer personas y hacer experimentos.
Alicia: Sentirse segura. Los cubitos de azúcar. Los vestidos, accesorios de cabello, olor de flores.
Camila: La música, las voces bonitas.
Sofía: Las muestras de afecto. Que la mimen y abracen.

Disgustos:
Mimí: Que la ignoren, el frío extremo, estar encerrada. Tener que tomar medicamentos. No recordar nunca sus episodios. Estar lejos de su familia.
Alicia: Sentirse perseguida. Que intenten sedarla. Todo lo relacionado con Alicia en el País de las Maravillas, la aterra.
Camila: Sentirse inútil. Los mareos y nauseas.
Sofía: La soledad, el frío, el silencio, los gritos.

Manías:
Mimí: Jugar con cualquier cosa que tenga cerca.
Alicia: Golpetear el suelo con el pie.
Camila: Despeinarse.
Sofía: Morderse el labio inferior y apretarse los brazos con los dedos.

Fobias:
Hematofobia.

Debilidades:
Tiene los tobillos frágiles y constantemente se lastima.

Otros Datos de Interés:
Mimí: Es Mexicana y tiene muy marcado el acento. Es bastante vanidosa. Adora las revistas para mujeres aunque muchas veces no entienda todo lo que aparece en ellas.
Alicia: Si está en su habitación cuando Alicia la domina, suele cambiarse de ropa para verse como princesa.
Camila: Cuando está en esta personalidad se siente completamente ciega y esconde un bastón bajo su cama para prevenir accidentes, aunque Camila puede llegar sin previo aviso en cualquier otro lado.
Sofía: Solo logró cortarse una vez en casa, pues desde que llegó al centro la mantienen muy bien vigilada.

Volver arriba Ir abajo

Re: Noemí A. Toledo

Mensaje por Invitado el 2012-03-25, 11:38 pm


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.